miércoles, junio 12, 2024
More

    Charlize Theron se adentra en el viaje inconfundible de Breitling con Navitimer 36 y 32

    Un viaje en el tiempo que se materializa en una gama emblemática…

    En 1952 comenzó la historia del icónico reloj Navitimer, el cual fue concebido como una herramienta para pilotos, y que con el paso del tiempo evolucionó como una travesía personal.

    Retomando su significado profundo, este 7 de septiembre, Breitling, reinterpretó sus códigos con un lanzamiento espectacular que contempla dos nuevos tamaños de 32 mm y 36 mm.

    Lo que los define y los hace inconfundibles es que son más compactos con esferas de radiante madreperla, oro rojo trazable de 18K y diamantes cultivados en laboratorio de forma responsable.

    Para acompañar esta travesía, la encargada de protagonizar la campaña denominada «Navitimer – For The Journey» es Charlize Theron, quien se envolcvió en el encanto, seducción y tradición del icónico reloj.

    ¿Qué define a Navitimer 32 y 36?

    Más allá de su compactibilidad y practicidad para la muñeca, sus tonos pastel, la madreperla y los materiales preciosos trazables se combinan con distintivo bisel perlado del Navitimer para así crear unos relojes con un atractivo similar al de las joyas.

    De tal manera el legendario reloj de navegación se fusiona con una elegancia versátil, por lo cual es perfecto para cada momento y viaje especial en la vida de una persona. Una travesía eterna que te acompañará por generaciones.

    Charlize Theron viaja con Navitimer 36 y 32

    Para sumergirse en esta travesía con Navitimer 36 y 32, la actriz Charlize Theron fue la encargada de protagonizar la campaña, con su experiencia y trayectoria que se remite su viaje personal que la llevó de Sudáfrica a Hollywood.

    En la campaña, la actriz nominada en tres ocasiones al Oscar, forma parte de una serie intimista contada por los embajadores de Breitling en sus propias palabras.

    Georges Kern, CEO de Breitling afirmó: «Puedes ver a alguien desde la otra punta de la estancia y saber que lleva puesto un Navitimer. Es así de reconocible».

    «Charlize Theron representa esta línea de forma inmejorable, dado que es también un icono conocido en todo el mundo por su fortaleza, su belleza, su talento y el potente relato de su trayectoria», explicó.

    Por su parte, la actriz apuntó: «Mi viaje ha consistido en aprender que soy más valiente de lo que pensaba. Viajé de Sudáfrica a Los Ángeles siendo bastante joven y tanto ese viaje físico como el de tener la mente abierta y estar preparada para vivir nuevas experiencias me han servido mucho, a nivel personal y profesional».

    Estilo concentrado como un tesoro: El Navitimer Automatic 36

    Lo que caracteriza al Navitimer de 36 mm es que cuenta con el bisel perlado y la icónica regla de cálculo circular (utilizada por los pilotos como calculadora analógica) que lo vuelve inconfundible.

    Su diseño se presenta en un trío de elegantes esferas de colores metalizados (verde menta, plateado y antracita) con índices de bastón, o bien con esfera de madreperla blanca engastada con «mejores diamantes» de talla redonda.

    Como parte de la «mission to do better» de Breitling, estos diamantes están cultivados en laboratorio y son trazables hasta productores acreditados que han obtenido el estándar SCS- 007 Sustainability Rated Diamond.

    Asimismo, la versión íntegramente en oro está fabricada con «mejor oro», con trazabilidad hasta minas artesanales y a pequeña escala que cumplen con los criterios de la Swiss Better Gold Association respecto a su impacto social y medioambiental.

    Además, todos los relojes de la línea que cuentan con mejor oro, mejores diamantes o ambos llevan la etiqueta Origins, un distintivo de la integridad de los materiales preciosos empleados en su fabricación.

    El Navitimer 36 está equipado con el Calibre 17 de Breitling, con certificación COSC, que ofrece la hora con tres agujas y cuerda automática.

    Estilo y precisión excepcional: El Navitimer 32

    Esta nueva interpretación del reloj de aviación clásico renuncia a la regla de cálculo en favor de un diseño de esfera simplificado adaptado a su esbelto diámetro.

    El punto fuerte de este pequeño reloj son sus esferas de madreperla en azul claro y rosa empolvado (una primicia en Breitling), junto con el blanco clásico.

    Al igual que el tamaño de 36 mm, el de 32 mm utiliza mejores diamantes en toda la línea y mejor oro en la versión íntegramente en oro. Todos cuentan con la etiqueta Origins.

    La potencia de este reloj la aporta el Calibre 77 de Breitling, un movimiento de máxima precisión SuperQuartz™ que, al igual que todos los calibres de cuarzo de Breitling, tiene la distinción añadida de contar con la certificación COSC.

    Asimismo, ofrece hermeticidad al agua hasta 50 metros (5 bar), una prestación impresionante en un reloj de este tamaño.

    Así es como después de 70 años, el Navitimer ha trascendido en un viaje en el tiempo desde su función original de herramienta utilizada por los pilotos para calcular el rumbo, a convertirse en un símbolo para todos aquellos que emprenden su viaje personal por la vida.

    Te puede interesar:

    Relojes Garmin van al espacio, la misión Polaris Dawn lleva nuevos accesorios

    Bvlgari Bvlgari x Lisa: Un reloj poderoso de edición limitada

    Giorgio Armani: presenta su nuevo reloj unisex

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos