lunes, febrero 26, 2024
More
    1x1 Pixel Ad Ad

    Haute Couture SS24: Schiaparelli usa el ayer para contarnos del futuro

    Una analogía que se envuelve entre la alta costura y la tecnología…

    Rumores que LVMH está a punto de comprar Schiaparelli, no opacaron la obra maestra que Daniel Roseberry presentó al abrir la temporada de la alta costura de París.

    Un sensacional desfile inspirado en el ayer y el futuro, en el que celebridades como Jennifer Lopez, Zendaya y Hunter Schafer asistieron vestidas en sus mejores atuendos de la marca.

    Roseberry llevó el ADN surrealista de la casa a nuevos niveles inspirándose en un futuro robótico pero re-usando elementos del pasado. Vimos un bebé robot que parecía increíblemente vivo, llevado por una ágil madre (la modelo Maggie Maurer) en una columna de seda nacarada.

    Descubriendo Schiaparelli SS24 Haute Couture

    También tuvimos una modelo cibernética en un traje cóctel que parecía un imán que había atraído calculadoras, chips de silicio y transistores de teclado después de entrar en una tienda de electrónica. El resultado era un vestido majestuoso digno de una Elizabeth Regina futurista.

    Esta tendencia de la tecnología, el arte y ahora la moda se ha venido viendo. Artistas como Jean Shin presentaron instalaciones inspiradas en el mismo concepto el pasado otoño en New York.

    Roseberry abrió nuevos caminos con materiales, como el divino cóctel de piezas de ajedrez de apertura en vinilo, con un cuello de crochet blanco, y referencias; también vimos pantalones abombados hechis de decenas de cinturones occidentales.

    Una colección excepcional

    Una colección de alta costura verdaderamente excepcional, cuyos aspectos más destacados incluyen un vestido «criatura» con adornos de pétalos color nude y una abertura en forma de cerradura en la parte delantera; o un estupendo cóctel de encaje de ave del paraíso cuyas alas se elevaron.

    Las mangas y hombros abultados son prominentes y la construcción de impresiones 3D en los aplicados eleva el atuendo.

    Un traje de corbata de sedas blancas y crepes fue la máxima expresión de la sobriedad y elegancia a pesar de sus dimensiones futurista y los vestidos estructurados, con cuellos y hombreras construidas al arte estructural, con flecos beige cayendo en un negro, es la personificación de una obra maestra al caminar.

    Te puede interesar:

    Todo lo que debes saber de Elsa Schiaparelli

    PFW: Schiaparelli SS24, la magia surrealista en la pasarela

    Chiara Ferragni y Schiaparelli: Cuatro vestidos sobre feminidad, maternidad y poder

    1x1 Pixel Ad Ad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos