viernes, julio 12, 2024
More

    Cine Mexicano, hasta el fin de los tiempos

    Nuestro cine, seguirá vivo

    México es el país que más películas de habla hispana realiza en toda América Latina, y aunque conocemos los grandes nombres que aparecen en pantalla, muchas veces olvidamos a aquellos que organizan todo para que sigamos disfrutando de estas historias, los productores y realizadores.

    Marie Claire decidió platicar con ellos, sobre lo que significa ser parte de esta industria, sus películas favoritas y los momentos que los cambiaron.

    Marco Polo Constandse
    Productor y socio de Filmadora

    Ser parte del cine mexicano es una combinación de muchas cosas: Es ser parte de una excelente tradición de cineastas con repercusión mundial, El Indio Fernández y Gabriel Figueroa, pasando por Felipe Cazals, Arturo Ripstein, Jorge Fons, y por cineastas como Amat Escalante, Michel Franco, Emanuel Lubezki, Rodrigo Prieto, Everardo González, Carlos Reygadas, Alfonso Cuarón, Alejandro Iñarritu y Guillermo Del Toro, y la responsabilidad que eso conlleva. Es ser parte de una industria que murió y renació, que hoy es más grande que nunca.

    De mi trayectoria, lo que más recuerdo fue ver ganar a Después de Lucia en Cannes, o cuando Cásese Quien Pueda quedó en primer lugar en taquilla arriba de películas de Hollywood, o tal vez cuando Guillermo del Toro presentó Vuelven en el festival de Toronto.

    Posiblemente mi película favorita sea Sólo Con Tu Pareja, ya que fue la primera película mexicana que vi que no era un clásico, de una época que no me tocó. Tenía un lenguaje actual, fresco y técnicamente pertenecía a lo que se estaba haciendo en el resto del mundo.

    Tania Benítez
    Productora

    Para mí ser parte del cine mexicano es la oportunidad de construir un legado común en donde nuestra identidad, sueños, contradicciones y complejidades se combinan con las de grandes artistas de todas las edades para dejar un testimonio vivo.

    De mi trabajo, un momento que recuerdo es estar filmando Polvo, en San Ignacio, Baja California Sur y entrar por primera vez a la tienda de la familia de Chema Yazpik que jugaba con uno de los sets en la película. Ahí entendí dos cosas, la primera, que trabajamos en una máquina del tiempo que nos permite vivir y hacer sentir realidades que hoy ya no existen y segundo, que para mi es muy importante contar historias que reflejen el corazón de los realizadores.

    Mi película favorita del cine mexicano en general es probablemente Una Familia de Tantas; Alejandro Galindo me parece uno de los grandes cineastas de México, me encanta el retrato familiar, la cotidianeidad y el enfrentamiento con el cambio.

    Beto López
    Productor

    Formar parte del cine mexicano es un sueño cumplido, pero al mismo tiempo una responsabilidad de contar historias que diviertan pero también que inspiren.

    Creo que la mejor experiencia que he vivido en esta industria es estar en la proyección de una película en la que participaste y escuchar las carcajadas de la gente ante una escena que te tocó presenciar cuando sólo era una idea en una hoja de papel.

    Elegir sólo una película favorita de todo nuestro cine es difícil, pero pienso que por el momento que significó para mí, debo decir Amores Perros. Presenciar una película mexicana tan diferente a lo que se venía haciendo, me inspiró a dedicarme a esto con la fe de que se podían contar nuevas historias.

    Alejandro Sugich
    Productor y Director

    Ser parte de la industria del cine en México es un orgullo para mí. El Cine Mexicano tiene mucho prestigio a nivel mundial. Antes el objetivo de muchos era iniciar acá para después pedir una oportunidad en Hollywood, hoy eso ya no es la única opción, puedes producir de forma óptima en nuestro país, contar las historias que te marcaron por ser mexicano y ser sustentable.

    Cada película está llena de experiencias y aventuras, pero aún recuerdo mi primer película como director. Esta fue inspirada en mis propias vivencias, que me llevaron a tomar la decisión de dedicarme al cine. El filmar en los lugares reales donde crecí fue algo mágico; es como hacer un trailer de tu vida donde vuelves a vivir los colores, los olores y la percepción del momento; es ayudar a la memoria a regresar a ese ayer que fue importante para ti, un lujo.

    Las películas que me ayudaron a motivarme a hacer cine son: Callejón De Los Milagros, Crónos, Solo Con Tu Pareja, Amores Perros y Bienvenido – Welcome. Además de grandiosas, son cintas que se hicieron desde la pasión de hacer cine. Yo nací en Sonora, para mí, la posibilidad de hacerlo era casi nula, pero el ver estas películas y conocer los sacrificios con los que se hicieron me motivó a buscar cómo hacer cine de calidad descubriendo que en ocasiones la creatividad deriva de las necesidades.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos