miércoles, junio 12, 2024
More

    ¿Terminaste con alguien y no lo olvidas? Lee esto

    ¿Suena una canción e inmediatamente lo recuerdas?, sigue leyendo

    A todos nos ha pasado que llega el momento en el que debemos terminar una relación, ¡se acabó!, pero, ¿y todos los sentimientos que tengo atorados? Lo primero que debes hacer es entender que esos no se irán a menos que trabajes en ellos, y que pongas atención a lo que en realidad quieres.

    Si la persona que tomó la decisión de terminar una relación fuiste tú, analiza las razones, piensa en si el gran amor de tu vida vale la pena que sigas aguantando eso que ya habías decidido no aguantar, y si la respuesta es NO, es momento de continuar, de pasar por alto el dolor y el sufrimiento, y convencer a tu corazón que están mejor solos.

    Si por lo contrario, fue él o ella la que terminó, te toca evaluar por qué deberías insistir en volver con alguien que ya ha tomado la decisión de irse, pero sobre todo, tratar de entender sus razones para que comprendas por qué se acabo. Casi siempre comprenderás que es lo mejor… al final.

    ¿Cómo hago entonces para olvidar al amor de mi vida?

    La respuesta parecería más difícil de lo que parece. Lo primero que te recomendaría, sin importar si tienen una historia que incluya hijos, familia, o si fue algo de seis meses, es NO TOMES LAS COSAS TAN APECHO, ni siquiera dejes que tu ira te domine. No sabemos las vueltas que va a dar la vida, y enfrentar esto de forma serena es lo mejor.

    El rencor tampoco te va a llevar a nada. Te lo digo por experiencias buenas y malas. Soy muy afortunada de ser amiga de muchos de mis exes, y es porque siempre he elegido personas buenas, inteligentes y brillantes con quienes compartir mi vida, entonces no tendría por qué odiarlos, o lastimarlos con palabras.

    Lo siguiente es ir a terapia. Disculpa que siempre te lo recomendemos pero es lo mejor que puedes hacer. Un rompimiento no se supera tan fácil, y aunque queramos dejar las cosas bien o mal, la realidad es que necesitas ayuda con el proceso.

    Retomar tu vida será sin duda el siguiente paso, pero desde la raíz. Cambia tus malos hábitos, toma ese curso de jardinería que tanto deseabas, ve al gym varias veces por semana, pero sobre todo, date tiempo para sanar en lo espiritual y para encontrar armonía en lo físico.

    Sal a citas, pero no a tantas como podrías. Trata de conocer personas pero sin entrar en una relación tan profunda hasta que estés lista. Olvidar al amor de tu vida no será fácil, pero qué crees, él o ella no lo es, el gran amor de tu vida eres tú misma.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos