domingo, junio 23, 2024
More

    ¿Es el pasado el futuro de la alfombra roja? La tendencia de vestidos vintage que arrasa

    La alfombra roja cada vez más se ve como una ventana al pasado. ¿Por qué de repente las mejores vestidas usan (casi) solamente vestidos vintage?

    Las alfombras rojas de Cannes, la MET Gala y las premiaciones de este año nos han dejado algo en claro: La moda vintage triunfa en la alfombra roja.

    En Balenciaga, Demna está eligiendo voltear a ver al legado de Cristóbal. Carey Mulligan usó una recreación de un vestido de 1951 en los Oscar 2024, con algunas modificaciones en el escote, la longitud de los guantes y no más.

    Isabelle Huppert hizo un tributo a su bisabuela con una recreación de Balenciaga de un vestido vintage de los años 30 de Callot Sœurs, una firma fundada por su tatarabuela Marthe Bertrand y sus hermanas Marie, Régina y Joséphine.

    El vestido al que hacen referencia Isabelle y Balenciaga, la «novia sirena» cierra la exhibición de primavera del Costume Institute: «Sleeping Beauties: Awakening Fashion».

    Lily Gladstone también usó en Cannes una pieza inspirada en un vestido de 1959 de Cristóbal Balenciaga. La alfombra roja cada vez está más llena de looks vintage.

    Y aquí solo hablamos de recreaciones. Entre estilistas y celebridades, las piezas con de archivo ahora son más codiciadas que nunca. Es en parte el efecto del Method Dressing de Zendaya en Dune y Margot Robbie en Barbie. Pero también la anemoia, la nostalgia por algo que nunca vivimos es más prevalente en el mundo de la moda. A medida que llegan nuevas marcas y directores creativos más jóvenes, todos volteamos hacia las décadas pasadas con unos lentes color rosa.

    La eterna figura del archivo

    Voltear a ver el archivo es una práctica común, casi obligatoria entre las firmas históricas. Chemena Kamali nos recuerda la actitud femenina que fue fundacional para Chloé. Maria Grazia Chiuri hace referencia a detalles o siluetas que no recordamos con tanta precisión. En su colección Pre Fall 2024 presenta un vestido como homenaje a Lucien Lelong, maestro de Christian Dior.

    Marc Bohan es una fuente de inspiración constante, su debut en la firma francesa con el Slim Look fue punto de partida para la colección SS22. El desfile terminó con una serie de vestidos hechos a partir de sus diseños.

    Y en Gucci, aunque Sabato de Sarno está en medio de una revolución, guiños de Tom Ford (o incluso un ligero toque de Michele) aderezan su declaración estética.

    Sabemos que la moda vintage es prevalente, especialmente en la alfombra roja. Prácticamente todas las tendencias que vivimos en este momento se informan de alguno y otra manera de una década reciente o lejana. Pero ¿por qué?

    Un nuevo acercamiento al glamour vintage en la alfombra roja

    Pareciera ser que, al menos en eventos como la MET Gala o festivales de cine se cuela una sensibilidad nueva al vestir. No es suficiente verse linda o traer un vestido que ajusta perfecto, sino que hay una intención de comunicar algo más. Usar una pieza de archivo, de entrada, es un pase directo a un aire de coolness que es difícil lograr a menos que seas Chloë Sevigny.

    Toma como ejemplo Prada y Hunter Schafer. Dara Allen y Hunter escogen atuendos y comisionan diseños personalizados que evocan la historia de la firma, ya sea la colección SS09 con su acabado intencionalmente arrugado o en un total look de SS13, la colección inspirada en Japón. Miuccia diseña con corazón y mente así que si hay alguien que puede reconsiderar una idea pasada y darle nueva vida es ella.

    Moda vintage en alfombras rojas que nunca parecen terminar

    En uno de los primeros días de Cannes, Naomi Campbell llegó con un vestido de Chanel, pero no cualquiera. Se trata del mismo que usó en el desfile de FW1996 Alta Costura, que ella misma modeló. Y no es ninguna recreación, el mismo vestido le queda idéntico hoy como hace 28 años.

    Apariciones como esta o la recreación de Saint Laurent que Zoe Saldaña usó en la premiere de “Emilia Perez” en Cannes hablan de un hecho innegable: El buen diseño nunca muere. Los clásicos lo son por un motivo. Tal vez en este momento en que las pasarelas transmiten un aire más minimalista, voltear al pasado es como un recordatorio de la belleza que podemos crear. Solo el tiempo dirá si en 2054 estaremos viendo un Margiela o un Bottega vintage de 2024 en la alfombra roja.

    Te puede interesar:

    Festival de Cannes 2024: Regresa el glamour de la Croisette

    Moda vintage en 2024: El regreso de los años 70, 80 y 90

    Zendaya usa una recreación del surrrealismo de Galliano en la MET Gala 2024

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos