viernes, abril 19, 2024
More

    Vitamina C 101: Una guía sobre el ingrediente que ilumina tu piel

    Este ingrediente puede darle una nueva luz a tu piel. Descubre aquí cómo mejor aprovechar la vitamina C en tu rutina de cuidado de la piel.

    Ahí viene el sol, y con ello la primavera trae consigo una energía renovada. Sin embargo, cuidar tu piel es parte esencial para evitar el daño que nos puede ocasionar el sol. La vitamina C es el ingrediente que puede ser nuestro aliado en esta misión, pero hay algunos mitos y realidades que necesitas saber antes de incorporarlo a tu rutina. Descubre más aquí.

    ¿Qué es la vitamina C?

    Le llamamos vitamina C al ácido ascórbico, y aparte de ser las pastillas que te tomas en otoño para evitar resfriados, es un antioxidante que protege tu piel. Entre sus efectos está reducir el impacto de contaminantes ambientales, reducir la hiperpigmentación de la piel al inhibir la producción de melanina y absorber el daño de los rayos UV (ojo: esto no significa que debas reemplazarlo con tu protector solar.

    ¿Cómo funciona?

    El ácido ascórbico se puede usar en diferentes concentraciones. Los estudios científicos respecto a este tema han hecho pruebas con concentraciones del 3 al 25%. Sin embargo, lo mejor sería que comiences con concentraciones más bajas ya que los porcentajes muy altos pueden ser irritantes en la piel.

    Cuando integres la vitamina C considera que sea de los primeros productos que te pongas en la piel, porque por si solo no penetra muy bien en la piel. Si aplicas otros sueros o aceites encima puedes crear una barrera entre la vitamina y tu piel. Lo mejor es usarlo después de tu limpiador.

    La vitamina C puede ayudar con la hiperpigmentación. Foto: Glossier.

    Un ingrediente que no debes usar con vitamina C es el peróxido de benzoilo, que encontraras en tratamientos para el acné, porque este lo desactiva. No son incompatibles, pero deberías tener mucho cuidado si lo combinas con retinoides e hidroxiácidos exfoliantes (AHAs, BHAs y PHAs) ya que te pueden irritar si son muy fuertes.

    ¿Me puede hacer daño si me expongo al sol?

    Hay algunos mitos alrededor de la vitamina C. El primero es que no lo puedes combinar con niacinamida, en realidad si son compatibles. El segundo es que te puede hacer daño al sol. Esto es un mito porque en realidad puede mejorar la protección que te ofrece tu protector solar.

    @isomerskincare ♬ original sound – Isomerskincare

    ¿Cuándo es momento de desecharlo?

    Existen dos tipos de fórmulas: A base de agua y anhídricas. Las fórmulas que contienen agua son más inestables por lo que para protegerlas del sol se conservan en frascos entintados, mientras que las que no contienen agua pueden preservarse más tiempo. Si tu suero comienza a cambiar de color, puede ser que se esté oxidando y perdiendo efectividad por lo que no te va a servir de mucho.

    Existen diferentes formas de incorporar la vitamina C en tu rutina, desde cremas y sueros hasta skin tints con protección solar. Lo ideal es que comiences con concentraciones bajas, y de forma paulatina para que tu piel se acostumbre.

    Te puede interesar:

    Esta es la cantidad correcta de protector solar que necesitas

    Conoce la rutina de skincare de Anne Hathaway, ideal para una piel joven y sana

    Esta es la mejor rutina de skincare para este San Valentín

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos