domingo, julio 21, 2024
More

    El mundo del vino, un gran espacio para las mujeres

    Aunque parece que el mundo del vino es sólo para hombres, hay mujeres que están cambiando el juego

    Platicamos con María Fernanda Loyo Loyola, quien ha dirigido estratégicamente el desarrollo de marcas como: Casillero del Diablo, Reservado y la marca ícono Chilena: Don Melchor. 

    Siendo una verdadera conocedora de la industria vinícola, que además se ha convertido en una inspiración para las mujeres, invitándolas a seguir sus pasos, así como retomar el arte de tomar vino.

    EL MUNDO DEL VINO DE ACUERDO A FERNANDA LOYO LOYOLA

    Con una larga trayectoria en el mundo del vino, nos relata, desde su trinchera, el orgullo que le da formar parte de este universo, y cómo abre puertas para las nuevas generaciones.

    mundo del vino maria Fernanda loyo Loyola
    Foto: Cortesía

    ¿Cómo es la industria del vino en cuestión de apertura en puestos de liderazgo para las mujeres?

    Como en todas las industrias, hoy en día veo muchos más puestos de liderazgo de mujeres y esto me llena de orgullo.

    Hoy, no sólo estamos en puestos de liderazgo sino en los sectores Agrícolas, Enológicos y de Sommeliers.

    Veo una apertura total a integrarnos en la industria con el afán de seguir creciendo y poder traer experiencias a los consumidores.

    ¿Qué consejo le das a las mujeres que buscan dedicarse a la industria del vino?

    El mismo que daría en cualquier industria, comprométete y asegúrate que te apasiona lo que vas a hacer.

    En esta industria, sobre todo, siempre sugiero a mi equipo lo siguiente: “sé curiosa, esta categoría requiere de mucho conocimiento, entendimiento, estudio y no siempre te va a llegar a las manos, tienes que tener la proactividad para buscar la información, entender, preguntar e investigar”.

    mundo del vino maria Fernanda loyo Loyola
    Foto: Cortesía

    ¿Cómo ha sido tu trayectoria a lo largo del tiempo en la industria y qué lecciones te ha dejado?

    Mi trayectoria ha sido positiva y llena de retos. No sólo en la categoría per sé, si no también como compañía.

    Cuando me incorporé a Concha y Toro, la empresa tenía tres años en México y era muy lineal; en ese entonces, mi reto personal fue entrar como a una “Startup de consumo masivo” reportando a una empresa en proceso de creación pero al mismo tiempo a una empresa a nivel global.

    Actualmente, uno de los retos al que nos enfrentamos constantemente es a lo que llamamos “cambia la llanta de la bicicleta mientras estás pedaleando” pues todo tiene que pasar muy rápido. 

    Hoy llevo 8 años en la compañía y actualmente he alcanzado la dirección de marketing, lo cual es un gran logro y aprendizaje en mi trayectoria profesional. 

    Y en cuanto a lecciones en la industria, es el gran aprendizaje y conocimiento que tengo hoy, tanto de la categoría de vinos como de las marcas de la compañía y otras marcas del mercado. 

    ¿Cuál ha sido el mejor consejo que has recibido en tu profesión? Y ¿para tu vida?

    Para mi profesión, fue por parte de una Gerente de mis anteriores trabajos cuando yo estaba muy junior, “siempre te tienes que comportar como si tuvieras dos niveles arriba que el tuyo, si eres un Brand Assistant, tienes que comportarte como un Manager Jr. porque al final eso demuestra madurez pero también demuestra tu desenvolvimiento estratégico en una compañía”. 

    En mi vida, el mayor consejo que me han dado vino de mi papá: “siempre lucha por lo que quieres y trabaja duro para ello, no todo es un regalo pero lo que trabajes duro va a pasar”. 

    Si pudieras cambiar algo en la industria del vino ¿qué sería?

    No le cambiaría nada, la amo tal cual es. Lo único que le agregaría es la posibilidad de que todos, como industria, seamos más sencillos en cómo vendemos nuestros vinos, nuestros productos y cómo le hablamos al consumidor. 

    A lo mejor, lo que me gustaría transformar en México desde mi puesto, es que los y las mexicanas le pierdan el miedo al vino, que no crean que es solamente un producto de lujo o para ciertas celebraciones, sino que es un producto increíble con el que puedes acompañar tus comidas del día a día y disfrutar una copa, como disfrutas un postre. 

    Foto: Cortesía

    Concha y Toro es una marca de larga tradición ¿cómo lo vives en tu trabajo?

    Concha y Toro es una compañía global que tiene más de 130 años de historia en el mundo, la cual siempre trata de ir  a la vanguardia sobre todo en temas sustentables, de desarrollo agrícola, investigación, y desarrollo de marcas.

    Su tradición nos favorece por el expertise que tiene en la categoría de vinos y hoy Concha y Toro Family of Wineries ha expandido su portafolio a diferentes orígenes como Argentina con Trivento y California con Fetzer Vineyards. 

    Creo que más que hablar de algo tradicional, lo que ayuda en el tiempo y la longevidad que tiene la marca , así como es el compromiso del desarrollo de la categoría y que sin duda, las marcas son su prioridad.

    Incluso, la inversión de marketing que hay en México y en el mundo es muy valiosa. Y para mí, trabajar en una compañía que tiene esta tradición, estos valores de innovación, de respeto al medio ambiente, a los empleados, etc. es increíble porque son los valores con los que yo también crecí.

    Por último ¿qué consejo le das a las mujeres que buscan un puesto de liderazgo como el tuyo?

    Ser apasionadas en el desarrollo de sus carreras, asegurarse que aman lo que hacen día con día y también rodearse de gente que las puede enseñar y retarlas cada día. 

    SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @MARIECLAIRE_LA

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos