martes, febrero 27, 2024
More
    1x1 Pixel Ad Ad

    Todo lo que hemos visto de New York Fashion Week (hasta el momento)

    Si algo está teniendo esta semana de la moda es que viene recargada de excelente «fashion».

    Muchas de las marcas que se están presentando han elevado su nivel de confección del prêt-à-porter  comercial, a un nivel mucho más sofisticado y de muy alta calidad.

    Algo refrescante a la hora del vestir pues en sí nos muestra que la «moda» está volviendo a sus orígenes, donde la importancia de su creación sobrepasa cualquier otra prioridad. 

    Aquí te dejamos un review de lo que hemos visto en NYFW:

    Eckhaus Latta

    Mike Eckhaus y Zoe Latta mostraron una colección muy sexy pero diferente a lo que veníamos viendo. Nos atrevimos a decir algo más conservador pero sin referencia a lo pudiente que a veces se le relaciona a esta palabra, si no a su confección.

    El primer look, una chaqueta con pieles sintéticas de mangas abultadas y una falda tubo con recortes en la pierna la seducción de la colección fue más pensada, elaborada pero exitosamente lograda. 

    LaPointe

    LaPointe creó una colección donde cada atuendo envuelve al cuerpo femenino en su máxima expresión y con un resultado impecable al vestir.  Entre plumajes en mangas, faldas, botas, mangas y cuellos la colección es una divertida y coqueta al presentar diferentes siluetas para enriquecer el look de la mujer. 

    Jonathan Cohen 

    Cohen creó una colección que puede que sea la expresión máxima de la feminidad al vestir. Cada detalle de esta colección, bien sea la correa encima de un peplum, pétalos salientes al final de una bota de un pantalón, lazos que encierran un trench color marfil.

    Camisones plisados combinados con pantalones campana con la misma técnica… Todo está hecho para una mujer cuya feminidad y culto al detalle importa. Más que un estilo de vestir, Cohen rinde tributo al detalle y la elegancia como estilo de vivir.

    Anna Sui

    Inspirada en el personaje de ficción «Miss Marple» de Agatha Christie, Anna Sui quien siempre conceptualiza una idea/fantasía en su colección y merma la confección con la idea logró una colección excelente, donde desde accesorios a estilos retros y muy vintage al vestir hace sentido en el presente.

    Trajes de parches de cuero, suéteres estampados de rombos,y pañoletas en la cabeza se juntan y se hacen relevantes porque la mujer moderna quiere esto. Quiere el detalle, la historia y el leit motiv al vestir. 

    FForme 

    En dos años esta marca se ha convertido en una favorita para los citadinos de New York. Autóctona por su natural «quiet fashion», la marca continua jugando con el menos es más. Sin embargo este «menos» es un trabajo de textiles de alto hilo, costuras prácticamente invisibles y un tratado a la tela que hace que su efecto en su simplicidad se vea caro.

    El vestido verde esmeralda de seda drapeado es un solo tirón del vestido trabajo de tal forma que el cuello de lado en una sutil V es el punto de partida de todo el atuendo. 

    Ulla Johnson

    Consentida por la ciudad, Ulla Johnson presentó su habitual pasarela, en donde lo etéreo se mezcla con la feminidad de la mujer. Entre estampados y sedas plisadas brillantes, la colección fue un conglomerado «groovy» de textiles que resultaron en una gama de atuendos electrificantes, diversos pensados para la mujer que le gusta salir de su zona de confort y «jugar» con su look más siempre lograr un impacto de belleza en el. 

    Khaite

    La pasarela de Khaite dejo en boquiabierta al público. Fue una pasarela evocadora con una visión en donde chaquetas, abrigos, cueros, faldas de media pierna traen lo más chic de los últimos años de la década de los 80 y el principio de los 90 a la modernidad. Y aunque Khaite se rige por ser estoica, hay algo entre sus tonalidades que humaniza la elegancia de la mujer. Una colección perfecta. 

    Altuzarra 

    Inspirado en los  años 40 y 80 como puntos de referencia, Altuzarra creó vestidos fruncidos en punto elástico blanco mate con hombros ligeramente acolchados, trajes pantalón color camel con chaquetas ajustadas y pantalones muy ajustados.

    Vestidos de cóctel de un solo hombro en lamé de seda azul plateado y georgette elástico con botas de ante negras por encima de la rodilla y muchos cuellos de arlequín dándole así a su pasarela un tono teatral pero también reforzando esa oda al detalle femenino al vestir. 

    Jason Wu

    Jason Wu está trabajando sus colecciones en base a los 4 elementos. La pasada fue una colección inspirada en la fábula del agua y para este otoño, la fantasía es más sombría inspirándose en los bosques oscuros. Wu ha seguido basándose en la tradición de la ropa deportiva estadounidense, mostrando un número cada vez mayor de prendas junto con los bonitos vestidos por los que es conocido.

    El look de apertura de esta temporada fue un top relajado con hombros descubiertos y una falda de muchos paneles en jersey gris. También vimos un hermoso top bordado de tul combinado con pantalones negros, y muchos abrigos y muchas chaquetas entalladas entre capas de crin confeccionadas de manera perfectamente pero imperfecta. La fantasía de Wu al vestir continua. 

    Fotografía: Andrea Sabugo.

    Ludovic De Saint Sernin

    El niño dorado Parisino, trajo a Nueva York una colaboración con la Fundación Robert Mapplethorpe. De Saint Sernin leyó las memorias de Patti Smith, ganadoras del Premio Nacional del Libro, sobre su relación con el fotógrafo y atribuye al libro no sólo su autodescubrimiento sino también la génesis de su marca.

    Mostrando camisetas de organza transparente fusionadas con flores de terciopelo cortadas a mano y jeans. También versiones de cristal de las flores en un vestido de cota de malla y un par de blusas diminutas de un solo hombro y cuello halter.

    Sain Sermin hizo algo mucho más monumental de lo que ha mostrado en París, un gran honor para la ciudad porque así está demostrando que New York está elevando su prêt-à-porter a los estándares más altos. 

    AREA

    Taylor Swift usó pantalones AREA para celebrar el triunfo de su novio Travis Kelce en el Super Bowl. A la par, New York se deleitaba con la última pasarela de la marca. Inspirada en un Pop Art de los 60 y el surrealismo de los 20, la colección fue divertida, moderna, con detalles que iban desde estampados de flores, a formas de ojos cortadas en cueros.

    Los jeans fueron gran parte de la colección al igual que los faralaos estructurales en mini vestidos, vestidos altos y capas (muy a lo Balenciaga en su origen) que vestían al cuerpo completo. 

    Eso es lo que no ha dejado New York Fashion Week.

    Te puede interesar:

    1x1 Pixel Ad Ad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos