sábado, junio 15, 2024
More

    Cómo puedes equilibrar tú vida personal y profesional, sin afectar tus hijos a futuro?

    Es muy difícil encontrar un equilibrio entre lo personal y profesional debido a un sistema precario y exigente.

    Por un sistema más cerrado, muchas mamás viven con frustración y culpabilidad de crianza, ya que tienen qué encontrar un equilibrio entre su vida personal, que es saber cómo educar a su hijo y seguir con sus laborales profesionales.

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿POR QUÉ NO DEBES HABLAR DE LAS CIRUGÍAS ESTÉTICAS DE LAS DEMÁS?

    Pero trabajar fuera de casa no tiene por qué ser negativo para los niños. Ya que muchas mujeres, cuando se convierte en madres, sufren por cómo compaginar su carrera profesional con cuidados; y cuando deciden trabajar porque lo desean o no tienen otra opción, es muy habitual que se sientan culpables por hacerlo.

    Siendo algo normal, que en su mente llegue a pasar pensamientos como de que en futuro el hijo se los va a reclamar o sí fue la mejor decisión que pudieron tomar.

    Sin embargo muchos estudios señalan, que priorizar la carrera profesional también tiene efectos positivos en el desarrollo de los niños. Porque interiorizan conceptos como la resiliencia y ven a sus madres independientes y seguras.

    Reincorporarse al mercado laboral en decisión meditada, ya que muchas mujeres no tienen una red familiar o un respaldo económico que les permite platearse estas cuestiones. Ya que como en muchos otros ámbitos de la vida, todo lo que rodea a la crianza se convierte en cuestión de privilegios.

    Y es todavía pasa que la sociedad, le cuesta trabajo aceptar que las mujeres pueden hacer muchas cosas al mismo tiempo y de la mejor forma, ya que no es fácil de por sí ser mamá, criar y seguir siendo adulto responsable. Se debe tener una empatía ante estas situaciones, porque es fácil criticar desde afuera, cuando no sabes lo que implica la vida de cada persona.

    El hecho de que las mujeres puedan, desean continuar con su desarrollo de carrera profesional, no solo tiene beneficios para ellos, sino también para sus hijos. Al contrario de lo se llega a pensar de que los niños de padres trabajadores no están más desatendidos que el resto.

    Varios estudios sobre el uso que hacemos del tiempo, los padres que trabajan fuera, cuidan más la calidad de las interacciones cuando están presentes. Y otras desarrolladas en diferentes países mencionan que las hijas de madres trabajadoras tuvieron más éxito al desarrollar sus propias carreras. Y en caso de los varones, además fueron después adultos con una visón más igualitaria en cuestiones de género.

    Lo único es que las mujeres no deben de tener un peso sumamente grande en pensar que pueden con todo, porque es una carga emocional, llegando a una frustración, ya que no se encuentra tan fácil ese equilibrio para un bienestar personal.

    Y es que la empatía es que, las mamás también están cansadas, tienen sueño, hambre, mal día, tristezas, quieren distraerse un poco de la rutina. por lo que al no permitírselo, solo los llevará a la frustración y malestar.

    La clave como lo es en la maternidad, es saber las necesidades del niño y estar disponibles en los momentos más cruciales para ellos. Y volvemos a aconsejar, es encontrar un equilibrio, y nunca pero nunca pensar que son malas madres, cuando no es tarea fácil y se hacen las tareas lo mejor que pueden.

    SIGUENOS EN INSTAGRAM: @marieclaire_la

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos