miércoles, julio 28, 2021
More

    Hablemos de finanzas personales en pandemia

    Toma nota si no te pasaron a ti

    Sallie Krawcheck, CEO y cofundadora de Ellevest, comparte lecciones de finanzas personales que aprendimos del 2020.

    La vacunación en la mayor parte del mundo está avanzando y el mundo parece volver a retomar algo parecido a la normalidad y esperamos que el 2022 no sea tan riesgoso de lo que fue el 2020 y el 2021.

    El retorno a la nueva normalidad significa que la economía se está reactivando y el dinero comienza a fluir nuevamente.

    Algunos especialistas económicos como Jamie Dimon predicen cielos azules económicos que podrían durar muchos años.

    La gente está lista para volver a la calle y comenzará a fluir el dinero, lo que impulsará nuestra economía hacia arriba.

    TAMBIÉN PUEDES LEER: Documentales sobre feminismo que todas tenemos que ver

    LECCIONES DE FINANZAS PERSONALES QUE NOS DEJÓ LA PANDEMIA

    Pero antes de que todos regresemos, tomemos un minuto para trazar una línea debajo de algunas de las lecciones finanzas personales de la pandemia y prepararnos financieramente para el próximo capítulo.

    LOS EFECTOS NEGATIVOS DE LA PANDEMIA, ECONÓMICAMENTE HABLANDO…

    Sabemos que el 2020 afectó más a las mujeres que a los hombres, ya sea por la pérdida del empleo, la pérdida de productividad debido a las obligaciones de cuidado familiar o la necesidad de gastar sus ahorros (o tal vez gastar más de su límite de crédito, si no tenían dinero en efectivo ahorrado).

    Por eso es importante que reconozcas que, aunque los cielos fueron grises y con tormenta, estarás bien y mucho mejor en el futuro.

    Ahora, después de darte esa palmada en la espalda, debemos entender cuáles fueron las lecciones financieras que nos dejó el 2020.

    Las empresas encontraron formas de crecer y prosperar a pesar de la pandemia

    Lo que aprendimos: El mercado de valores está un 87 por ciento más alto ahora que su punto más bajo en marzo de 2020. ¿Quién lo hubiera adivinado? (Respuesta: nadie).

    Es posible que hayas escuchado que “el mercado de valores no es la economía”, y eso es cierto: el mercado de valores tiene “visión de futuro” y (como podemos ver por cuánto más rápido se recupera) no lo hace.

    En cambio, representa las expectativas de un amplio conjunto de perspectivas de crecimiento y rentabilidad de las empresas.

    Esto trae a la mesa la lección de que invertir en el mercado de valores (también conocido como invertir en esas empresas) ha sido históricamente un generador de riqueza, para algunos, de riqueza generacional en este país.

    El bienestar financiero está teniendo un buen momento. Dejémoslo así.

    Para un verdadero bienestar, debemos agregar el bienestar financiero a las viejas sierras del bienestar emocional, el bienestar físico y el bienestar espiritual.

    A menudo se deja fuera de la rutina de autocuidado, pero no estar al tanto de sus finanzas puede socavar significativamente su bienestar.

    El dinero es nuestra principal fuente de estrés. Tomar medidas, como ahorrar e invertir, reduce ese estrés.

    Y nadie, repito, nadie, necesita más estrés después del año pasado que tuvimos.

    TAMBIÉN PUEDES LEER: Clásicos del cine que debes de ver al menos una vez en la vida

    Revisamos nuestras carreras y la forma en la que trabajamos.

    Vale la pena mirar nuestras carreras con ojos nuevos y saber qué sí y qué no queremos en nuestra vida.

    Sabemos más sobre el carácter de la empresa para la que trabajamos. ¿Tu empresa se adaptó a su necesidad de flexibilidad? ¿Ayudó a sus empleados a trabajar de una manera que funcionó para ellos? ¿Fue flexible con tiempo libre? ¿Continuó impulsando la diversidad? ¿Inspiró valentía para hacer cambios profesionales? Bien ahora lo sabes.

    Tal vez signifique que quieras trabajar ahí para siempre, pero tal vez significa que es hora de seguir adelante y buscar nuevas oportunidades laborales en prados más verdes.

    El regreso al trabajo está más cerca de lo que parece.

    Y si fuiste una de las muchas mujeres que dejaron la fuerza laboral el año pasado (muchas de las cuales fueron despedidas; otras que tuvieron que irse para cuidar a los niños o un miembro de la familia), recuerda, todavía hay esperanza.

    A medida que la economía se recupera, esperamos que las empresas contraten en mayor medida, sólo recuerda poner atención a la lección pasada y saber qué es lo que realmente quieres en tu nueva vida laboral.

    La lección final

    Por último y no por ello menos importante, como dijo un miembro de la comunidad de Ellevest: “Si no controlas tu propio dinero, no controlas tu propia vida”.

    Pongamos eso en orden antes de que regresemos a la nueva normalidad

    SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @MARIECLAIRE_LA

    spot_img

    Otros artículos