miércoles, febrero 21, 2024
More
    1x1 Pixel Ad Ad

    Haute Couture SS24: Simone Rocha reimagina el universo de Jean Paul Gaultier

    Simone Rocha presenta en París su visión de Jean Paul Gaultier y el resultado es una belleza suspirante y poética

    De todas las colaboraciones, esta podría serla que más hemos esperado de Jean Paul Gaultier. Esta temporada, el diseñador francés invitó a Simone Rocha a crear una colección de Alta Costura para su marca. Como es el caso de muchos invitados anteriores, este es su primer acercamiento al extraordinario mundo de la Alta Costura. Es aquí donde Rocha expande su universo que, aunque pareciera ser completamente opuesto al de Gaultier, encuentra puntos de conexón inesperados.

    Simone Rocha se caracteriza por crear colecciones como las rosas que sostienen algunas de sus modelos, hermosas y con espinas. Su mundo entreteje fascinaciones, subculturas y leyendas tanto de su lado irlandés como su herencia china con una sensibilidad híperfemenina.

    Los códigos estéticos de Jean Paul Gaultier, según Simone Rocha

    La presentación comienza con un vestido con miriñaque con motivos pintados a mano que recuerdan a su colección Les Tatouages de 1994. Desde ahí se desenvuelve una tensión entre siluetas ceñidas y volúmenes explosivos. Es en la corsetería donde encontramos un vínculo clave entre Simone y Jean Paul. Rocha responde a su búsqueda de la feminidad con el archivo de Gaultier explorando siluetas que exageran caderas y cintura a través de corsés, miriñaques y aplicaciones de flores, perlas y cristales.

    Abrigos y vestidos por igual hacen referencia al Cone Bra que diseñó para Madonna, recreándolo y reinterpretándolo como copas puntiagudas. La camisa se convierte en una explosión de tul como un recuerdo a colecciones previas de ambos creativos.

    Energías y recuerdos del pasado

    La colección se desenvuelve en un ambiente místico. Modelos emergen de la oscuridad en el salón de un palacio decimonónico con piso plateado y ecos de música clásica de fondo. Algunas se cubren de joyas la mirada y los labios, un gesto de belleza desafiante. Mechones de cabello se convierten en accesorios. Los zapatos son tomados del guardarropa masculino o son tacones de plataforma de plexiglass que hacen ver como si flotaran las mujeres que los usan.

    Los motivos decorativos de la colección evocan energía femenina en la característica paleta de colores de Simone donde predominan el nude con blanco, negro y rojo escarlata como un toque dramático. Un top marinière compone sus franjas de delicados listones negros que seguro invadirá los tableros de Pinterest de las fans de la estética coquette.

    Kiki Willems cierra el desfile en el papel de novia. Enfundada en una nube de tul y encaje, como una aparición que concluye una colección que flota y suspira.

    Te puede interesar:

    Haute Couture SS24: Giambattista Valli entre volúmenes predominantes y flores

    Moños, jerseys y rubor: El momento del coquette (y el tumbette) es hoy

    ¿Cómo introducir la camisa blanca a tu estilo personal?

    1x1 Pixel Ad Ad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos