martes, febrero 20, 2024
More
    1x1 Pixel Ad Ad

    Ornamo: Reflejo de la (im)perfección

    La marca tapatía es producto del emprendimiento y la confianza de creer en el potencial…

    Mágicos, decorativos o cosméticos, los espejos cuentan con una historia milenaria que los ha visto evolucionar desde su uso en tiempos antiguos hasta la actualidad.

    Este bello objeto de decoración o estética, viene de la mano con una marca orgullosamente tapatía, Ornamo cuya CEO, Renata Celis, nos cuenta su experiencia en el camino del emprendimiento y la confianza de creer en el potencial de uno mismo.

    Los espejos han sido parte de nuestras vidas, ya sea como objeto decorativo o simplemente para hacer uso de su propósito original. Durante la pandemia ocurrida en mayo del 2020, Renata decidió emprender su segundo proyecto formal, al estar decorando su casa con un espejo. Sin embargo, recordó que los productos de decoración estaban sobrevaluados, optando por buscar un herrero y mandarlo a hacer. Ese día descubrió un área de oportunidad en la que tendría que prestar atención.

    ¿Cómo inició Ornamo?

    En ese entonces, Renata formaba parte del grupo de Facebook “Pink Girls”, que cuenta con más de 30 mil mujeres suscritas. Una tarde cualquiera, alguien le preguntó por la venta de un espejo y decidió venderlo, sin saber que esa sería su primera venta, la cual más tarde se convertiría en el emprendimiento con el que siempre había soñado.

    Convertida en todo un éxito, muchas más mujeres le comenzaron a preguntar por los espejos y ella no dudo en mandarlos a hacer. Así la fueron recomendando en diversos grupos, como Lady Multitask o The Wishlist, con lo que alcanzó mayor notoriedad en un mercado más amplio.

    Fue entonces que decidió formalizar su emprendimiento, al crear su marca y abrir su Instagram de manera oficial, para comenzar a vender. Optó por expandirse con diversos productos como lámparas, credenzas, muebles de herrería con mármol, jarrones de vidrio soplado, pampas grass y hasta comedores.

    Es por eso que tuvo que rentar una bodega y empezar a llevar sus productos a domicilio, creando alianzas con repartidores de su entera confianza. Los espejos siempre han sido un best seller, razón por la que eligió enfocarse exclusivamente en ellos, armada con su propio herrero, proveedores, aliados y estrategas, con quienes forma un equipo perfecto.

    Decidió subir sus espejos a Mercado Libre, teniendo un pedido en Guadalajara, donde el cliente le preguntó si podría ir a medir el espacio, accediendo completamente, pero tuvo una sorpresa al ver quienes serían sus clientes: nada más y nada menos que Siddartha y Yuya. Ahí se dio cuenta del potencial de su producto y de la creatividad que manejaba con todo el equipo.

    En búsqueda de formalizar las cosas, buscó su propio valor de marca a través de la satisfacción de sus clientes, enfocada en la calidad y servicio, siempre con amor, pasión y paciencia, con tal de fluir y disfrutar el día a día. Gracias a la experiencia de su anterior negocio, decidió hacer cosas diferentes sin presionarse por encontrar la perfección, únicamente enfocada en brindar una buena entrega.

    A principios de año, se fue de viaje a Singapur y unas parte de Asia, como Bangkok, donde se dio la oportunidad de ver las tendencias en diseño de interiores; la innovación de los organic mirrors, mejor conocidos como aesthetic mirrors, cuya inspiración proviene de páginas como Pinterest.

    Por otro lado, el modelo Quarz, diseñado por ella, surge como un homenaje a la colección de cuarzos y cristales que conoció durante este viaje. Fue así que accedió a que sus clientes le manden un dibujo hecho a mano o foto de referencia de cómo quieren su espejo y hacerlo tal cual, trabajando en el diseño y medida específicas, para poder hacerlos realidad.

    Ornamo, el emprendimiento que empezó como un sueño

    Para ella, Ornamo ha sido el emprendimiento que siempre soñó tener, como un espejo donde puede reflejar mucho de ella y de lo que es capaz. A pesar de sus altas y bajas disfruta al máximo todo lo que implica su emprendimiento.

    Al ver la manera en que creció su empresa, cómo la gente convertía sus productos en nuevos favoritos, pudo apreciar lo que había logrado; una de las tantas razones que le hizo ser feliz y seguir adelante con su vida.

    Un mensaje que Renata quiere compartir con las y los lectores de Marie Claire es que si al conocer un poco más de su historia a través de este artículo, encuentran algo que les inspira, no es coincidencia, pues ella es sólo un reflejo más de las personas.

    “No hay nada que yo tenga que no se encuentre dentro de ustedes, porque somos espejos, así que quiero demostrarles que cuando te propones algo, lo puedes lograr”, señaló.

    La lección final es que, por más que todos seamos reflejo, no debemos compararnos con nadie, pues cada uno de nosotros tiene un brillo especial, así como una luz capaz de inspirar a otros.

    1x1 Pixel Ad Ad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos