viernes, junio 21, 2024
More

    ¿Por qué Yucatán es cuna del feminismo en México?

    En el centro de Mérida, Yucatán, recuerda uno de los momentos más importantes del feminismo en México.

    Si algún día viajas a Mérida, tienes que saber que visitar el centro histórico y caminar por la calle 60 es prácticamente un requisito para avalar tu visita a la capital yucateca. No es difícil que el Teatro José Peón Contreras te robe el aliento con su suntuosa arquitectura y columnas ornamentadas.

    Pero, si tienes los ojos distraídos quizá no notes una pequeña placa negra que conmemora un hecho histórico en la vida pública de la mujer en México. Quizá no lo sabías pero Yucatán es un lugar clave para el feminismo en México.

    El 8 de marzo de 2022 se colocó una placa conmemorativa del Primer Congreso Feminista de Yucatán que se celebró del 13 al 16 de enero de 1916 en este teatro, siendo un antecedente histórico para la lucha feminista.

    Solamente Buenos Aires organizó un congreso feminista antes que Mérida, en 1910. Este es solo un objeto simbólico que confirma que Yucatán es cuna del feminismo en México.

    Rita Cetina Gutiérrez, ícono del feminismo en Yucatán

    En medio de una Yucatán convulsa e inestable se desenvolvió Rita Cetina Gutiérrez, una mujer que encontró en la educación la posibilidad de cambiar el destino de la mujer. Tuvo la suerte de nacer en una familia de la élite yucateca, acercándola a la mejor educación privada posible.

    Sin embargo, es ahí donde nace una convicción por ayudar a las demás. En 1870 funda con otras mujeres meridenses la sociedad literaria y de beneficencia «La Siempreviva«, una de las primeras revistas en hablar sobre los pensamientos de la mujer de la época.

    También abrieron una escuela primaria gratuita para niñas de escasos recursos con el mismo nombre. Rita fue directora y maestra de esta escuela entre dos periodos, de 1871 a 1877 y 1879 a 1886.

    La cúspide de su labor se encuentra en su labor como directora por dieciocho años del Instituto Literario de Niñas, la primera escuela Normal de Mérida donde impulsó la profesionalización para que la divulgación y la educación se volviera más disponible a la población.

    Una de sus alumnas, Elvia Carrillo Puerto se volvería figura central para poner sobre la mesa del debate el tema del sufragio femenino en México. Ella fundó una liga feminista en su nombre que ahora también se conmemora.

    ¿Por qué fue importante el Primer Congreso Feminista de Yucatán?

    Una curiosidad de esta conferencia es que fue convocada por el gobierno. Fue el general Salvador Alvarado, gobernador de Yucatán quien convocó a este congreso el 28 de octubre de 1915, para llevarse a cabo el año siguiente.

    Más de 600 mujeres, principalmente maestras asistieron de todos los rincones de Yucatán. El gobierno del estado asumió los gastos y se les dio una compensación, según la Dra. Gabriela Cano.

    Este congreso fue un espacio para reflexionar sobre el rol de la mujer, señalados en cuatro puntos:

    1. ¿Cuáles son los medios sociales que deben emplearse para manumitir a la mujer del yugo de las tradiciones?
    2. ¿Cuál es el papel que corresponde a la escuela primaria en la reivindicación femenina, ya que aquella tiene por finalidad preparar para la vida?
    3. ¿Cuáles son las artes y ocupaciones que debe fomentar y sostener el estado, y cuya tendencia sea preparar a la mujer para la vida intensa del progreso?
    4. ¿Cuáles son las funciones públicas que puede y debe desempeñar la mujer a fin de que no solamente sea elemento dirigido sino también dirigente de la sociedad?

    Las conclusiones y disidencias

    Así como en cualquier foro, existen diversas opiniones que enriquecen la discusión en torno a un tema. Hermila Galindo abrió el congreso hablando de la necesidad de educación sexual para las mujeres, una postura radical en su momento.

    Las reflexiones y conclusiones a las que llegaron se registraron de forma completa, incluyendo incluso la postura de la minoría, en un documento que se presentó al poder ejecutivo del estado.

    Se habló de la importancia de inculcar a la mujer su capacidad como una persona con las mismas capacidades que un hombre y que se le permite participar en la vida pública siempre y cuando no se requiera una “vigorosa constitución física” pues si intelectualmente son igual de capaces que los hombres, son capaces también de dirigir la sociedad.

    A partir de aquí se desenvuelve un movimiento feminista en México que ahora vemos alzando la voz en protestas y expresiones artísticas. Se ha progresado, sí. Pero aún hay mucho camino que recorrer para alcanzar la igualdad de oportunidades y derechos, tanto en la vida pública como en el campo laboral, económico y social.

    Te puede interesar:

    Microfeminismos: Cómo las mujeres desafían el sexismo en su rutina diaria

    Michelle Obama elogia a Beyoncé por su impacto cultural con «Cowboy Carter»

    ¿Estamos en la era de soledad?

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos