martes, julio 23, 2024
More

    Hotel Hassler, el camino al cielo en Roma

    Con más de 100 años de hospitalidad el hotel Hassler en Roma tiene las escaleras al cielo.

    Cuando viajamos a Italia, uno de los destinos imperdibles siempre es Roma. Un lugar repleto de arquitectura, arte y belleza que invade los sentidos humanos. Su cultura y gastronomía lo convierten en uno de los atractivos turísticos más importantes del mundo. Dentro de sus calles históricas se encuentra el hotel Hassler, el más codiciado e importante de todos.

    Sus puertas se abrieron en 1893 y hasta el día de hoy es un referente en hospitalidad. Sus habitaciones son ejemplo de lujo clásico e historia, su cocina es la mejor de Italia y la comunidad internacional ofrece una experiencia única.

    Hotel Hassler calles
    El Hassler irradia la elegancia del viejo mundo.
    Foto: Cortesía Hotel Hassler

    Hassler, una ubicación de ensueño

    La ubicación del hotel es uno de sus mejores atributos, con una de las vistas más exclusivas del mundo sobre las iglesias de la Ciudad Eterna. Situado en lo alto de la Plaza de España, junto a la iglesia Trinità dei Monti y a poca distancia de los jardines de Villa Borghese, Via Veneto y Via Condotti.

    Personalidades del mundo del entretenimiento lo eligen como una de sus mejores estancias. Al Pacino, Bill Gates, Sofía Coppola, Robin Williams, Madonna, Mariah Carey y muchos más han descansado en la comodidad de sus paredes.

    Hotel Hassler terraza
    El restaurante de la azotea, galardonado con una estrella Michelin
    Foto: Cortesía Hotel Hassler

    Habitaciones y suites llenas de historia

    El hotel cuenta con un total de 66 habitaciones, cada una diferente y diseñada de manera individual. Las 21 suites tienen el corazón de Italia en su interior, con obras de arte y antigüedades que decoran el espacio, tapices y pliegues de épocas pasadas, techos de mosaicos y un aire de modernidad contemporánea. El calor de Roma se siente en el ocre y el rojo que pintan los alrededores del hotel.

    Para todos los gustos y necesidades, la refinada suite Hassler Penthouse cuenta con decoraciones de lujosas telas Hermès, dos dormitorios principales y un bar totalmente equipado. El salón da la bienvenida con una mesa para ocho personas y un piano de cola.

    Hotel Hassler habitación
    Penthouse terraza
    Foto: Cortesía Hotel Hassler

    La Suite Penthouse Villa Medici ha pasado por una renovación completa para cumplir con todos los estándares de la clientela, con una terraza privada que crea un paraíso de relajación, un comedor elegante y un baño principal revestido de mármol Botticino.

    Para aquellos viajeros que quieren sentir y dormir directamente en el corazón romano, la suite presidencial San Pietro y la suite presidencial Trinità dei Monti han sido diseñadas para llevar la experiencia italiana al siguiente nivel.

    Hotel Hassler suite presidencial
    Vita de la suite San Pietro
    Foto: Cortesía Hotel Hassler

    La primera cuenta con un escritorio antiguo de 1780 y vitrinas con piezas romanas originales, mientras que la segunda tiene un comedor decorado con cristales Swarovski y ventanales que ofrecen vistas cercanas a las cúpulas gemelas de la iglesia Trinità dei Monti.

    Lo mejor de la gastronomía italiana a solo unos pasos

    Las vacaciones en Roma, además de su historia, es famosa por su gastronomía. Pocas ciudades en el mundo cuentan con una cocina tan exquisita y reconocida. El hotel Hassler no solo destaca en hospitalidad, sino que también cuenta con un restaurante donde el gusto y la visión crean una experiencia culinaria única.

    Con una estrella Michelin, el restaurante panorámico ofrece una decoración refinada, luces románticas y una atmósfera mágica. El menú es un homenaje a la tradición italiana, utilizando productos de temporada y combinándolos con técnicas modernas. Aquí se prueba la comida del futuro.

    Restaurante Hotel Hassler
    El restaurante tiene una vista panorámica
    Foto: Cortesía Hotel Hassler

    Un bar de ensueño

    La coctelería también es parte de esta experiencia. El Hassler Bar ofrece una coctelería acogedora con opciones ideales para después de cenar o como aperitivo. Aquí podrás probar el famoso «Veruschkas», una vigorizante mezcla de zumo de granada y champán.

    Para tener reuniones excepcionales, las salas de conferencias tienen una decoración barroca dorada, cortinas del siglo XIX y acceso a jardines de ensueño.
    Hospedarse en el Hotel Hassler es el camino más cercano al cielo.

    Hotel Hassler bar
    El bar esta rodeado de madera oscura y tapicería de cuero.
    Foto: Cortsía Hotel Hassler

    Cada detalle está cuidado a la perfección, tomando lo mejor de la cultura y la historia de Italia para transformarlo en la nueva definición de viajar con lujo y estilo. Si buscas lo mejor este es el ejemplo perfecto de la joya de la corona en el mundo de la hospitalidad.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos