domingo, abril 21, 2024
More

    MFW FW24: Prada redefine la vanguardia coquette

    La casa italiana muestra su propia perspectiva de coquette.

    Miuccia Prada y Raf Simons han logrado lo que nos gusta definir como la sinfonía perfecta al vestir. La colección FW 2024 de Prada es el epítome de la riqueza en la moda.

    Encima de un jardín subterráneo repletos de hojas otoñales en un paso verde cubiertos de vidrios, la compañía que mantiene un compromiso con la sostenibilidad y el ambientalismo, presentó su pasarela Otoño – Invierno 2024.

    Prada FW24 en Milan Fashion Week

    La pasarela muestra una dualidad de looks, un atuendo de frente que es completamente diferente a su parte posterior sin ridiculizarlo pero llevándolo a un nivel de Prêt-à-Couture.

    Cuenta con inspiración de diferentes décadas y estilos pero modernizándolos a un futuro prometedor. Y sin hablar de los detalles en accesorios, en bordados y en el textil.

    Sencillamente es un show que te invitamos a ver una y otra vez pues no existe el espacio suficiente para deconstruir cada look y explicar su grandeza. 

    La pasarela abre con un vestido de corte tipo charleston pero que no se asemeja para nada en la época dorada. De hecho su sobrio look nos alude a unos 80’s chic, ya que se combina con botas altas de cuero y un sombrero de conductor de tren plumas teñidas grises.

    Sin embargo si ves el vestido de cerca te das cuentas que el mismo esta revestido con pequeños lazos negros dandole al look que es muy police un toque coquette sin caer  en el romanticismo del termino. De hecho es lo más 2024 que se puede imaginar.

    La pasarela también se rigió de chaquetas que sellaban su parte posterior con telas de seda, diferentes al merino que las componían el frente, y estas  se cerraban con un broche tipo chalecos en colores de paletas pastel como rosa claro y marfil.

    Las faldas también gozaban de una deconstrucción. Todas de media pierna presentaban al frente un look invernal  y la parte posterior se entrelazan sedas y colas haciéndolas un tanto imperial pero aun manteniendo esa actitud sobria. 

    Otra de nuestras faldas favoritas era de un algodón brocado en los lados con una correa/fajón de merino cuya parte posterior era el protagonista con pliegues y lazos un tanto dantescos. Sin embargo el look se combina con una chaqueta de cuero de cuello alto y zapatillas ballerina Prada color verde oliva claro. 

    Entre el edgy coquette, el charleston a «Lo Police» de los 80’s, los puffer de la época acompañados de cuellos bordados y un peculiar vestido de corte alto y rectangular de frente con la espalda afuera la colección es lo más intrincado de confección que hemos visto en un tiempo, manteniendo la tendencia de la oda al buen vestir pero brillantemente logrando que sus referenciales multi-épocas no se vean como parte del pasado si no de un futuro.

    En accesorios, los sombreros de plumas teñidas y de textura robusta fueron el toque más chic que se le podía pedir a los diseñadores. Las correas de cartera tipo correas gruesas de vestir son una variación innovadora al llevar tu prada bag.

    Audrey Hepburn hizo una película dirigida por William Wyler titulada «Como Robar un Millón de Dólares». Los atuendos de esta película, filmada en 1966 son el closet soñado de cualquier mujer de la época (o de la actualidad).

    Miuccia y Raf Simons podrían fácilmente vestir a un remake de esta película en la actualidad y lograr la misma importancia que ésta gozo en su vestuario hoy con su pasarela del ayer y del hoy que innova al futuro, con detalles dulces que se arriesgan y un sentimiento de esperanza al vestir que no importa los obstaculos que este mundo nos presenta, siempre vamos a vernos chic. 

    Te puede interesar:

    MFW FW24: Las heroínas de Alberta Ferretti

    MFW FW24: Roberto Cavalli imagina los estampados en «Marbleous»

    MFW FW24: Un Etro barroco, brocado y fuerte

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos