domingo, marzo 3, 2024
More
    1x1 Pixel Ad Ad

    Fernanda Martin: Cuestionarse para encontrarse a sí misma

    «El cuerpo ideal es el cuerpo que hoy tienes».

    Créditos:
    Director Editorial: Gerard Angulo.
    Realización: Sergio Valenzuela.
    Fotografía: Zoé Gómez.
    Maquillaje y peinado: Iris Roxanne García.
    Producción: Afra Cuellar.

    Desde que Fernanda Martin comenzó a crear contenido en redes sociales, se ha distinguido por esa autenticidad y magia que difunde a través de cada posteo, su misión siempre ha sido clara: Ser ella misma, mientras se empapa de conocimiento y nuevos aprendizajes que disfruta todos los días.

    Ella nació en Ciudad de México, sin embargo toda su vida la ha pasado en Querétaro, razón de su espontánea personalidad de provincia. Fue locutora por aproximadamente siete años y medio, una de las razones de su desenvolvimiento ante la cámara.

    Pero, ¿quién es Fernanda Martin más allá de las redes sociales? En entrevista con Marie Claire, ella misma se define como «una mujer muy espontánea», a quien rige la humildad y apertura de cuestionar todo lo que pasa.

    «Soy hermana, socia, tía, esposa, amiga, una mujer que trata de desarrollar todos los ámbitos de su vida con mucho equilibrio, siempre teniendo en cuenta, que la lucha que yo no elegí pero me eligió es la anti gordofobia para poder visualizar todos los cuerpos más allá del amor propio«.

    Los cambios incomodan

    En los últimos años, el movimiento de amor propio ha tomado gran relevancia, difundiendo un mensaje poderoso e importante, sin embargo, éste también ha sido romantizado e incluso desviado de su verdadero sentido.

    Al tanto, Fernanda Martin señala: «Es súper bonito que nos amemos pero que también que los sistemas acepten a todos por igual y nos den a todos, los mismos derechos». Y es que, como ella misma lo apunta:

    «Todas las revoluciones y los cambios vienen acompañados de incomodidad, si no incomoda no cambia, si no incomoda no trasciende y no mejora».

    En el camino, ella también ha tenido que enfrentar distintos obstáculos que por un momento la hicieron cuestionarse: «Yo como mujer gorda, me costaba mucho trabajo que la gente me viera como algo más que gorda, eso se convertía en el primer identificativo».

    Sin embargo, eso fue una fortaleza para «aprender a ver dentro de la sociedad, qué nos toca hacer en este momento; voy a seguir recibiendo muchísimo hate y sigue siendo incómodo pero siempre llegas oídos a alguien que se puede cuestionar«.

    «Con que se cuestione una persona, esa persona en su entorno familiar, social, laboral ya va a empezar a cuestionar y son como gotitas de agua que generan eco«.

    Por lo tanto, esa es la idea de Fernanda Martin a la hora transmitir su voz: «Empezar a hacer pequeños cambios en grupos de personas chiquitos para que un día la sociedad sea más cómoda, quepamos todos».

    ¿Cómo empezó el camino?

    Ella misma comenta: «Yo no escogí esta bandera de representar a nadie, yo estaba en redes sociales como todos, subiendo mis fotos en traje de baño y de repente, empezaron a seguirme mujeres gordas que me decían ‘gracias por representarnos’«.

    Añade: «Yo no estoy representando a nadie, yo estoy existiendo, como no había representación de los cuerpos gordos en redes sociales, en medios tradicionales, las personas estamos necesitadas de vernos y decirnos ‘hay más como yo'».

    En su propio testimonio: «A mi me costó mucho trabajo encontrarme sexy dentro de este cuerpo y poder decir ‘este cuerpo es deseable, erotizable, es sensual’, para ello tuve que hacer fue buscar en internet, mujeres con un cuerpo parecido al mío en lencería«.

    No todos los días te vas a sentir maravillosa

    En este punto, hay un importante reminder de parte de Fernanda Martí: «El cuerpo ideal es el cuerpo que hoy tienes, no es el que mide ciertos centímetros, es el que hoy te permite tener la vida que tu estás decidiendo tener, te permite disfrutar, ver a tus amigos, hacer tus hobbies».

    Reflexiona: «Ese es el cuerpo ideal y no siempre tiene que gustarte porque la gente que si romantizamos este tema del activismo gordo, creen que todos los días nos despertamos y nos sentimos diosas empoderadas y no es así».

    Como lo aborda Fernanda Martin, definitivamente hay días que no nos gustamos, eso es totalmente normal y les puede ocurrir a todas las mujeres, sin importar el tipo de cuerpo.

    Sin embargo, hay una clave fundamental y es el respeto: «Siempre decide tratarlo con respeto, hoy no me gusta pero también merezco respeto, y si no me gusto, ¿qué puedo hacer para respetarme?».

    «A lo mejor echarle un poquito más de ganas a mi autocuidado y apapacharme con una mascarilla, hablarle a una amiga, escuchar una canción».

    Como ella bien lo menciona: «Hacer las paces con que no se supone que todos los días te sientes bonito«, es fundamental. «Aunque no te guste, respetate y tratate bien. Acepta que hay días soleados y días que te sientes guapísima, y esos debes explotarlos».

    «Los días que te sientas más apachurrada, que no estés cómoda, no pasa nada, no te castigues, no te reproches, ten mucha más paciencia contigo. Si hoy no estoy en mi 100, no pasa nada», una reflexión que debe estar en nuestra mente todos los días.

    Terapia, siempre terapia

    Por más que creamos que hemos avanzado como sociedad, la realidad es que no, el odio sigue estando presente en nuestra cotidianidad. Ante ello, Fernanda Martin expresa: «El hate es algo que siempre ha estado presente, no solo para las personas que hacemos redes sociales sino en la vida cotidiana y real».

    «Siento que recibo mucho hate de muchas cosas que se me han dicho durante mucho tiempo, tampoco es algo que me sorprenda. Cuando me siento imparable, el hate se me resbala«.

    «En mis días tristes todavía se permea de repente y tampoco es como que me sienta culpable por eso. No se supone que seas un chaleco antibalas al que no le hace daño nada».

    Fernanda recuerda que cuando empezó a hacer redes sociales, fue cuando comenzó a recibir mucho hate, así fue como tomó una de las decisiones más importantes y valiosas: Acercarse a terapia, «es el mejor consejo», asume.

    En la conversación recuerda que en aquella ocasión el terapeuta le dio uno de los mayores consejos que sigue tomando en cuenta: «Lo importante no es lo que te dieron, vamos a analizar porqué te dolió, porqué el dolor está en tu herida, no en lo que te hayan dicho».

    Así, llegó a un nuevo consejo, analizar el porqué duelen los comentarios externos. «Cuando algo que te digan allá afuera te duela, vete hacia adentro a preguntarte porqué», señala.

    «Es mi trabajo el poder cambiar y sustituir esa creencia para poder tener una realidad que sí quiero. Tenerte paciencia y cuando alguien te diga algo que te duele, ir a ti mismo para ver cómo le puedes hacer para sanar esa herida y que tu funciones mejor».

    Una plantita en constante crecimiento

    Actualmente, Fernanda Martí está feliz y enamorada, lo cual requirió de un proceso interno que destelló en lo exterior. En sus propias palabras comparte: «Yo encontré el amor mucho antes de conocer a mi esposo».

    Continúa: «Lo encontré con ese respeto y paciencia que me tenía a mí, más allá de gustarme todos los días, trato constante y bonito hacia a mí. Cuando vas regando tu propia plantita se va haciendo más fértil la tierra a tu alrededor y por eso hay oportunidad de que florezcan cosas buenas«.

    Y es que, es verdad, cuando llegas a ese punto de amarte a ti misma, es más fácil amar y sentirte amada por os demás. «Cuando yo empecé a cuidarme más y a tratarme mejor, hablarme bonito, alejarme de personas tóxicas y acercarme a personas que me hacían crecer y a fomentar mis pasiones, mi tierra alrededor se hizo más fértil y llegó esta persona».

    Así es como puntualiza: «Javier llega a ser esa reafirmación de que lo estoy haciendo bien, para mí fue como ‘estoy construyendo una vida, me estoy convirtiendo en una persona que me encanta y hoy ya tengo con quien compartir todo eso‘».

    «Dicen que lo que es afuera, es adentro, siento que para mí fue el poder ver que todo el jardincito que estaba regando adentro de mí, comenzó a florecer afuera«.

    La presión social e incluso biológica, nos lleva a tener ideas y pensamientos constantes como el «me voy a quedar sola», cuando no todo se trata de la pareja, también hay amigos, familia, proyectos. «Nunca estás sola», admite Fernanda.

    Sin embargo, admite: «Es increíble cuando llega esa pareja si es lo que estás buscando, pero si no llega, no se tiene que sentir como fracaso, no te sientas sola porque hay gente que incluso dentro de una relación se siente mucho más sola que tú».

    ¿Cuál es esa clave que Fernanda recomienda? «No busques una pareja para no sentirte sola, sino cuando ya hayas construido tu vida. ‘Ya me encantó cómo decoré mi casa y mi casa soy yo y mi corazón, ahora a quién invito, pero primero encárgate de que tu casa te encante y disfrutes estar ahí«.

    Cuestionarse también es sumamente importante: ¿Por qué crees lo que crees, por qué quieres lo que quieres? «Cuando empiezas a cuestionar todas las cosas con las que creciste, te das cuenta que hay muchas cosas que quizá si te funcionen y las sigas queriendo».

    «Cuestiona tus creencias, deseos, sueños y ambiciones para que realmente sea o que tu quieres y no lo que te enseñaron a querer».

    Para terminar, Fernanda Martin menciona: «En los últimos dos años de mi vida, he descubierto el valor que más me hacía falta conmigo y con los que me rodean: La paciencia. Sé paciente contigo, tente muchísima paciencia, tratate bonito y ten paciencia contigo porque tus procesos no son los del de a lado».

    Entre tanta frases que marcan la personalidad de Fernanda, hay una en especial que comparte con Marie Claire, que ella misma confiesa haber escuchado: «El que sepas cargar lo que te pesa, no significa que no te canses».

    Y es tan cierto, aunque suene cliché, la vida no es color rosa, todos tenemos procesos y batallas que son parte de nosotros mismos. Está bien comenzar un camino al amor propio, siempre y cuando estemos conscientes de que existen días buenos y días malos, y eso, está bien.

    Te puede interesar:

    Ana Carbajal: El acto más hermoso de rebeldía

    Selena Gomez reflexiona sobre los cambios en su cuerpo con el paso del tiempo: «No soy perfecta»

    Mente y cuerpo, una conexión vital para tu salud 

    1x1 Pixel Ad Ad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos