viernes, abril 19, 2024
More

    Impacto del estrés crónico en la propagación del cáncer

    Cómo las emociones afectan nuestro día a día y nuestra salud.

    Origen del estrés: en principio, el estrés es un mecanismo de protección de nuestro organismo. Sin embargo, cuando se vuelve crónico, puede ser considerado una patología.

    A largo plazo, puede tener efectos perjudiciales para la salud: las hormonas se secretan sin interrupción, sin descanso del cuerpo, y pueden llevar al agotamiento del organismo.

    Pexels

    ¿Cómo afecta el estrés nuestra salud?

    «Este agotamiento conduce a enfermedades cardíacas, presión arterial constantemente alta, niveles elevados de colesterol, diabetes, úlceras estomacales y disminución de las defensas inmunitarias», advierte la Federación para la Investigación Cerebral.

    El estrés está siendo cada vez más reconocido como un factor de riesgo para enfermedades. Por esta razón, un equipo de investigadores del Laboratorio Cold Spring Harbor (CSHL) realizó un estudio para intentar comprender cómo puede contribuir al avance del cáncer.

    Publicados el 22 de febrero de 2024 en la revista Cancer Cell, sus resultados muestran que el estrés crónico hace que ciertos glóbulos blancos vuelvan los tejidos corporales más sensibles a las metástasis.

    Unsplash

    Estrés crónico induce propagación de cáncer en ratones

    Para comprender cómo actúa el estrés en los humanos, los investigadores del CSHL realizaron pruebas en ratones. Imitaron el efecto del estrés crónico en roedores con cáncer, después de haber eliminado los tumores que se desarrollaban en sus pechos y que propagaban células cancerosas en sus pulmones.

    Los resultados indicaron que el estrés hacía que ciertos glóbulos blancos, llamados neutrófilos, formaran estructuras pegajosas en forma de red. Esta acción volvía los tejidos del cuerpo más sensibles a las metástasis. «Las metástasis se multiplicaron por cuatro», declaró la profesora Mikala Egeblad del CSHL en un comunicado.

    El estrés desencadena la formación de «trampas extracelulares de neutrófilos»

    Pexels

    Durante los ensayos en laboratorio, el equipo de investigadores descubrió que las hormonas del estrés, llamadas «glucocorticoides», actuaban sobre los neutrófilos.

    «Estos neutrófilos ‘estresados’ formaban estructuras parecidas a redes de araña llamadas NET (trampas extracelulares de neutrófilos o neutrófilos extracelulares). Se forman cuando los neutrófilos expulsan ADN. Normalmente, nos pueden defender contra microorganismos invasores», según el comunicado de prensa del CSHL.

    Sin embargo, en este estudio se dieron cuenta de que en casos de cáncer, las NET crean de hecho un entorno favorable para las metástasis.

    Los resultados del estudio demuestran que el estrés es el origen de esta reacción, pero también que la formación de estas «trampas extracelulares de neutrófilos» modifica los tejidos celulares, incluso en ratones sanos.

    Reducir el estrés para eliminar las metástasis

    Para verificar que el estrés era el origen de estas trampas extracelulares, los investigadores realizaron tres pruebas. Comenzaron eliminando los neutrófilos del organismo de los ratones con anticuerpos. Luego inyectaron un medicamento a los ratones destructor de TNE. Finalmente, utilizaron ratones cuyos neutrófilos no respondían a los glucocorticoides. Cada prueba dio resultados similares.

    El cáncer se propagó entonces más rápidamente y de manera más agresiva en los ratones estresados que en el grupo de control.

    A modo de comparación, «las células cancerosas de ratones estresados tratados con una enzima llamada ‘DNase I’ proliferaron mucho menos y ‘el tratamiento resultó en una reducción significativa de las metástasis inducidas por el estrés‘.» Aquí los ratones estresados ya no desarrollaban metástasis», enfatiza Xue-Yan He, ex investigador postdoctoral en el laboratorio del profesor adjunto Mikala Egeblad.

    Unsplash

    Según la profesora Linda Van Aelst, investigadora que participó en el estudio, trabajar en la reducción del estrés sería tanto un medio preventivo contra la aparición de cáncer como un medio para tratarlo una vez diagnosticado. «La reducción del estrés debería ser parte del tratamiento y la prevención del cáncer».

    Sus descubrimientos podrían algún día proporcionar a los médicos un medio para frenar o incluso evitar las metástasis inducidas por el estrés en pacientes con cáncer. «El equipo también especula que futuros medicamentos que impidan la formación de TNE podrían beneficiar a pacientes cuyo cáncer aún no ha metastatizado«, concluyen los trabajos de investigación.

    Texto original:  ARIANE DE WILDE

    Artículo originalmente publicado por Marie Claire Francia

    Te puede interesar:

    5 Podcasts de Spotify que abordan la salud mental sin tabúes

    Libros para cuidar tu salud mental que deberías tener en casa

    El estrés puede estar afectando tu cerebro

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos