miércoles, abril 17, 2024
More

    Baby Clash: El desafío de la llegada de un bebé en la relación de pareja

    ¿La llegada de un nuevo integrante a la familia puede ser el origen de la discordia?

    Aunque el nacimiento de un bebé es una noticia maravillosa, en ocasiones puede ocasionar problemas en una relación, no debido a la existencia del bebé en sí, sino al cambio de dinámicas que se producen entre la pareja. Este fenómeno se conoce como «Baby Clash», y muchas personas atraviesan por ello.

    Pexels

    ¿Qué es el Baby Clash?

    El término «Baby Clash» fue acuñado por el psiquiatra francés Bernard Geberowicz en su libro «El baby-clash. La pareja a prueba del niño». En español se traduce como «choque de bebé» y describe los cambios emocionales que provoca la llegada de un hijo, los cuales pueden llevar a complicaciones y momentos de prueba en la vida en pareja.

    La llegada de un bebé afecta el tiempo libre y la comunicación, muchas parejas enfrentan dificultades que no logran superar y pueden poner fin a su compromiso.

    ¿El Baby Clash lleva al divorcio?

    Entre los motivos que pueden llevar a una pareja a separarse, el Baby Clash es uno de ellos. Según el IV Observatorio de Derecho de Familia AEAFA, el desgaste y el estrés provocados por la crianza son una de las principales razones detrás de esta decisión.

    Cuidar de un bebé demanda una gran cantidad de tiempo y responsabilidad, cambia la dinámica de la pareja y requiere más que amor para mantenerse a flote.

    Las madres en las primeras etapas de la maternidad pueden experimentar depresión postparto sin darse cuenta, inundadas por pensamientos negativos, ansiedad, depresión, miedo y enojo.

    Pexels

    «La mujer experimenta importantes fluctuaciones hormonales que pueden afectar significativamente su estado de ánimo. Se asume una gran responsabilidad y la identidad se transforma para asumir un nuevo rol, lo que puede generar incertidumbre, miedo, confusión y culpa», explica la psicóloga Elena Sanz.

    Los padres también enfrentan dificultades en esta nueva dinámica. «Además, es posible que el padre se sienta desplazado del estrecho vínculo entre madre e hijo», menciona la psicóloga.

    ¿Cómo evitar el Baby Clash?

    La buena comunicación es indispensable; expresar los sentimientos es clave tanto para las madres como para los padres. Evitar el distanciamiento emocional puede ser complicado, pero buscar herramientas de convivencia y considerar la terapia puede ayudar a posponer el divorcio.

    Siguiendo los consejos de la psicóloga Elena Sanz, podemos prepararnos para este nuevo cambio antes del nacimiento. «Esto implica informarse sobre los cambios que tendrán lugar, los desafíos que se enfrentarán y la mejor manera de afrontarlos. Hablar con expertos o conocer las experiencias de otros padres puede ser de gran ayuda».

    Tener un espacio y tiempo personal es fundamental, aunque parezca casi imposible encontrarlo. Ambos padres deben organizarse para cuidar la salud mental del otro y entender que la crianza va más allá de una división equitativa del trabajo.

    Pexels

    Pedir ayuda nunca será negativo; es mejor hablar antes de que sea demasiado tarde y el vínculo con la pareja se vea afectado.

    Un bebé es una gran noticia, pero para disfrutarlo plenamente, debemos ver más allá de la visión idealizada y estar preparados para los cambios.

    Te puede interesar:

    Síndrome de la buena persona: La trampa de la bondad extrema

    4 factores clave para que tu relación sea para siempre

    ¿Cuánto dura el amor? De acuerdo a los expertos sólo 4 años

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos