miércoles, julio 24, 2024
More

    El camino a la redención de Mark Wahlberg

    El actor cuenta a Marie Claire que a sus 50 ha encontrado en un sacerdote de la vida real el mejor personaje que ha interpretado hasta ahora

    El hombre que por medio de la fe enfrentó los retos más grandes de una enfermedad degenerativa que le causó la muerte, tocó a tantos que Mark Wahlberg ha convertido en su misión dar a conocer al mundo el nombre de este sacerdote que tal vez pueda llevar su carrera a otro nivel.

    «Perdí a mi madre durante el rodaje de esta película, y nada es más importante que nuestras madres. Todos hemos crecido, todos tenemos hijos ahora, pero todos nos sentimos un poco desesperados a veces, gracias a que nos tenemos los unos a los otros y estamos ahí para apoyarnos los unos a los otros, pero es muy difícil», le cuenta a Marie Claire en esta emotiva entrevista.

    ¿Cuál fue tu razón para cambiar tu vida?

    Probablemente diré que fueron muchas cosas, pero en sí creo que fue la decepción al ver la cara de mis padres cuando tuvieron que sacarme de prisión cuando me metí en problemas una y otra vez y entonces me di cuenta de que estaba mirando a la gente equivocada en busca de inspiración, y estaba siguiendo a la gente equivocada, necesitaba convertirme en un líder y ser lo suficientemente fuerte para decir que no. Saber que iba a ir en contra de lo que estaba sucediendo alrededor y me convertiría en un hombre que haría el bien.

    ¿Cuál fue el reto más grande a la hora de interpretar al padre Stu?

    Pasé tanto tiempo preparándome para esta película, estuvimos desarrollándola por seis años y finalmente tuvimos un guión. Tuve como seis meses para trabajar en ella en si realmente en todos los días, mientras estaba rodando otra película, leía el guión en voz alta dos veces al día, así que tendría que decir, ya sabes, la cantidad de tiempo que teníamos, teníamos 30 días para rodar, así que tuvimos que hacerlo de una manera muy eficiente, pero yo estaba realmente encerrado en el personaje y sabía lo que se suponía que tenía que hacer y entonces tuve que, sin gran esfuerzo hacer mi parte.

    El padre Stu murió a los 54, ya estás cercano a cumplirlos. ¿De alguna manera te dio duro eso?

    Absolutamente sí. Pensé en eso un poco y, como sabes, imagina todas las cosas que el padre Stu podría haber estado haciendo hasta el día de hoy de estar vivo aún, él tocó a más personas en un corto período de tiempo que otros. Quién lo ordenó como sacerdote fue obispo por 40 años y no logró llegar a tanta gente como Stu en ese corto tiempo. así que creo que él no perdió un segundo y se aseguró de que el impacto de las vidas de las personas fuese de una manera positiva.

    ¿Todavía sigues pasando trabajo con la fe después de todos estos años?

    Creo que la mayor lucha que tuve con la fe fue recientemente durante la pandemia, porque no había faltado a la iglesia durante unos 15 años, siempre encontraba la forma de ir. Pero esta vez no tenía la misma conexión con la iglesia, en la comunidad, escuchando la palabra, aceptando la Eucaristía, todas esas cosas, no las tenía en mi vida, y eso realmente me puso a prueba, y cuando empecé el rodaje de la película, volví a entrar, pero todavía era… durante la pandemia,

    ¿De qué te salvó la fe?

    De una vida muy oscura, fea y dolorosa. Me dio esperanza, fe, inspiración y el propósito.

    ¿Tienes miedo, como padre, de que tus hijos cometan errores como los tuyos?

    Sí, por supuesto, siempre quieres asegurarte de que tus hijos no hagan lo que tú hiciste. Les doy el mejor ejemplo que puedo, pero también tienen que ser niños y aprender de sus errores y crecer, solo espero que vean lo comprometido que está papá con su fe y cómo es inquebrantable y entonces espero que se les pegue. No les hago ir a la iglesia conmigo y cosas así, pero quiero que sepan que, si no me lo pierdo, entonces debe ser muy importante, así que espero que eso se registre pronto en ellos.

    ¿Cuál es tu lema en la vida?

    “La vida es corta, vive la vida al máximo, pero vive una vida limpia, feliz y saludable”.

    ¿Cómo fue ser el hijo de Mel Gibson otra vez?

    Muy diferente esta vez, la vez pasada, obviamente, estábamos tratando de ir por las carcajadas y esta vez, él hizo un trabajo increíble, entendió las luchas de Bill y trajo un gran aporte a su personaje, creo que ha sido la mejor actuación que Mel ha dado en mucho tiempo.

    Con todo lo que está pasando en el mundo, ¿tienes fe en el futuro? ¿Con todos los extremos en los que estamos, hay esperanza?

    Sí, hay mucha división y espero que esta película pueda unir a la gente. Tengo mucha esperanza y mucha fe que la gente se unirá. Necesitamos grandes líderes, necesitamos personas de fe para unirse y decirle a la gente que no vamos a renunciar a la gente y que nadie está más allá de la redención y que vamos a amar a la gente, a apoyarlos y que la clave está en la inclusión y en unir a la gente.

    spot_img

    Otros artículos