sábado, abril 13, 2024
More

    Gina Rodríguez nos habla sobre la importancia del amor propio en las latinas

    La carrera de Gina Rodríguez cambió gracias a Jane the Virgin, aquella chica de familia latina que siendo virgen quedó embarazada por un error médico. Desde entonces, ha aprovechado cada oportunidad que tiene para apoyar a los latinos y sobre todo a las latinas para que encuentren su voz y se hagan sentir. Tanto así que empezó su propia compañía productora llamada I can and I will (Yo puedo y lo haré).

    Gina ha estrenado una comedia romántica en Amazon Prime Video, que es ideal para este fin de semana de San Valentin. I Want You Back gira alrededor de Peter (Charlie Day) y Emma (Jenny Slate) quienes son unos completos desconocidos, pero cuando se conocen, una cosa les une al instante: ambos fueron abandonados inesperadamente por sus respectivas parejas, Anne (Gina Rodríguez) y Noah (Scott Eastwood), el mismo fin de semana.

    Por esto Marie Claire habló con ella sobre la búsqueda de ese amor propio antes de buscar algo por fuera. El camino de sus sueños y otras cosas más.

    Gina Rodríguez es un placer hablar contigo, ver como crece tu carrera y como sigues luchando por las historias latinas.

    Gracias, lo estoy intentando, Mónica, lo estoy intentando fuertemente.

    Esta comedia romántica en la que haces el papel de Anne. Ella busca el amor, pero la verdad es que no todos sabemos lo que es de verdad ese sentimiento, ¿es algo muy complicado?

    Claro que sí, el amor es complicado por nuestro ego. Porque cuando el ego entra empieza a querer más cosas de las que la persona necesita en cuanto al amor. Creo que Anne tiene esta idea de que la persona con quien está la frena, y no puede ser esta persona que quiere ser y salta a alguien más para ver si lo consigue y lo que descubre es que eso está dentro de ella misma. Me gusta mucho esa lección porque yo tuve que aprender esa lección. Yo estaba buscando amor propio en mi pareja en vez de en mí misma.

    Eso es algo que a muchas nos enseñan sobre todo en las familias latinas. Primero es la familia, primero son los hijos y todo lo demás antes que nosotras mismas. Necesitamos cambiar eso.

    Definitivamente fui criada de la misma forma y tenemos total respeto por nuestra madre quien hizo todo. Ella cocinó, limpió, nos alistaba para la escuela, nos ayudaba con las tareas mientras mi padre, quien era un hombre grandioso, no hacía esas cosas. Y aprendí de mi madre a poner tanta gente por en frente mío, aunque respeto lo que ella estaba dispuesta a hacer por otros, ahora que ya está mayor ella me dice “Cuida de ti, yo debería haber cuidado de mí y ahora lo estoy haciendo”. Veo a mi madre empezar a cuidar de ella misma en sus 60, a la vez que nos aconseja lo mismo. Ella se emociona mucho cuando hablamos de eso y se emociona por mis sobrinas que tendrán unas vidas diferentes. Ella sabe que tendrán una cultura diferente a seguir en la expansión de cómo las mujeres pueden cuidarse a sí mismas primero y entonces cuidar a los demás.

    Porque si estás bien contigo, todo a tu alrededor cambia…

    Siempre, no vas a herir a otros si eres feliz. La gente hiere, pero si estás llena y feliz, puedes dar y recibir, puedes explorar, pero hay que empezar por el número uno.

    ¿A qué edad empezaste a cambiar esa idea con la que crecimos?

    Sigo trabajando en eso, yo todavía pongo a otros antes que a mí. Como una mujer casada ahora me sorprendo a mí misma poniendo a mi pareja por encima mío y sin él pedirme que lo haga. Lo hago porque estoy acostumbrada a hacer eso. Y en momentos tengo que frenarme y decirme: “Hey es que ni siquiera quiero hacer esto”, y estoy aprendiendo.

    ¿Cómo podemos cambiar las latinas?

    Sólo puedo hablar por lo que ha sido mi camino así que cualquier consejo que doy a alguien realmente me lo estoy dando a mí misma. Bien. No soy perfecta ni mucho menos, estoy aprendiendo algo nuevo cada día, pero lo que voy a decir es que latinas son las mayores propietarias de negocios pequeños en Estados Unidos, estoy casi segura de eso. Este hecho por sí solo muestra que somos imparables. Tenemos esta fuerza porque nos han enseñado a cuidar de todos los demás y luego a nosotras mismas tenemos mucho que dar y ese poder que empezamos también a darnos a nosotras todo ese tiempo, toda esa paciencia, toda esa gracia y nos dimos cuenta que somos capaces de mucho más. Miro a nuestras comunidades, porque somos muchas, y los latinos vienen de tantas culturas diferentes, y la similitud número uno entre todos es trabajo duro, pasión, amor y esas cosas en común cuando no te rindes y aprendes a usar lo que tenemos tú vas a encontrar el éxito. Nunca pares, persevera, ayudémonos los unos a otros, creo que cuando ayudas a otra gente a tener éxito, tú también tendrás éxito. Siempre me doy este consejo a mí misma, porque por mucho que se lo dé a otra gente, sólo es bueno si lo haces, así que estoy intentando hacerlo.

    Cuando perseguimos nuestros sueños hay momentos en que nos decimos: «¿Oh Dios me equivoqué, será que esto sí se hará realidad?», ¿te ha pasado, qué te mantuvo motivada?

    Yo he estado pensando en que fue lo que me ayudó en esos momentos en los que me sentí con miedo o rechazada. No sé lo que ayuda más en esos momentos. Es muy duro saber que estás básicamente afligido, le estás haciendo un duelo a tus expectativas de lo que piensas que debe ser. Creo que lo que me ayudó fue decirme, qué tal si me deshago de la expectativas, la línea de tiempo, si me digo a mí misma que voy a hacer esto durante toda la vida, no voy a hacer esto durante dos años, y cada vez que me sentía como qué es lo que estoy haciendo, por qué estoy haciendo esto, nunca lo voy a conseguir, seguía recordando que lo que amas es esto, así que vas a hacerlo durante toda la vida, así que si quieres hacer algo y amas algo con más que todo lo que hay en tu alma, y eso trae toda la pasión de la vida dentro de ti, porque puede llevar toda la vida. y cuando te sientes y cuando me sentí como oh Dios mío lo que era lo que estaba pensando esto nunca va a suceder para mí. Acabo de recordar, pero esto es todo lo que quiero hacer, así que si lo hago cuando esté en los 60 o en los 80 voy a ser feliz porque voy a hacer lo que quería hacer. Yo hice Jane the virgin a los 30. Para mí fueron muchos años de intentarlo, muchos años de gente diciéndome que no, muchos años pensando que nunca iba a pasar y muchos años diciéndome que no lo iba a saber si no le daba todo el tiempo del mundo. Estás garantizado a fallar si desistes, y también está bien porque puedes decir que no quieres seguir haciendo esto más, pero cualquiera que sea tu pasión en la vida no te rindas lo vas a lograr eventualmente. Mis sueños no tenían instrucciones, no sabía cómo se suponía que debía hacerlo, ni cómo debía lucir. Nadie te puede preparar para tu propia vida, pero puedo decir que esto es todo lo que quiero hacer así sea en mi patio. El arte es lo único que me hace sentir viva. Cambiar lo que nos inculcaron de niñas está logrando que las latinas estén triunfando como dueñas de pequeños negocios en los Estados Unidos.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos