lunes, diciembre 6, 2021
More

    ‘Maricarmen’, un documental sobre una mujer perfecta

    Platicamos con su director Sergio Morkin

    Perder la vista en un mundo como el nuestro parece un reto imposible de pasar, pero si eres Maricarmen este no es un problema, al contrario, su forma de afrontar la vida la ha convertido en una mujer perfecta.

    Toca el chelo, baila, cuenta historias, se cuida, cuida de los demás, es una mujer como pocas, simplemente perdió la vista.

    ENTÉRATE: El daño cerebral adquirido en La Venganza de las Juanas

    Entre el mundo de cosas buenas y malas que le ocurren, Maricarmen ha aprendido a ver la vida de una forma feliz, con una sonrisa, pero también con un humor que sólo aquellos que han pasado por todo pueden tener.

    En entrevista con Marie Claire, el director de este documental Sergio Morkin nos revela algunos detalles de esta producción que estará en poco tiempo en diferentes festivales y cines de México.

    ¿Cómo llega a tu vida Maricarmen?

    Cuando la conocí me di cuenta que era una mujer admirable, que no para ni un segundo, que corre medios maratones, que entrena, que es artista plástica, que era una especie de heroína urbana, que como ella hay muchos, y me demostró que el mundo de cada uno es importante. Me impactó mucho su autobiografía, que se llama Mirándome, con estos textos íntimos, valientes, que contienen una poética interior muy bonita, y me inspiraron a hacer la película.

    Pusiste los mensajes que ella expresa en su vida en el documental…

    Sí, tiene varios temas que yo quería abordar en su momento, y pareciera una casualidad, pero no, es la vida que me puso en el camino de esta historia para contarla, y por ello lo hice con tanto compromiso, con tanto tiempo, porque siento la responsabilidad de hacerlo bien.

    ¿Qué vamos a descubrir en el documental?

    Creo que la película nos acerca al mundo de la ceguera, pero más allá del día a día nos lleva a emociones que son parecidas a las que tenemos todos, sus temas existenciales los hemos sentido todos, y creo que por ello está gustando, porque nos sentimos identificados con lo que le pasa a Maricarmen, no es ajeno a la gente lo que a ella le pasa. Esa apertura que nos muestra, hace que el documental tenga esta verdad y honestidad. Estamos felices por ello.

    ¿Cuáles eran los ejes que tú veías en ella y que nos quisiste contar en su historia?

    Un eje era reconstruir la historia de ella hacia la ceguera, cómo fue el proceso de quedarse ciega, otro, uno muy importante, es la relación de ella con su madre, el proceso de transformación que viven a través de la película, y también de cómo vive sus relaciones amorosas, de la soledad. El documental habla del perdón, es un proceso de reconciliación. Cuando terminó la película, por ejemplo, Maricarmen y su madre pudieron decirse cosas que nunca se habían dicho de frente, cara a cara. Un día me dijo, “lo más bonito de este proceso es que recuperé a mi madre”.

    Me parece que Maricarmen ve la parte divertida de la vida…

    Sí, ella tiene un humor, una forma de observarse y de reírse de ella misma, puede ironizar sobre sí misma, y eso le da un don a la película que es muy interesante, porque no es dramática, es profunda, pero a la vez esa poética con la que aborda hace que su vida sea más liviana, más llevadera, entretenida. Intentamos también no victimizarla, porque no es una víctima, es una mujer a la que la vida le puso una prueba gigante en el camino, pero que la superó.

    ¿Cuánto tiempo les llevó hacer este documental?

    Fueron siete años de trabajo, desde el 2012 hasta el 2019, fue un proceso largo, porque queríamos encontrar la historia, la línea narrativa, y después el tema de financiarla, de buscar fondo para presentarla en cines.

    SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @marieclaire_la

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    spot_img

    Otros artículos