jueves, junio 13, 2024
More

    MBFW Los Cabos: Alfredo Martínez evoca la opulencia de Nan Kempner

    La singular visión de glamour y sensualidad de Alfredo Martínez se enmarca en la noche y magia de Los Cabos.

    Alfredo Martínez imagina mujeres que viven en la noche. Hace un año fue su última presentación en MBFW en su natal Guadalajara y en febrero debutó su colección SS24 Mystere en su atelier. Ahora, él regresa a la Semana de la Moda mexicana con una oda al estilo de posiblemente la mayor fanática de la Alta Costura del siglo XX.

    Nan Kempner es una figura mítica en la sociedad neoyorquina y en la moda. En su adolescencia, su padre le ofreció un consejo muy duro: “Con esa cara no llegaras a ningún lado, más vale que seas interesante”. Así plantó la semilla del estilo y la colección que Nan cultivó, convirtiéndola en la persona con la colección de alta moda más grande del mundo. En retrospectiva, esa crueldad rindió frutos. Diana Vreeland sentenció a su favor: “No hay mujeres chic en Nueva York. Salvo, claro, Nan Kempner”.

    Ella estuvo en la mente de Alfredo Martínez al diseñar esta colección, sin embargo, esta influencia es más bien un elemento temático dentro del estilo del diseñador mexicano. Cada temporada es un nuevo capítulo en el que recrea elementos estilísticos que ahora son verdaderas obsesiones.

    Oro, fuerza, encaje y abstracción

    La silueta de los años 80 es evidente en camisas con hombreras, vestidos transparentes con escotes profundos y faldas lápiz con drapeados y pinzas para mayor volumen. La paleta de colores, de negro a verde cazador y amarillo mostaza enmarcan una silueta fuerte.

    Los accesorios son un statement de poder y fuerza, como guantes de cuero, brazaletes dorados y tacones de plataforma. Los cinturones, un elemento de estilismo clásico en Alfredo, enmarcan la silueta de reloj de arena.

    Esta fuerza y sensualidad se contrapone con el encaje, un textil más romántico que utiliza de forma magistral en blusas transparentes y como un overlay sobre la sastrería de la colección. Flores de organza extienden sus pétalos en gargantillas y en vestidos que nos recuerdan a la Alta Costura y el glamour de Kempner.

    Julia Ardón cerró la pasarela con la pièce de résistance de la colección: Un vestido dorado y drapeado, combinado con un par de guantes que se convierten en una capa en la espalda, como si se tratara de una escultura de oro. Al ritmo de “Enjoy The Silence” de Depeche Mode emergieron todas las modelos para el final. Una elección de música interesante, melancólica pero hipnotizante. Podríamos indagar su razón de ser, pero es imposible escapar el trance.

    Te puede interesar:

    MBFW llega a Los Cabos, esto es lo que tienes que saber

    MBFW Jalisco: Alfredo Martínez FW23, un tributo a la mujer en el cine

    Estas canciones pasaron de las pasarelas a nuestra playlist en 2023

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos