domingo, junio 16, 2024
More

    Ana Carbajal: El acto más hermoso de rebeldía

    En esta editorial, la modelo mexicana nos permitió conocer su lado más humano y sensible…

    Créditos:
    Realización: Sergio Valenzuela / @sergio.valenzuelach
    Maquillaje: Rocío Solloa / @rociosolloa x @hottoolslatam y @revlonmexico

    Encontrar el amor propio es un camino lleno de altas y bajas como si de una montaña rusa se tratara, eso lo sabe perfectamente Ana Carbajal, quien con el paso del tiempo se ha encontrado a sí misma para mandar un mensaje especial en el que los estereotipos no existen.

    Con una personalidad incomparable que irradia esperanza y motivación, Ana Carbajal, la modelo mexicana, quien se ha distinguido por seguir sus ideales, se adueña de nuestras páginas como la mujer libre, poderosa y real que es, capturada por el lente de nuestro editor de moda, Sergio Valenzuela.

    Hablar de amor propio puede extenderse hasta una conversación interminable, la cual se remite a lo interno y una lucha de día a día contra los prejuicios. Para Ana Carbajal: «Es el reflejo de la relación que tienes con la persona que vive dentro de ti, pero que muchas veces hacemos como que no existe».

    «Es la relación más importante en toda tu vida, porque con esa persona naces y con esa persona te mueres y la lucha con esa persona que es contigo misma es la que nos lleva a vivir experiencias muy dolorosas y que está muy normalizada», compartió a Marie Claire México.

    Un acto de rebelión

    Encargada de darle sentido al significado de amor propio y todo lo que conlleva, ella misma lo denominó como un acto de rebelión: «Para decir que no tengo que estar en lucha conmigo misma, no tengo que hacer esto, tengo que estar bien conmigo y trabajar esa relación y darme ese amor que me han quitado».

    «Porque yo creo que nacemos con ese amor intrínseco, pero la sociedad, los estereotipos, hasta la familia muchas veces nos lo han quitado con comentarios, con experiencias, es ese acto de rebeldía donde me merezco y soy suficiente. Puedo vivir con esos estándares altos de amor», afirmó.

    Sabemos que decirlo es fácil pero el camino no es así, para Ana Carbajal eso ha implicado un proceso complicado del que ahora está consciente: «Ahora puedo ver y agradezco a todas las personas, situaciones y momentos difíciles porque fueron un detonante, me llevaron a un punto de quiebre y a tocar fondo para decir: ‘yo no puedo seguir viviendo así'».

    «Mi historia fue tocar fondo, entrar a una industria en la que la imagen es tan importante y ese era mi punto débil que llegó un momento en el que me quebré, dije: ‘no hay otra opción que sanar esto, no puedo seguir viviendo así estoy cansada de sufrir, estoy cansada de despertarme todos los días y no ser feliz con la persona que está en el espejo’, entonces ese fue mi proceso», expresó.

    El trayecto implicó imaginarse el amor que sentía a otra persona como su madre o una amiga: «Fue ese mi referente, pues no les gritaría ni juzgaría, entonces empecé a hacer pequeños actos de amor y poco a poco me fui enamorando de mí misma».

    «Más que comenzar por uno mismo, comienza quitando, a veces queremos amarnos sumando cosas, lo cual no sirve de nada si no te has quitado esas creencias que te han impuesto de que tienes que ser de cierta manera para sentirte bonita, que tienes que tener pareja, que tienes que tener trabajo y siempre hay como un requerimiento de una lista de lo que tienes que tener para ser suficiente y ser feliz«, agregó.

    Así como señaló: «Creo que primero hay que quitar eso para que los actos de amor puedan tener una tierra fértil y puedan florecer, sino es como maquillar una herida que todavía está ahí y que todavía va a doler».

    Una industria llena de estereotipos

    Para Ana Carbajal, llegar a la industria de la moda no fue color de rosa, cuando aún existían ciertas exigencias: «El inicio fue muy duro como cualquier rebelión, como cualquier cambio, como cualquier persona que se atreve a pensar diferente para hacer un cambio difícil y cortar maleza».

    «No significa que no haya sido hermoso, pero tal vez llegar ahí no fue tan hermoso, fue difícil porque venía de una sociedad tan machista, con estereotipos. Yo vi el modelaje de tallas extras como un escape y donde iba a estar a salvo y ya era aceptada, pero me encontré con lo contrario», admitió.

    La talla dejó de ser un problema, pero nuevas peticiones comenzaron a hacerse presentes, ahí fue cuando recordó: «‘Te permitimos que no seas flaca, pero tienes que tener este tipo de cuerpo, no puedes tener estrías, tienes que operarte’, me dijeron muchas veces que me hiciera liposucción».

    «Fue muy fuerte, porque ya sentía que ya no tenía a dónde ir, no quería volver de donde venía. Yo ya no quería estar viviendo en esa lucha y acá me encontré con ella, entonces, por un tiempo, por uno o dos años viví como adormecida, honestamente solo escuchando y obedeciendo cosas de cómo vestirme y más.

    «Me perdí, fue cuando toqué fondo y dije ‘no puedo así, no sé quién soy, tengo que encontrar primero quién soy y si eso me hace perder familiares, amigos, trabajo, no me importa, pero mientras no me pierda a mí, voy a estar bien”.

    En los últimos años, la industria ha tomado un rumbo diferente y aunque todavía queda un camino largo por recorrer, Ana Carbajal compartió su punto de vista sobre la situación actual y los nuevos esquemas: «Con intención o sin intención, háganlo porque lo necesitamos, lo ideal en un mundo perfecto sería que genuinamente tuvieran la intención de romper con estereotipos, de sanar a muchas mujeres que dañaron con sus propias campañas».

    Ana Carbajal es un ejemplo de lucha y a través de su voz, envía un mensaje poderoso: «Cualquier cuerpo es válido y tiene que tener amor propio, no hay una talla específica, una mujer delgada».

    «Una mujer grande, cualquier persona puede tenerlo y debe trabajar en él, no hay un requisito y creo que eso es muy importante recalcarlo». Así, concluyó con una frase que se repite todos los días: «Ya eres suficiente».

    La entrevista completa, así como el shooting completo con Ana Carbajal, lo puedes encontrar en nuestra versión impresa del mes de mayo.

    Te puede interesar:

    Warners en Love Yourself: Sobre los cuerpos reales en la industria de moda

    El cuerpo que habitamos y la percepción

    Mi cuerpo… ¿tú decisión?, una explicación de Roe Vs. Wade

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos