martes, junio 18, 2024
More

    ¿Tienes miedo al fracaso? Aquí te decimos qué hacer

    En la búsqueda del éxito muchas mujeres nos vamos perdiendo de lo esencial de la vida, de las cosas que sí valen la pena compartirse

    En un mundo lleno de privilegios las mujeres de la actualidad están en la búsqueda del éxito, viviendo el día a día con un miedo frecuente a no ser suficiente, a fracasar, y aunque ambas definiciones son subjetivas, los medios de comunicación y la información que nos llega todos los días no está haciendo fácil para nadie el preocuparnos por los pequeños detalles y sí por lo imposible de alcanzar.

    «Van por la vida pensando que tener 10 mil seguidores es sinónimo de éxito, o tener un auto último modelo, cuando lo realmente importante es tener paz, una que no se consigue con deudas millonarias, ni con ideas preconcebidas de lo que es correcto y lo que no», nos comparte la terapeuta Elsa Rodríguez.

    En nuestra conversación me habla de una persona a la que conoció, y que siempre se quejaba de no tener tiempo para sus hijos, y que cuando ella le decía «baja las horas que trabajas», ella simplemente le decía «yo quiero que ellos tengan todo, por eso trabajo tanto», sin darse cuenta que ponía en primer lugar a sus actividades y que aunque tuvieran todo, no la tenían.

    Así como la mujer de la historia muchos de nosotros estamos más preocupados por subir la foto más linda de nuestros seres queridos, y menos por pasar tiempo de calidad con ellos, y no porque no sean lo máximo para nosotros, sino porque al intentar darles una vida exclusiva o un momento maravilloso, dejamos a un lado que nada cambia el tiempo de una conversación.

    «Las redes sociales se han vuelto parte de este problema, pasamos demasiado tiempo ahí, muchísimas horas pensando que los demás tienen la mejor vida sin darnos cuenta que al final ellos también podrían estar envidiando lo que nosotros tenemos. Cuando ves que otro ya alcanzó un objetivo que tú no el miedo a fracasar se hace más evidente», indica Rodríguez.

    Si tu mejor amiga ya se va a casar y tú no tienes novio el miedo a creer que no tendrás el anhelado éxito que ella sí está consiguiendo te nubla de las cosas que sí tienes, como un buen empleo, amigos, familia, una casa llena de objetos que te hacen feliz y viajes por todo el mundo, porque lo único que no ha llegado ocupa toda tu mente.

    Fotos: Pexels

    «Creo que eso también hace que las mujeres no se alejen de aquellos hombres que les hacen daño, los infieles, los golpeadores, ese miedo a fracasar, a que el mundo entero las juzgue por no haber sido suficiente las obliga a aceptar lo que no es importante, o lo que realmente les hará daño», continúa.

    Un filósofo francés llamado Alain dijo una vez que «el hombre que tiene miedo sin peligro, inventa el peligro para justificar su miedo», algo que parece adelantado a su tiempo, a uno en donde nos aferramos a la perfección para no aceptar que lo único que tenemos es miedo a no conseguir nuestros ideales, es por ello que la psicóloga nos da algunos tips para superarlo.

    No intentes ser perfecto

    «Sólo Dios es perfecto, por qué vamos por la vida creyendo que nosotros podemos serlo también», nos dice, al mismo tiempo que aclara que tampoco somos adivinos y no podemos saber lo que nos depara el futuro.

    Rechaza la dicotomía

    Deja de pensar que el hacer algo de forma perfecta es la única forma de hacer algo, si no te atreves a intentarlo nunca conseguirás llegar a un nivel óptimo en tu vida. Lograr algo y fracasar tiene más valor que no hacer nada.

    Evita decir «no puedo»

    A todas nos ha pasado por lo menos una vez en la vida que para no enfrentar los problemas o no hacer algo que nos genera miedo preferimos decir «no puedo», sin saber el error que estamos cometiendo y lo duro que vamos a pagar el no intentar algo.

    Pide ayuda

    Si este problema se está convirtiendo en algo extremadamente duro para ti, al grado de que no puedes hacer nada sin meditar sobre el miedo que te da hacerlo, lo mejor que puedes hacer es recurrir a un especialista, sobre todo a aquellos que realizan terapias grupales, ya que lo que puede hacer falta en ti es que no sabes cómo pedir ayuda.

    spot_img

    Otros artículos