sábado, abril 20, 2024
More

    El arte terapéutico de Louise Bourgeois

    La honestidad en el arte

    Louise Bourgeois es una artista y escultora francesa, que desarrolló su obra más íntima a través de distintas corrientes artísticas, donde plasmó su miedos más profundos y la relación consigo misma.

    Pocos son los artistas que se muestran tan honestos, reales y sinceros en sus obras, como lo demostró ser la artista y escultora francesa.

    Considerada como una de las creadoras más influyentes del siglo XX, su arte se le atribuye a la revolución-una lucha interna consigo misma y con sus miedos más profundos-.

    Cada una de sus piezas está ligada a su experiencia de vida, infancia y entorno familiar, que de alguna manera forjaron su carácter artístico.

    Louise Bourgeois, nació un 25 de diciembre de 1911, en París, Francia, creció rodeada entre textiles, ya que su familia se dedicaba a la restauración, confección y venta de tapices.

    En los años 30, Louise estudió matemáticas y filosofía en la Sorbona. Su vida fue de todo, incluso inestable ya que en 1932, muere su madre a causa de la gripe española, este hecho le causó una gran depresión y fue el inicio de su acercamiento hacia las artes visuales.

    Louise se inició en varias escuelas y programas en París, incluso en los talleres de Fernando Léger y L’Ecole du Louvre. Seguido de su preparación, ya en el año 1938, la artista creó su propia galería de arte y, en ese misma fecha se casó con el historiador de arte, el estaodunidense Robert Goldwater y se mudó a Nueva York.

    Con su llegada a norteamérica, Louise se convirtió en miembro fundador de la New York School-una escuela para poetas, músicos, bailarines y pintores-.

    Adaptándose a su nueva vida, comienza su interés por el grabado y por el arte tridimensional. A mediados de los años 40, crea su primera serie de esculturas en madera y, en 1945, inaugura su primera exposición en solitario en Bertha Schaefer Gallery de Nueva York.

    En esa época, el expresionismo abstracto surge con fuerza y se pone en contacto con los artistas más representativos del movimiento como Rotho, Kooning y Pollock.

    Tras la muerte de su padre en 1951, Louise se introdujo en el psicoanálisis con el doctor Henry Lowenfeld, una práctica que mantuvo hasta 1985. Como artista, las obras de Louise se definen por representar los traumas de su infancia y sacar sus emociones a través de elementos como la madera, el hilo y el papel, pero también materiales reciclados como cristal y caucho.

    A lo largo de su expresión artística, las relaciones humanas, el dolor, la inseguridad y el cuerpo fueron el margen de exploración dentro de su obra, siendo Maman-una araña gigante de bronce, acero y mármol, una de sus esculturas más ambiciosas.

    Tuve exposiciones individuales de pintura, seguidas de esculturas e instalaciones. Ha expuesto en diferentes museos del mundo, uno de ellos, el Palacio de Bellas Artes, en Ciudad de México. Louise, falleció el 31 de mayo de 2010, en Manhattan.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos