jueves, febrero 22, 2024
More
    1x1 Pixel Ad Ad

    NYFW FW24: Willy Chavarria está reinando el urbe clásico de New York

    Una colección llena de detalles, coherente y cohesiva.

    La colección de otoño de Willy Chavarria originalmente iba a ser presentada exclusivamente a través de un cortometraje. «Toda la historia trata sobre el amor, la protección y nuestra necesidad de protegernos unos a otros», anunció el comunicado de prensa desde su estudio de Greenpoint Brooklyn, días previos al desfile.

    Continuo: «Para mí era difícil pensar en la ropa porque están sucediendo muchas cosas terribles en el mundo, por lo que sentí que la mejor manera de contar esta historia era a través de una película íntima donde puedas ver a las personas, sentir sus emociones y contar una historia que refleje cómo nos sentimos en el momento».

    Sin embargo, al final Chavarria decidió que necesitaba montar una presentación en la pasarela. La película, titulada «A salvo del daño» abrió el espectáculo, proyectada en una pantalla detrás de una larga mesa cubierta con un mantel de encaje blanco como un altar lleno de velas colocadas a modo de ofrenda.

    Dirigida por Chavarria, comenzó con la modelo Paloma Elsesser caminando por un pasillo y entrando a una habitación donde abraza a un hombre, interpretado por Chachi, amiga, musa y modelo siempre presente en los espectáculos de Chavarria.

    Willy Chavarria FW24 en NYFW

    En tomas rápidas hubo escenas que mostraban levantamiento de pesas, pantallas divididas e iglesias. Al final del corto comenzó el verdadero espectáculo.

    Para el otoño, Chavarria amplió su vocabulario sartorial, tomando prestado el glamour particular de la clase alta británica de la década de 1980, especialmente mediante el uso de lujosas lanas a cuadros y estampados de pata de gallo que contrastaba con chaquetas de cuero y detalles de motociclista. Era una mezcla del clásico y la urbe moderna.

    Una prenda que deslumbró fue la camisa de cuello alto de pata de gallo con el logo de Chavarria bordado en el pecho, usada por dentro de pantalones plisados y combinada con una versión de cuero de una chaqueta deportiva con una cremallera dorada y una pequeña cruz dorada como tirador de la cremallera.

    Todo era muy realismo ejecutivo. Un grupo de suéteres de punto de ochos también añadió una dosis de élan. Un modelo tenía un estilo clásico, con una camisa negra de algodón con botones metida en unos vaqueros de lavado oscuro. Llevaba un bolso estructurado en un hombro y llevaba un suéter de punto azul marino atado justo alrededor de su cuello. 

    Vimos un elegante traje gris de Dilone, combinado con un abrigo de gran tamaño, que era muy clásico. También fueron clásicos los chándales y las camisas blancas con botones y sutiles rayas en tonos azules o burdeos.

    La colección fue sumamente rica, llena de detalles, coherente y cohesiva. El reinado de Willy Chavarria se está haciendo sentir en niveles donde su influencia e intrincada confección está dictando la moda de New York.

    Te puede interesar:

    NYFW FW24: Phillip Lim de todo para todos

    NYFW FW24: Collina Strada de músculo femenino y perfección en confección

    NYFW FW24: Un Prabal Gurung romántico, lujoso y más maduro

    1x1 Pixel Ad Ad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos