sábado, junio 22, 2024
More

    «Breakfast at Tiffany’s»: La historia del icónico vestido de Audrey Hepburn

    Una de las películas más importantes en la vida de Audrey Hepburn está celebrando 61 años de haberse estrenado…

    «Breakfast at Tiffany’s» es por excelencia una de las películas más importantes tanto para el mundo del cine como para el de la moda.

    Desde el primer cameo de Audrey Hepburn (Holly Golightly), la elegancia se hace presente y nos remite a un escenario de drama junto con algunas perlas de por medio, catapultando a la actriz para siempre.

    La cinta de Truman Capote ha trascendido con el pasar de los años, convirtiéndose en una de las favoritas de diversas generaciones tanto por su estética como por su trama, el guión y producción, sin dejar de lado el vestuario pero particularmente aquel little black dress que la protagonista inmortalizó.

    El vestido de Audrey Hepburn en «Breakfast at Tiffany’s»

    El diseño a cargo Hubert de Givenchy, fue pensado como un vestido de cóctel, sin embargo, con el pasar de los años fue más que eso, pues se convirtió en la pieza clave de la película, así como el protagonista del look principal y un lazo eterno de amistad.

    Sencillez y elegancia, eso es lo que define al look completo de Audrey Hepburn en la película: Un vestido de satén negro con escote recortado a la espalda, guantes largos y collar de vueltas de perlas firmado por Tiffany&Co. Que se convirtió en uno de los más emblemáticos.

    El vestido negro en «Breakfast at Tiffany’s» no fue más que una prueba eterna de amistad entre Audrey Hepburn y Hubert de Givenchy, pues se comenta que la propia actriz fue quien pidió (incluso por contrato) que únicamente él la vistiera para la cinta.

    Givenchy no solo fue su diseñador de cabecera, fue su confidente y amigo, él estuvo a cargo del diseño de sus dos vestidos de novia, con los que llegó al altar, primero con Mel Ferrer y después con Andrea Dotti.

    Además de que la posicionó como la primera actriz protagonista de una campaña publicitaria de perfume, pues en 1957, él creo una fragancia exclusivamente para ella.

    La historia del vestido negro que Audrey Hepburn llevó en «Breakfast at Tiffany’s» se traduce en ello, una amistad icónica y eterna con Hubert de Givenchy, quien la convirtió en su musa y mejor amiga. Ellos fueron uno de los dúos más importantes en la industria de la moda.

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos