sábado, abril 20, 2024
More

    NYFW SS24 Día 1: De Coach a Ralph Lauren

    Así se visualizó el primer día de New York Fashion Week…

    La Semana de la Moda de New York empezó con una fuerza única. Muchos de sus espectadores usaban la frase «New York está de vuelta». Pero esta ciudad está viviendo un momento de grandeza sin precedentes en la última época. La fuerza, el espíritu y su velocidad parecería ser imparable y esto se hizo sentir en las pasarelas. Te contamos:

    Rachel Comey

    La diseñadora volvió a las pasarelas de New York para mostrar su colaboración con la afamada artista Joan Jonas. De hecho ha pasado un buen tiempo desde que Comey mostraba una pasarela ya que se estaba enfocando más en los lookbooks y la parte comercial pero al colaborar con una artista tan prominente, se tenía que honrar una oda a la misma.

    Los asentimientos directos fueron fáciles de conseguir: una minifalda y un vestido estaban bordados con flecos al estilo de un cartel de galería que llevaba el nombre de Jonas, y las piezas de lámina plateada podían vincularse a su inclinación por las superficies espejadas.

    Las piezas de jersey con estampado abstracto fueron extraídas del trabajo en video del artista y la visión de Comey. Fue el comienzo perfecto para la semana de la moda. 

    Coach

    Mostró su pasarela en la biblioteca pública de New York, una estampa cultural de la ciudad. El show fue interrumpido por modelos protestando al uso de cuero, y vale decir que sí puede que Coach sea una casa de cuero, pero la gran noticia de esta noche fue la introducción de trajes hechos de algodón o lana rehusada sutilmente «envejecidas» hasta la perfección.

    Otra dinámica de Coach es vender bolsas de cuero rehusado, así que la marca que sigue firme a su convicción también está aplicando técnicas sostenibles. Del «fashion» vimos un traje verde musgo con una chaqueta holgada de gran tamaño combinada con una falda larga delgada a juego, una continuación de la silueta que Vevers comenzó a explorar la temporada pasada y que sin duda son de las propuestas más brillantes de la colección (literal y figurativamente).

    Helmut Lang

    Era uno de los shows más esperados esta temporada bajo la batuta de Peter Do. Traer de vuelta esta casa de moda que fue parte de ese New York Fashion Week icónico en los 90 , generó sueños y esperanza en el rubro de la moda.

    Peter Do, un diseñador que promete, presentó una colección comercial con mucha de su identidad como Vietnamista Americano usando frases de poemas de Ocean Vuong (también Vietnamita Americano y quién cuyas líneas estaban pintadas en la pasarela del show) estampadas en camisetas como también una basta adaptación o reencarnación de la marca original, tanto que parecía una subversión de la misma.

    Siendo este el primer intento de Do para Helmut Lang, el esfuerzo fue sólido y muy estudiado. Esperamos que la segunda tanda sea una sinergia menos subversiva. Sin embargo, amamos la colección y el sentimiento que transmitió. 

    Prabal Gurung

    Presentó una pasarela que fue la personificación del romanticismo de la moda. A medida que las modelos caminaban bajo sutiles gotas de lluvia, mientras las colas de sus vestidos se arrastraban a lo largo de una caminata hacia el atardecer, Gurung logró enamorar a sus espectadores con la moda.

    La colección contó con infinidad de looks majestuosos, vimos piezas en pliegues, cortes estructurales con hombros desnudos y líneas de tafetán en colores eléctricos. La variedad de textiles y la presencia del jean (alerta en tendencia) presentó una colección que es real, fácil de vestir pero celestialmente grande en su confección. 

    Collina Strada

    Es una de las marcas más peculiares de New York Fashion Week ya que su diseñadora siempre se encuentra en un limbo moral entre bien y el mal, lo comercial vs sostenible con el fin de conseguir un balance perfecto para representar a su clientela.

    Digamos que si Phoebe Buffay comprara hoy, le compraría a Collina Strada ya que va con su personalidad. En la pasarela se vio un tema formal/informal donde había una falda floral fruncida que se usaba con una sudadera con capucha adornada con un diseño de estrella; un vestido camisero color menta espectacularmente sexy confeccionado con jersey de algodón.

    Un «vestido de novia» sin mangas blanco hecho de jersey con cintura caída y volantes de gran tamaño que parecían tener vida propia. Todo estaba drapeado, asimétrico, con volantes, flecos (alerta de tendencia) atado, rasgado.

    Un hermoso caos del que surgió la elegancia. Vimos un vestido con corsé alargado y falda muy drapeada en tonos amarillos y verdes. En la parte más formal un corpiño de terciopelo negro y una falda de punto blanca.

    Ralph Lauren

    No es un clásico, es un titán de la moda y dada a que esta semana de la moda de New York es el comienzo a un sentimiento de grandeza para la ciudad, el diseñador volvió al calendario formal de la misma. La colección de Ralph Lauren se basó en la bohemia dorada con mezclilla de encaje, pantalones harén en tonos joya, lamé y muchos flecos.

    En un almacén cavernoso en el Navy Yard de Brooklyn decorado para parecerse al rancho del Sr. Lauren en Colorado la pasarela fue el country chic en dorado. El show con más celebridades en la audiencia.

    La cual incluía a Jennifer López y Diane Keaton presentó a sus invitados una vibra de glamour pero de ensueño pero también el gran sueño de New York, la fantasía del vestir y el ser parte de ese algo especial que solo Ralph sabe lograr.  

    Te puede interesar:

    NYFW: Prabal Gurung en una diversidad de colores para Spring/Summer 2024

    NYFW: Collina Strada entre moda sostenible y expresión creativa en Spring 2024

    NYFW: Ralph Lauren, un derroche de fascinación en Spring/Summer 2024

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos