domingo, junio 16, 2024
More

    Así se ve una relación tóxica

    “Existen varias señales de que pudieras estar viviendo dentro de una relación tóxica; que te cele, culpe y controle son algunas de ellas”.

    Seguramente has oído hablar del término «relaciones tóxicas» o has vivido una de ellas sin darte cuenta. Aquí te contamos cuáles son sus características para que puedas evitarlas o reconocerlas.

    Estamos acostumbrados a creer en el ideal de un amor romántico, ese que no hay, que no existe.

    Constantemente idealizamos a nuestra pareja a imagen y semejanza de como nos gustaría que fuese y en el camino tropezamos con la realidad, que muchas veces no es lo que parece y duele.

    Hay ocasiones en las que no logramos identificar en qué tipo de relación nos encontramos y vivimos abusos físicos y psicológicos disfrazados de verdadero amor.

    Desde pequeños nos hacen creer que «el amor lo puede todo», «amar es sufrir», «si no te cela no te ama», «que el desinterés es interesante» y la muy anhelada «yo lo voy a cambiar».

    Todas estas creencias son erróneas, pero se han ido normalizando conforme pasa el tiempo, aunque también hay más visibilidad para hablar de este tipo de relaciones que no son exclusivamente de la pareja, pues también las hay de amistad, de trabajo y de familia.

    Estoy segura que ya has oído hablar del término «relaciones tóxicas», has platicado con tus amigas e incluso con tu terapeuta sobre esto, pero si aún te quedan dudas sobre qué es, cómo se ve y cómo saber si estás en una relación tóxica debes tomarte una pausa para leer lo que significa este concepto que desde hace un tiempo se ha ido normalizando dentro de la sociedad y las relaciones humanas.

    Una relación tóxica es aquella donde un individuo de la pareja le hace daño de forma constante a la otra y puede llegar a violentarse física y psicológicamente.

    Lo peor de vivir dentro de una relación tóxica es que, muchas veces, la persona que está inmersa no es consciente de que está viviendo una serie de abusos por parte de su pareja, de ahí recurrimos al famoso dicho, “el amor es ciego” y vaya que lo es.

    Para todas las personas que han sufrido este tipo de relación es muy habitual que la víctima termine normalizando las actitudes tóxicas de su pareja, aún cuando sus amigos y familiares ya le hayan advertido que lo que está viviendo no es normal y necesita ayuda.

    Todos hemos vivido relaciones de toxicidad y abuso disfrazadas de amor, pero más allá que sólo juzgarnos, lo importante es aprender y reconocer cuando estamos viviendo una situación como esta.

    Señales de relación tóxica

    Existen varias señales de que pudieras estar viviendo dentro de una relación tóxica; si no le gusta que estés con tus amigos, si controla tus gastos, te stalkea en redes sociales o pide tus contraseñas, utiliza el chantaje emocional frecuente, es celoso, hace menos tus logros, minimiza tus problemas y te culpa de los errores del pasado, te encuentras viviendo una relación que no es normal, hay abuso de por medio.

    El control, la dependencia, la idealización, la desatención y las mentiras son otros de los mecanismos que conforman las relaciones tóxicas.

    Otro aspecto importante es señalar que todos los seres humanos tenemos comportamientos tóxicos, de hecho estoy segura que al leer esta nota podrás haber identificado más de uno y esto no es para que te sientas mal, sino al contrario para que puedas tomar acciones ante estás situaciones que suceden con tanta frecuencia.

    Nadie es perfecto y todos cometemos errores, lo importante es aprender a poner nuestros propios límites cuando estamos en una relación, ya no se vale quedarnos callados por el medio al que dirán; sintámonos libres de poder tener un amor que nos procure, escuche y se preocupe al igual que tu lo harías.

    ¿Cómo salir de una relación tóxica?

    Parece sencillo explicar cómo liberarte de una relación tóxica, claramente no es fácil, pero tampoco imposible y no existe un manual preciso de cómo hacerlo.

    El primer paso para lograrlo es aceptar que viviste abusos dentro de tu relación, platicarlo con tus familiares, amigos e incluso acudir a terapia es una de las mejores soluciones.

    El segundo paso es enfocarte en ti misma; sal con tus amigas, viaja, ve de fiesta, vive la vida como tu quieras. El tercer y último paso es cortar cualquier tipo de relación con tu ex pareja para que evites caer en un círculo vicioso y tormentoso de tu relación pasada.

    Cuando elegimos estar en una relación de pareja debemos aprender a estar con alguien por elección propia, no por necesidad o miedo a la soledad. Y, en lo que a mi respecta uno de los puntos más importantes, no dejar la responsabilidad de tus emociones en manos del otro.

    Tu felicidad depende de ti misma, no esperes a que alguien más venga a llenar tus vacíos emocionales, al contrario trabaja en ti todos los días de tu vida.

    Aprende a disfrutar de tu propia compañía, no tengas miedo de estar sola o solo, conviértete en la mejor versión de ti mismo. Sólo así tendrás una relación libre y sin poseer.

    Nuria Torres. (2021) Relaciones Tóxicas. España: PsicoActiva. https://www.psicoactiva.com.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos