jueves, mayo 30, 2024
More

    Elsa y Elmar, viajando al corazón de una estrella

    Más que un mar, la cantante es una luz en el cielo

    Cuando decidió cambiar su nombre para comenzar su carrera artística, Elsa y Elmar pensó que sería ese porque su proyecto no era algo de una sola persona, sino de muchos, de mares, pero al platicar con ella a mí me parece que más que eso es una estrella.

    Su forma de hacer música está relacionada con su propio ser, pero también con lo que sus fans quieren escuchar y con lo que le llega como inspiración. Su arte, que la ha acompañado desde niña, comienza con el sonido de una guitarra, con la cual compuso «Como Acaba», su más reciente tema.

    TAMBIÉN LEE: Date Night, un poderoso film con Beyoncé y Jay-Z para Tiffany & Co

    Marie Claire tuvo la oportunidad de sentarse a charlar con Elsa y Elmar sobre esta producción, haciéndole preguntas que nos respondieran el cómo acaba… siendo cantante, escritora y mujer.

    Foto: Cortesía Sony

    ¿Cómo acaba siendo cantante?

    Yo soy la mujer que creció en una ciudad pequeña, en una familia en donde no era una opción ser artista, y luego descubrí mi gusto musical. Desde muy pequeñita compongo canciones, me puedo acordar de mí misma desde los seis años haciendo canciones de las vacaciones, después de los novios de mis amigas, después de mis novios, de mi perro, de lo que me gustaba comer, todo siempre era una canción; para mí acabar siendo cantante es un poco de terquedad, a seguir jugando a lo que jugaba desde pequeña. La historia después sigue con trabajar, trabajar, trabajar, tocar puertas, encontrar la que sí te abren, y cruzar y después ver qué hay después.

    ¿Cómo acaba una mujer convirtiéndose en escritora y plasmando sus sentimientos en una melodía?

    Necesita tener los modelos a su alrededor de mujeres fuertes, y que tienen el valor de hacer lo que deben hacer en el mundo. Para mí fue mi mamá, y ver que ella era la que sostenía a la familia, y mi abuela, su mamá, también era la que trabajaba. Para mí nunca fue una duda que una mujer podría hacer lo que quisiera ser, porque ellas tenían que trabajar y sostener a su familia, y yo, gracias a lo que ellas hicieron me di cuenta que yo podía ser escritora, porque me gustaba esto, y continuar haciendo lo que amaba.

    Cortesía Sony

    ¿Cómo acabas escribiendo «Cómo acaba»?

    Ya había cerrado las canciones del disco, y simplemente fue una respuesta a una situación muy real. Estuve muy cerca de reencontrarme con la persona que causó este disco, pero por cosas del destino no me lo encontraba, y lo único que me llegaban eran historias de cómo estaba esta persona, y cuando ya estaba en mi casa, con una sensación de melancolía, preguntándome cómo tienen que terminar las cosas, pensé «¡qué bueno que no me lo encontré, que las cosas son así!», porque jamás repetiría eso, desde donde estoy no cambiaría nada de lo que pasó pero no lo continuaría, y así bajé la canción en 10 minutos.

    ¿Cómo acaba un día de grabación?

    La compuse en mi casa con mi guitarra, me acuerdo que la escribí en un Block de hojas gigante, de esos de clases, porque para mí componer es algo muy visual, tengo que escribir, tengo que rayar, tener una pasión escribiendo en algo físico. Después grabé un demo, teniendo en mente que «Como Acaba» es la continuación de otra canción que yo tengo que se llama «Ojos Noche», yo sabía que de alguna manera esos dos temas tenían que conectar, porque una es el resultado de lo que aprendí de un sufrimiento del que hablo en la otra. Un tiempo después pensé en los productores de mis sueños; por alguna razón esta la había dejado para el final, porque no había aterrizado el productor que yo dijera «bueno, este es». Por azares del destino contacte a Malay, que ha trabajado con artistas con Lorde, Frank Ocean, Zayn, de los que yo veo y digo «¡Dios mío!». La escuchó y le pareció muy linda, y me pidió que fuera a Los Ángeles a su estudio para grabarla. Fue impresionante porque esta es la primera vez que yo trabajo con un productor que no habla español, y para mí la letra es todo, la historia de la canción es todo. Fue algo que no puedo explicar, porque pudo conectarse, y es como si estuviéramos hablando a través de la música.

    ¿Cómo acaba Elmar en tu nombre?

    No quería tener el nombre de una solista estrella del pop, quise jugar con mi mismo nombre y con lo que me identificaba. Quería algo que cuando me dijeran ese nombre yo volteara, porque imagínate llamarte distinto. Elsa y Elmar me separa del humano que soy, me permite crear, me permite que no todo tenga qué ver conmigo como persona, y al mismo tiempo me recuerda que esto es gracias a mucha gente, un mar de gente. Hace todo el sentido ser un colectivo, todos están incluidos.

    SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @marieclaire_la

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos