martes, junio 18, 2024
More

    Coachella y cómo evolucionó el estilo de boho chic a lo simple

    La estética en el famoso festival de Indio, California, se ha transformado…

    Vanessa Hudgens se ganó por mérito propio, el título de «la reina de Coachella», luego de convertirse en una asistente honoraria que edición tras edición sorprendía con peculiares looks que reflejaban el estilo boho chic, mismo que ella adoptaba en su vida cotidiana en aquella primera y segunda década de los 00′.

    Entre flecos, ante, estampados psicodélicos e incluso croché junto con botas vaqueras y pelo trenzado, aunque ella se convirtió en la máxima exponente, había otras celebridades como Alessandra Ambrosio y la misma Selena Gomez, quienes se distinguían por seguir esa estética en el famoso festival de Indio, California.

    La moda ha evolucionado e inevitablemente, las nuevas generaciones han dejado atrás aquel estilo que se consideraba casi como obligatorio en Coachella, de lo cual pudimos ser testigos en el primer fin de semana de la edición 2023.

    ¿Qué pasó con el boho chic en Coachella?

    Todo apunta a que el boho chic se quedó junto a Vanessa Hudgens y Austin Butler en aquel 2010, cuando incluso sorprendían de la mano en match looks, lo de hoy es apostar por lo simple, sencillo e incluso aburrido. Ya ni siquiera algo aesthetic.

    ¿A qué se debe dicho fenómeno? Después de que el llamado «look festivalero» fuera considerado como una de las tendencias más importantes, todo apunta a que después de la pandemia, la mentalidad y el estilo cambio, apostando por lo comfy y effortless.

    Aquellos denim short deshilachados, con sandalias de gladiador y kimonos, junto con coronas y lentes hippies, no se convirtieron en las piezas principales de Coachella 2023. Ahora, todo parecía contemplar una paleta minimalista, en la que los estampados y flores en primavera no figuraron.

    El máximo ejemplo fue Kendall Jenner, quien hace unos años asistía al festival junto a su hermana Kylie Jenner y Selena Gomez, la modelo fue vista en chaleco de ante, joyería y faldas vaporosas, con tocados en la cabeza; este año, fue captada apoyando a su novio (no oficial) Bad Bunny, con un pantalón negro y playera blanca, como una salida al súper.

    Lo anterior no es genérico porque siguen asistiendo personas fieles a la estética del festival como Alessandra Ambrosio (con un toque más aesthetic) y Leonie Hanne.

    ¿Qué le pasó a Coachella? ¿Es falta de creatividad o simplemente se le está poniendo más atención a lo verdaderamente importante: la música? Probablemente lo segundo sigue sin ser opción, tomando en cuenta la falta de euforia del público durante la presentación de Gorillaz.

    Definitivamente, los tiempos han cambiado, esto no es una crítica, simplemente una observación que surgió de la más reciente edición de Coachella. Estamos al pendiente del segundo fin de semana.

    Te puede interesar:

    Zac Efron empieza a seguir a Vanessa Hudgens en Instagram

    Bratty, la única mujer mexicana en Coachella 2023

    BLACKPINK rompe récord y sorprende con su show en Coachella

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos