sábado, abril 13, 2024
More

    El Ballet que quedó atrapado en París por la guerra

    El 24 de febrero de 2022 el mundo entero supo que una nueva guerra se desarrollaba en Europa, en esta ocasión el conflicto entre Ucrania y Rusia, que lleva ya cuatro meses y 26 días a la fecha de esta nota. Los grandes perdedores son cientos de miles de personas que han sido desplazadas, aunque también la cultura.

    Los primeros reportes indicaban que investigadores, periodistas, artistas y músicos, se quedaron atrás para reservar las obras de arte que habitan en los distintos museos de Kiev, aunque hubieron otros que estaban fuera de casa y quedaron atrapados.

    Estoy hablando del Kyiv City Ballet (Ballet de la Ciudad de Kiev), que se encuentra sobreviviendo como invitado en el Théâtre du Châtelet en París, donde dieron una presentación en la misma fecha en que su hogar entraba en guerra, razón por la que no pudieron volver.

    Bajo la dirección de Ivan Kozlov, de 39 años, y su esposa, Ekaterina Kozlova, de 30, estos 38 jóvenes de entre 18 y 22 años están a la espera de que algo cambie, de volver con sus familias, mientras encuentran el refugio espiritual en el baile.

    Fotos: Pexels.com

    La mayoría de estos artistas llegaron a París el 23 de febrero, donde estarían únicamente dos semanas presentando El Cascanueces, pero inmediatamente se dieron cuenta que no podrían volver, así que la alcalde de la ciudad, Anne Hidalgo, consideró que la mejor opción era que se adaptaran algunas habitaciones en el Théâtre du Châtelet.

    El Ballet de la Ciudad de Kiev puede utilizar todos los espacios de ensayos del lugar, y de hecho pueden tomar clases totalmente gratuitas para mejorar su danza, algo que habría costado miles de dólares si tuvieran que pagar el espacio para 38 personas.

    Cuando cuestionados sobre las sanciones que Rusia ha recibido por parte del mundo, sobre todo en lo cultural, poniendo por ejemplo la salida del participante ruso de Eurovision, o la cancelación del Ballet Bolshoi de distintas fechas que tenía confirmadas en Gran Bretaña y otras partes del mundo, el director Koslov comparte lo que muchos pensamos, la cancelación no llega a nada.

    «Si cancelamos la historia, ¿cómo ayuda eso a Ucrania?», indica a un medio de comunicación.

    Estos artistas están siendo una verdadera reflexión en tiempos de guerra para todos nosotros, y lo mucho que debemos valorar la paz, peleando sin violencia por ella para que podamos crear lo que más amamos, estar con nuestros seres queridos, pero sobre todo, encontrar el alimento que nuestro espíritu necesita todos los días.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos