sábado, junio 15, 2024
More

    Atletas que combinan el mundo de la moda con el deporte

    La moda y el deporte colisionan en torno al entretenimiento y estas son las estrellas que dictan la tendencia dentro y fuera de la cancha.

    Héctor Bellerín ahora puede agregar un nuevo título a su currículum: Futbolista, modelo, fundador. El que en ocasiones ha sido llamado uno de los futbolistas mejor vestidos del mundo caminó en la pasarela SS20 de Louis Vuitton por Virgil Abloh y protagonizó campañas para Golf Wang, una de las líneas de ropa de Tyler, The Creator. Ahora, el se abre paso con Gospel Estudios, una firma inspirada en su gusto personal. Cada vez es más común ver como la moda y el deporte convergen en diferentes arenas, ambas compartiendo un objetivo en común: Entretener.

    Lo vimos hace 10 años con el desfile en una cancha de basquetbol de Givenchy, lo vemos 10 años después con la montaña que Lacoste construyó en el Roland Garros para su regreso triunfal en la Semana de la Moda en París.

    Lo vimos hace más de 20 años con la unión entre Yohji Yamamoto y Adidas para crear Y-3, lo vemos ahora en la gira de prensa de Challengers, donde Tashi Dun… digo Zendaya nos dio look tras look reinterpretando los códigos del tenis con humor y gusto.

    Esta relación la podemos remontar incluso antes. El Museo de las Artes Decorativas de París dedicó una exposición a explorar esta relación, con la ilustre participación del uniforme de Jorge Campos y los conjuntos de las edecanes de México 68 (probablemente la edición con el mejor trabajo de branding del siglo XX si no es que de la historia de los Juegos Olímpicos)

    ¿Por qué nos interesa tanto la unión entre moda y deporte?

    La respuesta, creo yo, yace en la contradicción y la disciplina. En el deporte la estética pasa a segundo plano, priorizando la funcionalidad y lo utilitario. Es en la restricción donde podemos encontrar aquellas elecciones creativas que lo cambian todo. Claro, hay algunos deportes donde la estética es clave. La gimnasia rítmica, el patinaje y la natación artística no se verían igual si todos compitieran con leotardos negros.

    Para Serena Williams jugar un partido en un set de mezclilla de Nike probablemente no sea lo más práctico, pero crea una declaración de estilo que conecta los cánones del tenis con su cultura. Ella es una de las mujeres que más destaca en el deporte por su entendimiento del estilo personal, en parte porque estudió diseño de moda.

    Ahora entran nuevos jugadores a la escena, Coco Gauff continúa el legado de las Williams y Caitlin Clarke y la WNBA confirman que los deportes liderados por mujeres están captando más atención tanto del público como de marcas de moda y belleza como Glossier, Fendi y Prada.

    LVMH como patrocinador de los juegos olímpicos de Paris 2024 enlistó a múltiples atletas olímpicos y paralímpicos como embajadores. Nadal y Federer protagonizan una nueva edición de la campaña Core Values de Louis Vuitton

    Una relación simbiótica

    Así como la moda inspira al deporte, podemos decir que aplica esta relación a la inversa. El ejemplo más claro son las colaboraciones entre marcas deportivas con firmas de diseño experimental. Chitose Abe de Sacai creó una de las siluetas de sneakers más deseadas con Nike. Salomon se volvió una de las marcas mas deseadas con los sneakers en colaboración con MM6 Maison Margiela que usó Rihanna para su presentación en el Super Bowl.

    Pero también existen otras propuestas que subvierten lo deportivo con un toque ornamental. Christelle Kocher de Koché creó un vestido especial para la escultura de Nike, la diosa griega de la victoria. En México se volvió una tendencia en sí combinar jerseys de futbol con elementos románticos como lazos y encaje, siendo las piezas de Sentimiento emblemáticas de esta tendencia.

    La intersección entre estilo y masculinidad

    Sin duda el efecto más curioso de este fenómeno es como los deportistas se convierten en curadores de estilo e influencias. @checkthetag, una cuenta de Instagram con sede en Brazil frecuentemente documenta los looks custom que usa Lewis Hamilton para salir a la pista de carreras.

    Más allá del Halftime Show, la llegada de los atletas del Super Bowl se convierte en un desfile de moda multimarca con la participación de Louis Vuitton, Dior, Prada, Bottega Veneta, entre otras. Travis Kelce en particular es fan de firmas independientes como Collina Strada y Bode.

    En esta nueva era de entretenimiento, es interesante imaginar como los atletas, adoptando un estilo más experimental, podrían terminar influenciando hasta a los fanáticos más conservadores. La próxima vez que escuches a un grupo de amigos o familia hablando de futból, que no te sorprenda si el nombre Rick Owens se cuela en la conversación.

    Te puede interesar:

    Zendaya, Challengers y el tenis: Una nueva obsesión a la vista

    Cómo llevar las faldas transparentes en tendencia de la ciudad a la playa

    Serena Williams y su impacto en el mundo de la moda y el deporte

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos