miércoles, junio 12, 2024
More

    Mary-Black Suárez: Su relación con Juan Gabriel y ser poderosa en la industria del entretenimiento 

    Una historia de inspiración…

    Por: Monica Mendoza.

    Un despecho la llevó a mudarse de Venezuela a Estados Unidos, estaba muy jovencita cuando decidió vender su auto y un par de cosas más y empezar su vida cómo inmigrante. Mary Black no imaginaba que su futuro le incluía convertirse en una de las mujeres más poderosas de la televisión en español.

    En la actualidad es la Productora de los Latin Billboards Music Awards, evento que se llevará a cabo el día 05 de octubre en la ciudad de Miami.

    Mary, ¿con cuánto dinero llegaste a Estados Unidos?

    Llegué a Miami con solo mil dólares en 1986. De hecho, mis primeros días en Estados Unidos fueron muy interesantes: llegué a Miami en lugar de Nueva York. El esposo de una amiga me puso en contacto con un amigo suyo que vivía en Nueva York. Así que, apenas una semana después de llegar a Nueva York, lo conocí.

    Me invitó a comer una porción de pizza y cuando estábamos comiendo, me pidió prestados mil dólares. Le presté la cantidad completa porque él necesitaba el dinero para sacar su automóvil del taller. Aunque perdí mil dólares en ese momento, gané un amigo para toda la vida, ya que se convirtió en un amigo inseparable. Fue un acto de confianza increíble.

    ¿Crees que esa disposición a confiar y ayudar es una característica común en los latinos?

    Definitivamente creo que la confianza y la generosidad son rasgos comunes entre los latinos. Creemos en la gente y compartimos lo que tenemos. Es parte de nuestra naturaleza. Mi amigo no me devolvió el dinero pero cada vez que necesitaba mudarme, él me ayudaba con su automóvil. Fue una experiencia hermosa y una muestra de nuestra cultura.

    Mary, ¿cuál era tu objetivo al venir a Estados Unidos? 

    Mi objetivo al venir a Estados Unidos era perseguir mi pasión por el cine. Antes de mudarme, había trabajado en Venezuela en la postproducción de una película y había producido una película con un director venezolano llamado César Bolívar. La película se llamaba «Más allá del silencio» y disfruté mucho la experiencia del cine. Estaba realmente fascinada por el mundo del cine.

    ¿Qué ocurrió con tu carrera cinematográfica después de llegar a Nueva York? ¿Cómo afectó el idioma y las circunstancias a tu búsqueda en la industria del cine?

    Llegué a Nueva York con la idea de que aquí se hacían las películas que me interesaban: las intelectuales y artísticas. Sin embargo, no era tan sencillo, sobre todo, por mi fluidez en el inglés. Después de unas semanas, llamé a mi papá con la idea de regresar a Venezuela, pero él me aconsejó que me quedara al menos por un año. 

    Así que salí a buscar trabajo y a través del consulado de Venezuela, conseguí una entrevista con un productor venezolano, Gale, para trabajar como periodista en una cadena de televisión en Nueva York. Y así encontré un empleo en lo que ahora es Univisión que antes era SIN.

    Luego tuve la oportunidad de explorar la industria del cine de una manera diferente: en la televisión. Nunca abandoné mi amor por el cine. Encontré maneras de fusionar mis experiencias en ambos campos, lo que me permitió continuar persiguiendo mi pasión cinematográfica. 

    Me uní a Univision y estuve allí hasta que decidí retirarme para dedicarme a cuidar a mis hijos. Sin embargo, más tarde, regresé de manera independiente, eligiendo proyectos que tenían un significado especial para mí y que estaban alineados con mis intereses.

    Hablemos de un proyecto en particular: Los Premios Billboard. Comenzaste a trabajar en ellos un año antes de que la pandemia cambiara por completo la forma en que se realizan los eventos en vivo. ¿Cómo fue sobrevivir y adaptar todo el modelo de los Premios Billboard para enfrentar los desafíos de la pandemia?

    La experiencia fue un desafío creativo en el que mi equipo y yo tuvimos que obligarnos a idear de manera innovadora para llevar entretenimiento seguro a las casas de las personas: Creamos un evento con cuatro escenarios diferentes, cada uno gestionado por equipos separados. Tuvimos un sistema meticuloso para asegurarnos de que todos estuvieran donde debían estar y que se cumplieran los protocolos de seguridad.

    ¿Cómo manejaste el estrés y la presión durante ese período?

    Después de más de 30 años en esta industria, he aprendido a manejar el estrés. Siempre trato de mantener la calma y recordar que todo saldrá bien. Cada desafío que enfrentamos tiene su propósito y lo que sucede, sucede por una razón. Esa perspectiva me ha ayudado a mantenerme tranquila incluso en situaciones de alta presión.

    ¿Cómo fue enfrentar esa responsabilidad y cómo adaptaste el evento para garantizar la seguridad de todos?

    El bienestar de cada persona involucrada en el evento era primordial. La idea de que nuestro trabajo podría poner en riesgo la salud de alguien era insoportable. Pero también fue un reto maravilloso que me permitió ver la creatividad y el compromiso de cada miembro del equipo.

    ¿Qué habilidades o lecciones aprendiste de esta experiencia?

    La paciencia es una habilidad clave, especialmente al trabajar con egos, que a veces retador es parte del juego, pero siempre me enfoco en lo que es importante: El producto final. Tener claridad sobre para quién estamos trabajando es fundamental. Trabajo para las personas que se sientan en casa a mirar la televisión y para los artistas, que trabajan para sus fans. Cuando tienes un objetivo común en mente, todo se vuelve más armonioso.

    ¿Qué te motiva a seguir adelante y a buscar nuevos desafíos?

    La música siempre está evolucionando y este año, las nominaciones de los Premios Billboard reflejan cómo la música continúa cambiando y adaptándose. Trabajar con diferentes artistas y equipos que continúan reinventándose, marcando tendencias y que en cada evento, todo ello hace que nunca se vuelva rutinario. Cada proyecto es único y especial y la emoción de crear algo nuevo y sorprendente sigue siendo mi mayor motivación.  

    ¿Alguna vez has tenido que enfrentar un desafío en el trabajo que te haya llevado a seguir adelante a pesar de las dificultades?

    En mi carrera he enfrentado varios desafíos, pero creo que una de las experiencias más difíciles fue la muerte de Juan Gabriel. Éramos muy cercanos y su pérdida fue impactante para mí. Siempre recordaré cómo confió en mí para contar su historia y eso me hizo sentirme muy honrada y agradecida.

    Recuerdo que le pedí realizar un proyecto especial para contar su historia, y él confió plenamente en mí para llevarlo a cabo. Esa responsabilidad era enorme, pero él se sentía protegido al hablar conmigo. Mi compromiso era cuidar su legado y contar su vida de manera auténtica. Fue una experiencia que me recordó la importancia de ser responsable con las historias que compartimos y el respeto hacia los artistas.

    Hablaste sobre cómo tu papel puede ser como una especie de «mamá» para algunos artistas. ¿Puedes compartir más sobre esa relación especial que puedes tener con los artistas?

    En mi trabajo he tenido la oportunidad de crear relaciones especiales con muchos artistas a los quieres proteger como una mamá. Cuando un artista confía en ti y siente que puede ser auténtico contigo, eso genera un lazo especial. Mi compromiso es apoyarlos en su carrera y darles el espacio para ser ellos mismos. A veces, es como ser una mamá que les brinda consejos, pero también se trata de permitirles crecer y desarrollarse como artistas y seres humanos.

    ¿Alguna experiencia memorable o anécdota que te haya marcado especialmente en tu carrera?

    Sin duda, la relación con Juan Gabriel fue una de las más especiales en mi carrera. Fue un ser humano increíblemente talentoso y generoso. En cuanto a anécdotas, hay muchas que podría compartir, pero lo más importante es que cada proyecto y cada artista con los que he trabajado ha dejado una huella en mi vida. Cada momento, ya sea desafiante o emocionante, ha contribuido a mi crecimiento y aprendizaje en esta industria que amo.

    Te puede interesar:

    Nadia Ferreira habla sobre su experiencia en la maternidad

    Sarah Barlondo sobre el reto de ser mamá primeriza con una discapacidad

    «Con Carmen» un programa que rompe con los estereotipos

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos