domingo, junio 23, 2024
More

    Balenciaga aterriza en Shanghái con su colección Resort 2025

    La colección Resort 2025 de Balenciaga es de proporciones magnas, inspirada en los rascacielos de Shanghái.

    Demna quiso dedicar su colección a un país muy importante para él. China es el país con más tiendas Balenciaga en el mundo, por lo que su llegada a Shanghái para presentar el desfile para Resort 2025 no es sorpresa. Hace un par de años realizaron una presentación especial de la primera colección Couture que Demna hizo para la firma.

    La experiencia fue completamente planeada para envolver al público. La invitación llegó en una canasta de bambú con una escultura de porcelana de un dumpling y algunos pastelillos win-win con el logo de Balenciaga del restaurante Un Xiang Mu Dou. Este también colaboró con Xiao long baos conmemorativos rellenos de trufa negra francesa y teñidos del gris Balenciaga, algo así como el smoothie de Erewhon que hicieron para el desfile en los Ángeles.

    La colección sin embargo no se lee como un disfraz de china. La referencia es más sutil. Hablando sobre la colección Demna comentó: “No creo en hacer colecciones crucero y subirte al bote o lo que sea… pero en lo que creo es en traer lo que hago, mi visión, a gente que lo aprecia y lo consume y China es ese lugar para mí”.

    La cita para presenciar la colección Resort 2025 de Balenciaga se dio en el Museo de Arte Pudong, diseñador por el arquitecto francés Jean Nouvel. La lluvia ayudó a crear una vibra de film noir, como si estuvieras en una película de Wong Kar Wai, pero con un departamento de vestuario sumamente experimental

    Una oda a los rascacielos de Shanghái.

    En esta ocasión era imposible ignorar los masivos zapatos que complementan la colección. La línea es elongada con sastrería oversized y abrigos que arrastrarían de no ser porque los modelos caminaron en sneakers y botas con plataformas de 16 a 18 cm de alto, una propuesta sumamente audaz, rayando en el peligro.

    La estética remite a los gráficos de los años 2000, donde la tendencia por lo urbano se mezclaba con un toque ornamental en marcas nostálgicas como Affliction o Juicy Couture (con quien colaboró durante su época en Vetements)

    Sin embargo, también hay gestos que recuerdan más a una actitud femenina y modesta como faldas de cuero con blusas de lazo. Entre las salidas vimos algunas piezas esenciales para abrigarnos del frío como gabardinas o chaqueta biker.

    Actitud Couture con sensibilidad experimental

    La transformación, un tema recurrente para Demna se hace patente en chamarras puffer y gabardinas que colgaban de los brazos de los modelos. Ah no, son bolsas tote en forma de chamarras puffer y gabardinas. Demna lo describió como “un juego con el trompe l’oeil”.

    Enmarcando la importancia de China para Balenciaga, la colección cierra con vestidos Demi Couture y Couture con fabricaciones experimentales. El primero es una silueta de columna con un top de volúmenes extraños logrados con bolsas duffel. Otros vestidos se hicieron con materiales inusuales como envolturas de regalo dorado, papel Tyvek (un recordatorio de que china es la cuna del papel).

    Eliza Douglas, musa eterna de Demna, cerró la colección Balenciaga Resort 2025 con un vestido rosa strapless decorado con “plumas” hechas de bolsas de plástico recicladas de una colección de hace más de 10 años y cortadas a mano. Esta es la forma en la que Demna reinterpreta las creaciones de Cristóbal, con una actitud estridente para nuestros días caóticos.

    Te puede interesar:

    Kate Moss es la nueva cara de Balenciaga para la campaña «Le City»

    PFW FW24: El Balenciaga de Demna y su interpretación de Cristobal Balenciaga en el presente

    Balenciaga toma un día de sol, Cardi B y jugos orgánicos en Los Ángeles

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos