sábado, abril 13, 2024
More

    El verdadero lujo al viajar

    ¿Qué es el verdadero lujo?

    Esta es una pregunta que hoy en día tiene mucha resonancia, pues pareciera que el lujo está en todos lados pero a su vez no parece.

    Vivimos en un mundo donde existe tanto esnobismo, dinero y ostentosidad que el verdadero lujo pareciera haber adoptado a una nueva élite en cuya distinción prevalece el conocimiento, la cultura y la sustentabilidad responsable.

    Por ejemplo, al escoger un destino para viajar, ¿queremos ir a donde todo el mundo va?, ¿o preferimos explorar nuevos destinos que en sí son más exclusivos, muy ricos en su legado histórico y pioneros en su preservación ecológica?

    Un ejemplo de esto segundo sería Omni Mount Washington, un hotel/resort que queda al pie de la imponente montaña que lleva el mismo nombre, Mount Washington, y este mágico lugar es rico en su acervo histórico y que aún hoy en día continúa siendo factor de aportes positivos para el mundo.

    Construido a principios del 1900 en Bretton Woods, New Hampshire durante la época dorada americana, por el arquitecto Charles Alling Gifford por encargo del Barón Joseph Stickney, empresario que hizo su fortuna con prominentes minas de carbón; la elección del lugar fue como alternativa para huir de los calurosos veranos costeros, pues el clima es mucho más placentero en esta región.

    La construcción contó con la labor de más de 250 artesanos italianos y por décadas sirvió como un hotel privado para Stickney, su esposa Carolyn y sus huéspedes. Una anécdota espectacular sobre el imponente hotel es que este contó con la primera instalación eléctrica diseñada por Thomas Edison y hasta el día hoy existen lámparas pertenecientes a la compañía Edison.

    Con el transcurrir de los años y las contingencias socio-politicas, el hotel cambió de dueños sin perder jamás su calurosa hospitalidad. De hecho su estratégica ubicación se prestó para que en 1940 fuera el lugar donde se firmó El Tratado de Bretton Woods dando inicio al Nuevo Orden Económico Internacional donde se establece al Dólar Americano como referencia de cambio universal sustituyendo al oro.

    Hoy en día la integridad arquitectónica del hotel se conserva y el mismo es el destino predilecto de poetas, políticos e intelectuales del mundo. En invierno cuenta con su resort privado de esquí donde variedad de pistas, con diferentes dificultades entretienen a sus huéspedes.

    Si eres un principiante en el deporte, la escuela de esquí es ideal para aprender; no solo sus instructores poseen una dedicación particular al enseñar pero los picos son amigables para principiantes. Para el Apres Ski el Rosebrook Lodge al tope de la montaña cuenta con vistas impactantes, la mejor comida de montaña y el mejor ambiente y ya al bajar puedes disfrutar de aún más diversión en el Slopeside Pub Restaurant.

    Si tu destino es en verano, el resort ofrece una infinidad de actividades desde golf, tours de canopy, tenis, bicicletas montañera, pesca, escaladas guiadas al Mount Washington y sus diferentes caminos, incluyendo el famoso “camino presidencial” y rapel. También puedes disfrutar de paseos en carruajes alrededor de la propiedad, disfrutar del Spa y las diferentes comodidades como piscinas, jacuzzis y hasta salas de lectura.

    En materia gastronómica, puedes disfrutar de una selección culinaria muy fiel a New England en el comedor principal, Mount Washington Resort Dining, que aún cuenta con los amplios ventanales que ofrecen luz natural al comedor y toda su infraestructura original. Si tu gusto culinario es más carnívoro el Stickney Restaurant es tu lugar y está justo a pasos del Speakeasy the Cave, que desde los principios del hotel ha servido como un bar secreto.
    Para snacks entre actividades, el Rosebook Bar con vista al imponente Mount Washington es el lugar a visitar y en días de verano el Observatorio sirve para disfrutar del clima y buena comida.

    Si tu deporte es el golf, The Grilled en el club house del campo de golf es tu destino. Además de la disponibilidad de siempre gozar de room service, para quienes hacen de este un destino un poco más prolongado que una corta vacación, los cuartos, de decoración victoriana, cuentan con cocina y comodidades para hacer de tu resort tu hogar.

    Esta Gema posee todo lo que una nueva élite ha de gozar. El cuidado ambiental a sus pico montañeros es prístino tanto en el invierno como en el verano. Su connotación histórica no solo es rica pero sigue enriqueciéndose con las diferentes personalidades que hacen del Omni Mount Washington Resort su destino.

    Para viajes de lujo y más en esta época donde la época dorada, The Gilded Age está tan de moda puedes ser parte del mismo y así aportar a lo cultural y ambiental y mejorar el mundo en el que vivimos.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos