lunes, enero 17, 2022
More

    Rompe tabúes con la nueva novela de Eileen Cardet

    Su libro Urano te invita a evolucionar

    Eileen Cardet es una periodista de larga trayectoria quién después de varios años como presentadora de noticias decide lanzar Urano, su más reciente libro.

    Detrás de esta autora que conocemos, hay un relato que nos revela algunos tabúes desde su visibilidad periodística. De lo que nadie se atreve a contar.

    A falta de otras voces feministas que resuenen en los medios, Eileen Cardet se atreve a abrir el paso para hablar abiertamente de los tabúes; desde la genialidad, con un toque de erotismo y de magia.

    Eileen cuenta de algunos tabúes sexuales y otras cosas que callan

    Millones de personas cruzan una línea delgada cruel a la violencia sexual, por la que su inocencia se ve interrumpida. En Latinoamérica aún no hay una cifra exacta que dimensione cuántas personas atraviesan abusos y cuántos están destinados a ser callados. Combatirlos con eficacia resulta incontrolable.

    Es necesario buscar llamar la atención de estos terribles hechos que siguen siendo normalizados. Historias de inmigrantes que, detrás de sueños americanos, sacrifican lo sagrado. Niños y la violencia simbólica en la que cruzan el límite entre la virtualidad y esa realidad.

    EN MODA: Katy Perry en LuisaViaRoma, sorprende como Firework

    La autora nos muestra lo que hay de esa matriz sociológica detrás de un planeta transformador, del que busca revelar tabúes y transmutarlos.

    Cardet platica abiertamente con Marie Claire de su libro “Urano” que muestra algunos casos dentro del espectro sexual; de lo que nadie se atreve a contar.

    Foto: Cortesía Eileen Cardet

    Me alegra que te hayas atrevido a lanzarte.

    Sí, de hecho, estuve paralizada por casi dos años. Fue un proceso de valentía, un momento de epifanía, de vencer muchos miedos, del “qué dirán” por explorar el erotismo humano de manera cruda.

    Escribirla fue una catarsis increíble y luego la detuve por dos años. Aunque sí la mostré a personas, a escritores y todos me decían: “¡Lánzate, lánzate!” hasta que me dieron el empujón que necesitaba.

    Estoy feliz porque le tenía mucho miedo al prejuicio al ser escritora, pero la crítica ha sido muy buena. Me siento muy feliz, gracias a Dios me atreví a lanzarme. Es impresionante la cantidad de mujeres que me han escrito diciéndome que “pasé por algo así, yo me veo identificada en la novela”.

    ¿Cuál fue la primera idea, la imagen o lo que se te vino a la mente?, que tú recuerdes conscientemente.

    En 2018 me empecé a cuestionar mi propia vida como nunca lo había hecho. Un día leí un artículo de Vice News que decía “Taurus get ready Uranus is coming” me inspiró y simplemente me llegó la novela. De verdad, me llegaron los personajes, las caras. Me llegó todo. Fue sentarme a escribirla.

    ¿Cómo te ha cambiado la vida este libro?

    Me ha cambiado la vida a un nivel personal de decirme: “¡Qué tonta! Tuve tanto miedo de que saliera a la luz”. Hace dos años pude haber estado disfrutando de las críticas y de la acogida que estoy teniendo. Pero uno vive las experiencias cuando las tiene que vivir y no antes.

    Claro. Te perseguía cuando lo tenías guardado. Tenías esa asignatura pendiente.

    Todo el tiempo. Todo el tiempo pensaba en la novela y en el qué dirán. Pero con la pandemia nos dimos cuenta que no sabemos qué va a pasar con todo esto: “y si lo que me quedan son dos meses de vida o un año de vida”. Uno no sabe. Y si fracaso es una experiencia más. Pienso que la pandemia vino a cambiar eso. Para mí y para muchos que también les pasó; que se están lanzando a vivir cosas que no se atrevían antes. El futuro no está garantizado. Siempre deberíamos de vivir así la vida. Tomando riesgos y lanzándonos.

    Porque cuando miremos hacia atrás no olvidemos que nos atrevimos, ¿no?

    Yo creo que en algún momento pensé que esto era oro. Haber escrito algo que va a ayudar mucho a muchas personas también. Decir “¿sabes qué? Lo detuve y simplemente se cubrió de polvo y no me atreví”. O decir “mira, lo hice”. ¿Qué es lo peor que me puede pasar? Me atreví.

    El ser periodista tal vez nos obliga a ser “medidas” ¿Cómo fue pensar y dejar fluir el tema sexual, que es algo crudo? Cuéntame cómo fue ese proceso.

    Creo que el hecho de estar en el noticiero es parte de mí, pero esa no soy yo. Todo empezó cuando entrevisté a Claudia, una chica nicaragüense que vivió muchas cosas: en camino a México la violan, llega a Estados Unidos; terminó siendo trabajadora doméstica y el dueño de esa casa la lleva a vivir en un apartamento como esclava sexual.

    Es sádico y lo que ella vivió fue mucho peor de lo que yo narro ahí. Pero yo tenía que escribirlo así para que diera una bofetada. Para que la gente diga “esto pasa”.

    Afortunadamente Univisión me ha dado un apoyo total y entendieron mi trabajo periodístico con la denuncia social. Entendieron que, para hacerlo, yo no puedo escribir como la presentadora que la gente ve.

    Es el código de conducta que tenemos interiorizado como periodistas y poder aclarar todas esas cosas.

    El erotismo es parte de la humanidad y aún es un tabú. Hace un tiempo hice un reportaje de adictos a la pornografía y fui a un centro de rehabilitación. Pensé que encontraría hombres, pero más de la mitad son mujeres y el reportaje fue intenso. Conocí a una señora que me contaba lo que veía en internet: mientras más fuerte, denigrante y abuso; más vistas y más alcances tenía. ¡WOW! Cuando empiezo a corroborar todo lo que ella me estaba diciendo fue impresionante.

    Los niños ahora están a un click de distancia. En la novela también menciono eso. Acerca de padres preocupados de cómo van a ser las relaciones de sus hijos con sus otras novias cuando se está adoctrinando a estas juventudes a decirles que el sexo es así. Es terrible lo que hay en internet. Para mí, como periodista, fue como romper ese paradigma de cómo se ve la pornografía. Es incontrolable.

    En estas 4 semanas desde que salió la novela, tantas personas se han acercado a mí para decirme: “tu voz es resonancia. Lo que estás hablando ahí yo lo he vivido”. Así que, no me arrepiento.

    Porque hay que mostrar a esta sociedad como es. En mi novela yo entiendo que sobre el sexo no hay un capítulo de más. Ni una palabra de más. Todo está justificado para explicar algo. Tienes que terminar la novela para que te percates de lo que es la obra en sí.

    ¿Tienes planeado proyectar la novela en serie o algún formato audiovisual?

    Primero quiero terminar “Venus”, que es mi segundo libro. Y luego sí quisiera proyectarla. Sería fantástico. Creo que tiene bastante material para llevarlo a la serie. Me lo han dicho muchísimas personas. De hecho, he estado en conversaciones, pero aún no me han convencido.

    Sí, sí. Tómate tu tiempo. Porque si te tomaste tu tiempo para sacarlo, entonces tómate tu tiempo para ver.

    Ismael Cala lo leyó, se enganchó y lo entendió, pero me aconsejó: “explota primero uno y luego pasas al otro”. Porque llega un momento en el que te pierdes mentalmente. Además, he tenido 37 entrevistas en 3 semanas y es impresionante. Ha tenido una acogida increíble. La novela la están traduciendo al inglés. Y en un futuro, si fuera por mí, ya quisiera dedicarme a escribir. De verdad que sí. Completar esta trilogía sería tremendo proyecto.

    La vida me ha cambiado maravillosamente desde que llegó Urano a Tauro. Estoy feliz de haberme lanzado a escribirla. Digo: “WOW… Esto ha sido maravilloso”. La verdad, a mí siempre me ha gustado la mitología, la psicología.

    Mi mamá es profesional en psicología y la novela, pues, trata mucho de las sombras, mientras vayas leyendo, te vas a dar cuenta y te explica todo sobre la mitología “¿quién era Urano?” del impacto de Urano a nivel histórico también. Es interesante.

    Lo más importante es entender que el camino es absolutamente inesperado.

    Claro que sí. Es verdad. Llevo 21 años dando noticias en el mismo horario. Esto ha sido como una brisa de aire fresco; ha sido maravilloso para mí.

    SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @marieclaire_la

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    spot_img

    Otros artículos