jueves, junio 13, 2024
More

    Majestuosidad Dinámica: Out of the Blue

    Texto de: Alessandro Argentieri.

    Traducido por: Michelle Ortiz.

    Entre olas espumosas y profundidades desveladas, las nuevas piezas de Alta Joyería de Tiffany & Co. permanecen firmes sobre quien las porta pero en un instante cobran vida y luz propia. Algunos adelantos de Nueva York, donde brilla la colección Blue Book 2023: Out of the Blue.

    Cuando nos dicen, al subir en los ascensores nuevos y espejados del edificio Landmark de Tiffany & Co. en Nueva York, que su última colección Blue Book de Alta Joyería se titula Out of the Blue, el sueño de acercarse a ese azul indefinible que se puede disfrutar desde el último piso de la renovada tienda insignia de la Quinta Avenida, parecía un sueño que pronto sucedería.

    La realidad, sin embargo, es otra: Más que los cielos infinitos, son las irregulares ventanillas en forma circular las que captan la atención. El mérito también se lo lleva el visual que despliega un efecto de agua digital, hecha a base de pixeles brillantes, que muestra medusas, caballitos de mar y anémonas flotantes que cobran vida al mirarlos.

    Victoria Reynolds, Gemóloga Jefe y Vicepresidente de Global Merchandising de Alta Joyería de la marca de 186 años, añade: «Ciertas partes de nuestras joyas también se mueven. Forman parte de las especies reelaboradas por la directora artística de Joyería y Alta Joyería, Nathalie Verdeille.

    Las cuales representan una reinterpretación sofisticada de algunas creaciones y diseños del alsaciano Jean Schlumberger, pionero del gusto en el mundo de la joyería del siglo pasado».

    Para mejorar la verosimilitud con la fauna marina y hacer que cada movimiento sea fluido y ligero, incluso para los prototipos, esta vez «hemos utilizado herramientas técnicas específicas; por eso el collar que presenta un campo de estrellas de mar, con ocho zafiros anaranjado en el tono padparadscha, nácar y cornalina, parece parpadear».

    Al final, la joya más cara continúa siendo un generoso diamante rosa de 3,05 quilates procedente de Botsuana; sin embargo las más de cien piezas también llaman la atención con diseños que nunca aburren. 

    Si bien Elizabeth Taylor poseía el broche Fleur de Mer, hoy la pieza más especial continua siendo un broche moldeado en forma de concha cubierta con diamantes, que puede convertirse en un colgante y el cual, a su vez esconde un ópalo negro muy raro del siglo pasado.

    Las transformaciones continúan al desmontarla para luego lucirla en solitario sobre el collar que antes pertenecía a la concha. Por otra parte, se necesitaron más de mil 900 horas para llegar a estos resultados.

    A diferencia de ciertas inmersiones acuáticas, aquí no se mira el reloj porque no se roban tesoros al mar, sino que se crean, como homenaje a un mundo fascinante y sorprendente, pero también en peligro de extinción.

    No en vano, la marca cuenta desde hace 23 años con una fundación homónima que busca preservar los arrecifes de coral y proteger partes del océano, para ofrecer aún más belleza natural.

    Evoluciones

    El broche de Medusa en platino y oro, toma su inspiración en el broche La Méduse de 1968, con la diferencia de que el primero casi no presentaba variaciones de color. Hoy, gracias a una adecuada mezcla de tanzanitas, piedras lunares, zafiros y diamantes, casi parece vivo al momento de utilizarlo.

    Te puede interesar:

    Michelle Salas como nueva friend of the house de Tiffany & Co. en «Diamonds and wonders»

    Michelle Salas y las joyas Tiffany & Co. que usó en su boda de ensueño

    J Balvin y Valentina Ferrer: La magia de conectar a través de Tiffany & Co.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos