miércoles, septiembre 22, 2021
More

    11S: La historia a través de los ojos de una mujer norteamericana

    Los ataques de hace 20 años, cambiaron al mundo, pero ¿qué sintió la ciudadanía americana?

    Todo el mundo, mayor a 28 años, sabe dónde estaba el 11 de septiembre del 2001, al menos, yo recuerdo a mi profesora de literatura explicando que una aeronave -yo imaginé una avioneta- se había impactado en una de las torres del World Trade Center. Sería horas más tarde cuando ví a través de CNN el drama que cambiaría nuestras vidas. 

    ENTÉRATE: México despenaliza el aborto

    Aún conservo el recorte de The Falling Man, una fotografía de un hombre cayendo por una de las torres, los periódicos lo pondrían en interiores y Esquire como portada de su revista. Recuerdo el comentario que haría Jorge Zarza en el noticiero de la tarde mencionando, para calmar a las audiencias, que estas personas ya estaban muertas cuando caían del edificio, después sabríamos que en realidad, ellos decidieron saltar al vació antes de morir calcinados o bajo los escombros. 

    El 11S, es una historia pre redes sociales, pre internet en los teléfonos, es una historia que nos contaron los noticieros -que con sesgo o no-, hicieron lo que pudieron. Por esta razón es momento de hablar desde el punto de vista de una persona de pie y saber qué es lo que vivió hace 20 años.

    11S LA HISTORIA DE TODOS NOSOTROS

    Esta entrevista con Joanne López quien es Marketing & PR Manager The Ritz-Carlton, Denver busca acercarte a ti, querida o querido lector, sobre lo que vivió una mujer a los 15 años el 11S; lo que escuchó de sus compañeros; la reacción de sus maestros; el pensar en sus padres; básicamente la visión del mundo de alguien que estuvo presente, que vio cómo se rompían familias y sintió como su seguridad se alejaba. 

    Espero que cuando leas esto, puedas comprender, sin tomar partido, lo que significa la historia para todos nosotros, una historia que ha roto personas a lo largo de continentes y ha destrozado relaciones humanas.

    JOANNE LOPEZ Y SU RELATO SOBRE LOS ATAQUES A NUEVA YORK

    Cuando conocí a Joanne López, en el 2011, se acercaba el décimo aniversario y le pregunté ¿dónde estabas el 11S? Su relato me acercó mucho más a ella y a entender que para muchas personas este fue un punto de inflexión.

    A 20 años de la tragedia, y a un año de planear esta entrevista; comparto el relato de una ciudadana que vivió a los 15 años el ataque, no a la distancia, sino como algo cercano y que afectaría a su familia, amigos y comunidad.

    Foto: Berenice Villatoro

    ¿CUÁL ES EL RECUERDO MÁS VÍVIDO QUE TIENES DEL 11 DE SEPTIEMBRE DEL 2001?

    Estaba en la prepa, a punto de entrar a clases, entre el segundo y tercer periodo, durante esos tres minutos que te dan entre clase y clase, recuerdo a mi amigo Joe, que tenía su locker a dos del mío, decir “¿Escuchaste? Un avión se estrelló contra una de las Torres Gemelas”, mi reacción fue de incredulidad. 

    Entramos a la clase y vimos como el profesor de Negocios y Leyes, corría apresurado con una televisión, lo cual se me hizo muy extraño porque normalmente en esta clase no usaban material audiovisual.

    TAMBIÉN PUEDES LEER: Esta es la importancia sobre la salud mental

    El profesor nos explicó que había ocurrido un atentado en Nueva York y veríamos lo que estaba pasando, al momento de prender la televisión y sintonizar las noticias, vimos como impactaba el segundo avión.

    Cinco minutos más tarde, a través de los parlantes de la preparatoria, nos explicaron que la escuela estaría en lockdown y no podríamos salir de nuestros salones, ya que la situación era confusa y no sabían a ciencia cierta qué estaba sucediendo, especialmente porque en Buffalo, siendo la capital del estado de Nueva York, habían muchos padres en Manhattan por negocios y otros tantos trabajaban en las Torres Gemelas.

    ¿CUÁL FUE LA SITUACIÓN MINUTOS DESPUÉS DEL ATAQUE?

    Recuerdo que muchas de mis compañeras lloraban por lo que veían en las noticias, de pronto veías a personas quemando banderas, otras celebrando la caída de las torres y entendí que estábamos en guerra. Para el quinto periodo de clases, todos estábamos viendo las noticias a través de la televisión, otros tantos trataban de comunicarse con sus familiares que trabajaban en las torres y aquellos quienes se encontraban en el bajo Manhattan.

    Yo fui una de ellas, traté de contactar a mi primo que trabajaba en una de las torres, pero me confirmaron que estaba bien, porque esa semana tuvo que salir de viaje de negocios y no estaba en el edificio, entonces mi familia estaba tranquila, pero con el pasar de las horas, muchos de mis compañeros entendieron y tuvieron que aceptar que sus padres, primos, amigos, conocidos no habían logrado salir.

    También estaban los equipos de bomberos, quienes al estar cerca de Nueva York, fueron solicitados para que pudieran ayudar a los equipos de rescate que estaban en la torres. Muchos de ellos no regresaron, así que mis compañeros perdieron padres, primos y familia, adicional a los que iban en los aviones, trabajaban en las torres y los rescatistas.

    ¿CÓMO FUE LA REACCIÓN DE LAS PERSONAS DE TU COMUNIDAD ANTE LOS HECHOS?

    La gente estaba muy enojada, estábamos enojados, especialmente por la forma en la que atacaron. La comunidad, y yo especialmente a los 15 años, estaba impactada de ver cómo la gente saltaba del piso 90. No podían bajar y la televisión mostraba a estas personas saltando en desesperación al vacío.

    Por parte de mi familia, mis papás estaban incrédulos, llegamos a Estados Unidos en 1998, entonces no podían creer que esto estaba pasando en uno de los países más seguros del mundo, pero a la vez estaban agradecidos que nadie de los nuestros había fallecido en las torres u otro de los ataques. 

    Lo que me causó más emociones encontradas, fue el ver los escombros, la unión de la sociedad y cómo un grupo de bomberos que sobrevivieron pudieron izar una bandera de Estados Unidos en la zona cero. 

    Foto: Berenice Villatoro

    ¿TUS COMPAÑEROS SE ENLISTARON?

    Estos ataques rompieron a muchas familias, especialmente a los padres de familia, ya que muchos jóvenes de mi ciudad se enlistaron después de los ataques.

    Mis compañeros no pudieron hacerlo porque para enlistarte debes de tener 18, pero sí supe de hermanos mayores que se fueron a la guerra en Irak y posteriormente a Afganistán.

    Después, cuando nos graduamos, muchos de mis compañeros se enlistaron y sé de algunos que llegaron a las misiones en Irak, Pakistan y Afganistán, fue ahí donde me di cuenta que cambió muchas vidas, pero a la distancia me dejó un sentimiento de empatía para entender cómo la gente puede llegar a pensar de forma diferente.

    Son días que no se te olvidan, especialmente cuando eres una adolescente, puedes entender que lo que sucedió y entiendes que tu mundo cambió para siempre.

    SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @MARIECLAIRE_LA

    spot_img

    Otros artículos