viernes, mayo 20, 2022
More

    Regina Pavón, la ansiedad y Dulce Obsesión

    La actriz nos habla de lo difícil que es para ella enfrentar la ansiedad y de su nuevo proyecto

    Aunque comenzó su carrera muy temprana edad, con a penas 11 años, Regina Pavón ha encontrado su camino a series tan populares como Oscuro Deseo o Monarca, que la han lanzado al estrellato.

    En esta ocasión, platicó con Marie Claire sobre su nueva película Dulce Obsesión, un trailer que se ha convertido en un proyecto especial por dar vida a una joven con ansiedad, un padecimiento que ella misma ha vivido.

    ¿Qué te hizo decir yo quiero hacer el papel de Ana?

    Jim McNamara me insistió, lo conozco desde que hice No Manches Frida. Mi manager me dijo que tenían este casting, para una película, la idea era mandarlo y ver qué pasaba, pero yo tenía un viaje planeado porque yo tenían un proyecto hasta noviembre, me quería ir de vacaciones y de pronto esto salió así de la nada, y cuando me dijeron “sí, te quieren a ti”, leí el guión y le dije a mi mejor amiga, “lo siento, nos vamos en un mes, no me puedo ir (al viaje) ahorita”.

    Y además es tu primer protagónico…

    Para mí es increíble que hayan confiado en mí para hacer por primera vez un protagónico, de un largometraje, eso era algo importante de cargar en mis hombros, y también porque era un thriller, ya había hecho uno pero era muy distinto, porque al final en Dulce Obsesión, aunque yo ya sabía lo que iba a pasar no sabía por qué, entonces todo el tiempo me mantenía en un ritmo muy fuerte, y justamente esa fue la razón por la que le dije que sí a Ana, y sobre todo el poder explorar la ansiedad, porque además yo la sufro, y de una manera muy distinta porque aquí Ana tiene cosas que viene guardando de mucho tiempo y que explotan en un momento.

    Muchos sufrimos de ansiedad y no se diagnostica tan fácil, ¿tú cómo la manejas?

    La manejo como puedo. Yo me dedico a algo en lo que es un poco complicado el sufrir de ansiedad porque no puedes quitarla por completo. Me apasiona mucho mi trabajo pero no puedo estresarme, si tengo escenas importantes, como ahorita que tengo un proyecto, a veces llego a mi casa a llorar de estrés, y todo estaba bien, sólo era estrés, y nos toca tener que identificar, cada persona debe saber cuando es sólo estrés y cuando ya es ansiedad, cuando es algo que ya está en ti, que es permanente, es algo que te hace estar pensando en el futuro todo el tiempo y no puedes estar aquí tranquilo.

    Sólo se logra con terapia, ¿no?

    Yo le recomendaría a todo el mundo que fueran a terapia, es lo mejor que te puede pasar, y quitarnos esa idea de que estás loco si vas a terapia, yo creo que a todo el mundo le viene bien. Los actores lo necesitamos más para estar como bien, pero todos necesitamos encontrar cosas que nos hagan sentir tranquilos, para mí el yoga y la meditación me ayudan mucho, también hacer ejercicio, lo que sea, pero sí identificar, porque no es normal vivir así.

    Llevas media vida actuando…

    Sí, el otro día estaba haciendo cuentas con mi mamá y sí, empecé a los 11 años.

    ¿Cómo le haces para no elegir un papel por la presión de elegirlo, sino porque te gusta?

    Con el tiempo empiezas a tener mucha más credibilidad como actriz. Al principio, como empecé haciendo comedia, la gente cree que como haces ese tipo de películas no eres buen actor, o que sólo puedes hacer eso. Después Monarca me ayudó a tener mucha más credibilidad y ahora con Oscuro Deseo, poco a poco he ido llegando a un punto en mi carrera en el que me doy cuenta que sí puedo leer un guión y decir “sí me gusta este personaje y lo quiero hacer”, o decir “no me gusta, y no lo quiero hacer”, y eso también está bien porque así todos los personajes que haga los haré con todo, sino mejor no hacerlos, y aunque un manager te aconseje, o un amigo, al final tú tomas la decisión.

    Algo muy difícil si le mezclamos las redes sociales…

    Ahora hay mucha presión, aunque no seas una figura pública, con las redes sociales ves que todo el mundo está haciendo cosas todo el tiempo, triunfando, etc, y creo que centrarte en ti es lo que más ayuda. Si te pones a ver que está haciendo el otro, sólo generas una ansiedad terrible. Otra cosa son los comentarios negativos, no debemos escucharlos, porque no nos suman. Debemos tomar las cosas de quien vienen, y si es un consejo que te suma tómalo, pero si te afecta déjalo ir.

    ¿Cuál es la filosofía con la que riges tu vida?

    Tener claro por qué haces las cosas, para mí eso es importante, saber por qué las estoy haciendo, el escoger bien los proyectos, porque cuando tienes ansiedad necesitas algo que te apasione para que te levantes de la cama. Este es tu trabajo, pero debes encontrar cosas que te gusten además del día a día. Mi consejo para los demás es que hagan tres cosas al día que los apasionen, no sé, pintar, tomarte un café, no sé, cosas que te llenen de armonía. Yo tengo dos frases, de hecho las tengo tatuadas, una es “hazlo interesante y con talento” y la otra es “no es bueno, no es malo, es tuyo”.

    spot_img
    spot_img

    Otros artículos