jueves, junio 20, 2024
More

    The Langham, una oda a la modernidad en Manhattan

    Nueva York siempre es una buena idea. ¿Quedarte en The Langham en la Quinta Avenida? Esa es una mejor idea.

    Soñar con Nueva York es imaginar un instante en el que todo encaja en su lugar, estar donde se supone tienes que estar. Es una ciudad que no puedes no vivir, aunque sea una vez en tu vida. Seguramente conoces a alguien que lo puede comprobar. Para aquellos que planean una visita, The Langham en la Quinta Avenida sugiere una opción perfecta para una visita inolvidable.

    La recepción de The Langham te invita a descubrir un espacio sereno con toques de modernidad, cortesía de un par de obras de Alex Katz.
    La recepción de The Langham te invita a descubrir un espacio sereno con toques de modernidad, cortesía de un par de obras de Alex Katz. Fotografía: Cortesía

    Una ubicación privilegiada

    En el corazón de Manhattan se erige orgulloso este edificio. Cuando Gwathmey Siegel, la firma de arquitectos detrás del edificio de The Langham, concibieron los primeros planos de este edificio, la meta era dejar una marca en el horizonte de Nueva York y ahora podemos decir que lo lograron.

    Su cercanía con lugares icónicos como el Times Square, el Parque Bryant o el Empire State le da una ubicación privilegiada. Además es una opción práctica porque todos los aeropuertos están al alcance en rutas de entre 35 y 60 minutos en coche.

    El Club Langham es un expacio reservado con experiencias y atenciones e lujo para pasar un rato de diversión dentro del hotel.
    El Club Langham es un expacio reservado con experiencias y atenciones e lujo para pasar un rato de diversión dentro del hotel. Fotografía: Cortesía

    Cuando entras a la recepción te reciben dos pinturas de proporciones épicas del reconocido artista Alex Katz, que se suman a nueve más de sus obras, las cuales decoran con su particular estética refinada las instalaciones del hotel.

    The Langham, emblema de comfort sofisticado

    Nadie quiere viajar y encontrarse atrapado en una habitación diminuta. Las habitaciones de The Langham son algunas de las más grandes de la ciudad, con amplios ventanales para disfrutar de la luz natural y una vista privilegiada al corazón de la Gran Manzana.

    La decoración minimalista con toques cálidos crea un ambiente sereno, perfecto para relajarte después de un día de exploración en la jungla de concreto.

    Ai Fiori, un sueño gastronómico

    El nombre de este restaurante se traduce del italiano a “a las flores”. Este restaurante hace honor a este con una instalación floral que se enreda por todo el espacio del restaurante, para transportarte a una atmósfera romántica que enmarca su menú.

    Ai Fiori es una celebración de las rivieras francesas e italianas, con una selección de vinos extraordinaria y un menú de creativos cocteles para acompañar.

    Así que comienza a planear tu escapada a Nueva York, alista tu playlist y prepárate para una de las mejores experiencias de tu vida en The Langham. Será un viaje inolvidable.

    Te puede interesar:

    Jenna Lyons se hizo la mujer más cool de Nueva York

    Dualismo detrás de la colección Dior Fall 2024 inspirada en Marlene Dietrich

    Miu Miu visualiza un verano lleno de moda y literatura

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos