miércoles, octubre 27, 2021
More

    ¿Realmente funcionan los alineadores dentales transparentes?

    Mucha gente los prefiere a los brackets, pero ¿realmente son efectivos?

    Sin duda los brackets eran nuestra peor pesadilla de adolescentes. ¿Verdad? Y lamentablemente este miedo no se ha disipado aún en la vida adulta.

    Es por eso que muchísimas personas han buscado otro tipo de opciones para mejorar su dentadura, explotando la popularidad de los alienadores dentales transparentes en los últimos años.

    Parece ser tan sencillo obtenerlos que de manera recurrente dudamos sobre su efectividad. 

    ENTÉRATE: ¿Debemos de lavar nuestro pelo diariamente?

    ¿REALMENTE FUNCIONAN LOS ALINEADORES DENTALES?

    Es por esto que platicamos con el Dr Alberto Scott, director médico de SmileDirectClub que aclaró cada una de nuestras dudas al respecto.

    De acuerdo con el Dr. Scott: “Por naturaleza, la vista tiende a ver y buscar todo de forma simétrica, nos da cierta certeza de que las cosas están bien, con cada cosa en su lugar”, indicó.

    “Ese principio es la razón por la cual alguien siempre verá con mejores ojos a quienes tienen una dentadura alineada en comparación con los que poseen dientes chuecos”.

    Para el médico, “es un hecho que nadie se muere por tener una sonrisa imperfecta, pero la verdad es que quienes atienden ese problema que los médicos llamamos ‘maloclusión’ ven mejoras significativas en su autoestima y calidad de vida”.

    Durante décadas, la opción tradicional para atender las dentaduras desalineadas fueron los frenillos y brackets, independientemente del material usado; ahora, con los nuevos avances tecnológicos y la digitalización que permite personalizar con mucho detalle cada tratamiento como nunca antes, la solución para quienes padecen maloclusión de leve a moderada es el uso de alineadores transparentes, toda una revolución en la estética dental.

    ENTÉRATE: El autocuidado es fundamental para la concentración

    ¿QUIÉNES SON CANDIDATOS A USARLOS?

    “De entrada, toda persona que quiera mejorar su sonrisa; sin embargo, los dentistas y ortodoncistas tenemos que valorar algunas cuestiones previas de la salud bucal en general, pues no es conveniente recibir uno de estos tratamientos innovadores y con duración de entre 4 y 6 meses si hay detalles por atender primero”, señala el Dr. Scott.

    Aunque esta tecnología tiene un fin meramente estético, se ha comprobado que ayuda a mejorar la calidad de vida de quienes presentan por ejemplo:

    • Dientes apiñados o desalineados.
    • Mandíbulas que se mueven o hacen “clics” incómodos.
    • Complicaciones para pronunciar ciertas palabras.
    • Excesiva respiración por la boca.
    • Algunos dientes salidos.
    • La clave: digitalización y materiales

    Los nuevos alineadores transparentes, están hechos con poliuretano, un plástico libre de bisfenol A (BPA, sustancia relacionada con ciertos tipos de cáncer), y además tienen “memoria”: se van adaptando poco a poco y no de manera abrupta como los fabricados a base de PVC, que todavía abundan en el mercado. 

    Cuando alguien recibe un tratamiento personalizado mediante su propuesta de “teleodontología” (odontología a distancia, ya sea acudiendo sólo una vez a algún consultorio para la valoración inicial o solicitando un kit a domicilio con instrucciones paso a paso), los primeros alineadores son de poliuretano suave y con el paso de los meses se van cambiando por unos un poco más rígidos, lo cual reduce significativamente las molestias y dolores característicos de otros tratamientos, una ventaja que se ha comprobado con diversos estudios del Dr. Alberto Scott.

    “Para entender cómo funcionan estos alineadores dentales, es importante saber que los dientes se mueven relativamente rápido, y con ello las células y las fibras que los separan del hueso también se adaptan”.

    Con este método, pueden hacer que un diente se mueva un milímetro al mes sin dolor ni incomodidades, usando adecuadamente las piezas durante el día y la noche, retirándolas sólo para comer o beber.

    “Con la digitalización, uno puede medir con más precisión el movimiento del diente y ofrecer trajes a la medida para cada persona; esa es la magia de la tecnología”, concluyó. 

    SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @MARIECLAIRE_LA

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    spot_img

    Otros artículos