domingo, junio 23, 2024
More

    Fendi se une a la fundación de Arnaldo Pomodoro en una celebración de arte

    Una retrospectiva en la obra de Arnaldo Pomodoro…

    Como una de las colaboraciones más importantes del año, la exposición «Arnaldo Pomodoro. Il Grande Teatro delle Civiltà» (en español «Arnaldo Pomodoro. El Gran Teatro de las Civilizaciones») llegó en mayo pasado al Palazzo della Civiltà Italiana de Roma.

    Comisariada por Lorenzo Respi y Andrea Viliani en colaboración con la Fondazione Arnaldo Pomodoro, la exposición podrá visitarse gratuitamente hasta el 1 de octubre de 2023.

    Esta colaboración entre la Fondazione Arnaldo Pomodoro y FENDI forma parte de una asociación más amplia cuyo objetivo es combinar el respeto por el patrimonio histórico con el apoyo y la difusión de los lenguajes artísticos contemporáneos y la búsqueda de nuevas formas de colaboración basadas en la sostenibilidad y la innovación.

    Una retrospectiva a «Arnaldo Pomodoro. Il Grande Teatro delle Civiltà»

    Concebida para los espacios interiores y exteriores del Palazzo della Civiltà Italiana de la zona EUR, que desde 2015 alberga la sede romana de FENDI, la muestra recorre más de setenta años de experimentación del artista, adoptando la forma de un «teatro» autobiográfico.

    A la vez real e histórico e imaginativo, en el que se escenifican una treintena de obras creadas por Pomodoro entre finales de los años cincuenta y 2021, junto con una serie de materiales de archivo como fotografías, documentos, bocetos, dibujos, muchos de ellos nunca antes expuestos- que evocan el espíritu y el ambiente del estudio y el archivo del artista.

    Il Grande Teatro delle Civiltà explora la interconexión, en la práctica de Pomodoro, de las artes visuales y escénicas y pone de relieve la relación entre el componente proyectual de la obra y su creación.

    Un argumento del que surgen las posibles y múltiples alusiones a esas «civilizaciones» arcaicas, antiguas, modernas, o incluso simplemente fantásticas, a las que la obra de Pomodoro hace constantemente referencia.

    Originando así, formas y materiales que son a la vez memoria del pasado y visión del futuro y que replantean nuestros conocimientos y nuestros imaginarios, nuestra experiencia del tiempo y del espacio, de la historia y del mito.

    La exposición comienza en las cuatro esquinas exteriores del edificio, donde se colocan las cuatro esculturas Forme del mito (1983): Il potere (Agamennone), L’ambizione (Clitennestra), La macchina (Egisto) y La profezia (Cassandra).

    Las esculturas proceden de las máquinas escénicas creadas para la serie de representaciones teatrales inspiradas en el Orestes de Esquilo por el artista Emilio Isgrò, presentadas en las ruinas de la plaza principal de Gibellina, destruida posteriormente por el terremoto de Belice.

    Insertándose como telón de fondo entre el Palazzo, el paisaje natural y la comunidad urbana circundante, las cuatro Forme del mito redibujan y resignifican el edificio, transformando el llamado Colosseo Quadrato -uno de los símbolos arquitectónicos del Modernismo y del Racionalismo italiano- en una obra abierta, reinterpretable y rediseñable, por tanto no definida de una vez y para siempre.

    Una exposición memorable

    En el vestíbulo del Palazzo delle Civiltà Italiana aparecen dos obras de vestuario creadas por el artista para dos espectáculos teatrales: Costume di Didone (para Dido, reina de Cartago, de Christopher Marlowe, representado en Gibellina en 1986), y Costume di Creonte (para Edipo Rey, de Igor Stravinsky, representado en Siena en 1988).

    Realizados con materiales escultóricos combinados con materiales efímeros como la rafia y la tela, estos trajes recuerdan la iconografía y la dramaturgia de la antigua Grecia, así como las iconografías antiguas y las técnicas tradicionales de las obras de arte africanas y asiáticas, reactivando el relato de las legendarias historias de Dido y Edipo.

    La exposición continúa en dos salas especulares y una sala de conexión, diseñadas como dos actos de una obra de teatro con un intermezzo. En los espacios principales encontramos dos obras de colores opuestos escenificadas simétricamente: Le battaglie (1995), en negro, y Movimento in piena aria e nel profondo (1996-1997), en blanco.

    La primera, con sus formas angulosas, afiladas y puntiagudas, y a través de los diversos materiales utilizados (marañas de cuerda, cuñas y pernos) evoca La batalla de San Romano de Paolo Uccello, obra maestra del Renacimiento. Junto a ella se escenifican otras dos obras que profundizan en el examen de las investigaciones de Pomodoro:

    La Grande tavola della memoria (1959-1965), una reflexión sobre el bajorrelieve y sobre la antigua técnica de fundición con hueso de sepia, e Il cubo (1961-1962), pieza que coincide con el inicio de una nueva experimentación de las formas elementales de la geometría euclidiana.

    En la segunda sala, la obra «Movimento in piena aria e nel profondo«, compuesta por una doble curva que hace referencia a los grandes espacios celeste y terrestre, describe la acción escultórica como «escarbar en la complejidad de las cosas» que se solidifica en la conciencia de poder «doblar el tiempo y el espacio».

    A su lado, una obra que da circularidad conceptual a la exposición, volteando su final y volviendo a empezar desde su incipit: Continuum (2010), un enorme relieve totalmente lleno de las marcas características de las primeras obras del artista, una especie de «esquema» que contiene los códigos y el inventario de toda su «escritura».

    En estas dos salas, como una exposición dentro de la exposición, se presentan también los materiales de diseño y documentales, la mayoría de los cuales no se han expuesto nunca antes –libros de artista, bocetos, dibujos, maquetas, cartas, fotografías, catálogos, materiales de estudio de los proyectos más significativos-.

    Dispuestos dentro de cajones expositores y estanterías que los visitantes pueden abrir y consultar, con el fin de rememorar la atmósfera del estudio del artista y el espíritu de su archivo.

    Conectando las dos salas, como un intermezzo entre dos actos teatrales, se encuentra la Rotativa di Babilonia (1991), colocada en el exterior pero visible desde las ventanas del Palazzo, con su forma circular que sugiere la idea de movimiento cíclico y continuo, que tiene lugar tanto en el tiempo como en el espacio. En el interior del vestíbulo se expone la serie Tracce (1998), compuesta por veintiún relieves calcográficos de color blanco, negro y óxido.

    El itinerario concluye en la arcada del tercer piso con Osso di seppia (2011-2021), matriz simbólica de todas las obras del artista, que en realidad comenzó su experimentación escultórica tallando en hueso de sepia.

    Esa misma forma también está presente como elemento emblemático en el entorno de Ingresso nel Labirinto, ubicado en el antiguo espacio expositivo de la fundación del artista en Milán, donde FENDI tiene su sede desde 2013.

    Il Grande Teatro delle Civiltà es también un punto de partida para descubrir otras obras de Pomodoro ubicadas en Roma y en el resto del mundo, una oportunidad para profundizar en el conocimiento de la experimentación del artista y su relación con la «ciudad eterna».

    La exposición va acompañada de un catálogo monográfico publicado por Skira -con un ensayo de los dos comisarios, numerosos materiales críticos y bio-bibliográficos y una amplia documentación fotográfica- que estará disponible en las boutiques FENDI y directamente en el espacio expositivo.

    No todo termina en físico, también se podrá explorar digitalmente a través de un minisitio web específico en el que los usuarios también podrán inscribirse para visitar la exposición.

    Te puede interesar:

    Fendi Triptych, entre zafiros y oro articulado

    Versátil y atemporal, así es C’mon de Fendi, el nuevo objeto del deseo

    Fendi Astrology: Una colección zodiacal para augurar un gran verano

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos