lunes, mayo 20, 2024
More

    Poesía al paladar por Jascive Sánchez 

    Por: Isamar Escobar.

    Originaria del Istmo de Tehuantepec, reconocida por la comida Oaxaqueña, la cual heredó de sus ancestros desde muy pequeña…

    Su habilidad e innovación, han colocado a Jascive Sánchez como una de las chefs Oaxaqueñas más reconocidas, a lo largo de 15 años de carrera. 

    Cuando una persona trabaja en lo que más le gusta, se ameniza el peso de la palabra trabajo… Este es el caso de la chef Jascive Sánchez.

    Garnachas del Istmo de Tehuantepec, canastillas de chapulines al mojo de ajo, empanaditas de epazote rellenas de chapulín, rollitos de chile de agua… es tradición que se tiene que elegir.

    Se ha caracterizado en el mundo de la cocina nacional e internacional, por el manejo de la Gastronomía Oaxaqueña de las 8 Regiones –Cañada, Costa, Istmo, Mixteca, Papaloapan, Sierra Sur, Sierra Norte y Valles Centrales–. fusionándose con técnicas culinarias tradicionales.

    Ha llegado a cautivar un sin fin de paladares y lograr contar con una gran cartera de clientes satisfechos, que sigue en aumento. Haciendo siempre honor a su lema… «Por el placer de Servir»

    La chef oaxaqueña se unió con Marie Claire México para una íntima charla sobre su arte en el sector culinario. 

    «No fui una niña común, estaba dentro de la ‘Juncia’, esto es, estar en medio de las señoras cocineras tradicionales preparando los alimentos para algún festejo. Ahí me crié. Me gustaba estar ahí, movía el mole, preparaba tamales en la cocina de leña», compartió.

    «Desde mi infancia. Todas las mañanas era levantarme y ver a mamá que ya estaba haciendo las tortillas y el fogón listo para el desayuno», expresó Jascive con una mirada cristalina de recuerdos que le llenan el corazón.

    Orgullosa de tener la sazón de las mujeres con las que creció es cómo contó su pasión que la ha llevado a permanecer por 15 años en el mundo de los sabores nacionales e internacionales. 

    La trayectoria profesional en el mundo de la gastronomía a nivel nacional e internacional se torna un tanto privilegiada para las figuras masculinas, cuestión que la chef mencionó que para ella ha sido un camino largo pero siempre perseverante.

    «Ha sido complicado de manera particular. Yo no tuve una carrera como tal, mi papá decía ‘el que quiera estudiar por su cuenta’, afortunadamente tenía el don ya en mis manos y me fui formando».  

    La chef amante de los moles y del estofado elaborado con almendras tostadas, alcaparras y aceitunas, ha hecho de su carrera un legado con un equipo que ya tiene con ella 17 años trabajando y conociendo los términos y las formas exactas para poder siempre entregar platillos de calidad a paladares realmente exigentes.

    Se ha posicionado como una de las mejores banqueteras del estado y una de las más populares y seleccionadas para las bodas destino que lleguen de cualquier parte del mundo a Oaxaca.

    Sabores tradicionales

    «En la gastronomía he vivido de todo, desde que tengo conciencia cocino. El Istmo de Tehuantepec, es la región que conserva aún más las culturas hacia las tradiciones sobre todo en la industria gastronómica, es exquisita y es extensa».

    Dominar los sabores, texturas y la habilidad que Jascive Sánchez hoy en día tiene, es admirable. Puede replicar sabores con solo oler los platillos, incluso asegura que el ser chef la hace vivir momentos incómodos de no poder disfrutar del todo cuando prueba platillos de algún restaurante nuevo, su exigente paladar está acostumbrado a los sabores bien definidos.

    Jascive tiene un equipo en su mayoría conformado por mujeres que tienen sazón y del cual asegura que eso no se estudia, es un don que se tiene o con el que se nace.

    La filosofía de vida de la chef es «tener actitud y aptitud», eligiendo quedarse principalmente con la actitud, «gente con don de servir, para mi es maravilloso brindar mis platillos a los demás, llevar a la mesa un plato y que el comensal pueda degustar lo que hacemos con amor, con cariño».

    La gastronomía está retornando a su origen, está regresando a lo que éramos en un principio de la creación, el 95% son bodas de fuera del país, la gente que llega valora más lo que hay en el Estado que nosotros mismos. 

    Poderte sentar en una mesa rústica y presentar un plato de barro con manos artesanas y un mole hecho en metate y decir: ¡Estos productos vienen del campo!

    «Poner un molcajete con salsa martajada… Tuve la fortuna de servir la boda del embajador de Alemania, fue una boda de 4 días, el último día yo lo serví con toda la tradición Oaxaqueña».

    «Montamos un mercado con moles dentro de la boda, señoras con mandiles tradicionales meneando la masa con maíces de colores, comales, tortillas a mano… Esa es la evolución de la gastronomía, está regresando y eso me tiene muy feliz».

    Los platillos que tradicionalmente ofrece son moles con técnicas milenarias, cuenta la chef que el mole negro es el favorito de los clientes, ha logrado fusionar los platillos tradicionales con los ingredientes locales:

    «Fusiono un filete Angus importado, le pongo una salsa de chapulín. Es de los favoritos, siempre que vienen a las degustaciones son los que siempre eligen».

    Jascive con su trabajo culinario está representando a Oaxaca de forma nacional e internacional, enaltecen la producción local, su especialidad son los banquetes en bodas tradicionales que requieren de un espectáculo de colores, sabores y gratas experiencias a través de la comida. 

    Fotografía: Carlos Ruizc.
    Mandil que está usando la chef: Eskandur.

    Te puede interesar:

    Casa Santo Origen, lo más exclusivo de Oaxaca

    Estos son los mejores hoteles mexicanos independientes

    35% de la comida en México es desperdiciada

    Impression Pixel

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos