martes, julio 23, 2024
More

    Chanel Haute Couture Otoño-Invierno 2024 cautiva la Ópera Garnier

    ¡Lo que importa es Chanel!

    Chanel presentó hoy martes, su más reciente pasarela de alta costura. La primera desde la abrupta marcha de la diseñadora Virginie Viard a principios de este mes. Todo fluyó sin una pizca de caos, de hecho en las redes sociales muchos atribuyeron a la colección como una de las mejores en un buen tiempo.

    Celebridades como Keira Knightley, Michelle Williams, Olivia Dean y Sadie Sink asistieron al desfile en la Ópera de París. Los invitados estaban listos, muy temprano en la mañana para la colección preparada por el equipo de estudio mientras la marca busca a su nuevo director creativo.

    La colección telegrafiaba continuidad con capas de tafetán, vestidos de noche bordados con cristales y una plétora de vestidos hasta la rodilla y trajes de falda, aunque su enfoque en la elegancia sofisticada podría indicar que la casa está corrigiendo su rumbo después de cortejar al voto de los jóvenes.

    ¿Qué pasó con Virginie Viard?

    Pero la pregunta en boca de todos los invitados y prensa era: ¿Qué pasó para que la casa se separara tan repentinamente de Viard, que había estado con Chanel durante 37 años, incluidos cinco años al mando del diseño? La decisión fue particularmente sorprendente ya que solo unas semanas antes, la directora ejecutiva global Leena Nair elogió a la diseñadora al informar los resultados récord de 2023.

    El martes, Bruno Pavlovsky, presidente de moda y presidente de Chanel SAS, en un comunicado a la prensa agradeció a Viard por dirigir con éxito la marca después de la muerte de su director creativo de toda la vida, Karl Lagerfeld, en 2019.

    «Hizo un trabajo realmente notable. Dicho esto, a veces se llega al final de un ciclo. Agradezco a Virginie desde el fondo de mi corazón todo el trabajo que ha hecho en Chanel, pero al mismo tiempo, creo que la marca está lista para su próximo capítulo».

    Sin mucho más agregó: «No me detendré en la razón por la que nos separamos», objetó. «No hay controversia. Si sucedió así, es por una buena razón, y ahora tenemos que mirar hacia el futuro».

    Sobre el sucesor, Pavlovsky dijo que la marca se tomaría su tiempo para elegir un sucesor. «No hay nadie esperando entre bastidores», dijo. «Las cosas sucederán de manera simple y gradual en las próximas semanas y meses». Cerrando así especulación que la marca puede funcionar sin un comandante al mando.

    Vale destacar que Chanel, la segunda marca de lujo más grande del mundo con ingresos de $19.7 mil millones el año pasado, es lo suficientemente poderosa como para resistir un traspaso prolongado.

    Las notas de la colección de la marca subrayaron que hay 150 personas trabajando en seis talleres solo en su división de alta costura.

    Chanel Haute Couture Otoño-Invierno 2024

    El desfile del martes se basó en la estrecha y larga relación de la casa con la ópera. Chanel, patrocinadora de la gala de apertura de la temporada de danza desde 2018, ha diseñado tutús y tiaras para sus bailarines Étoiles y ha apoyado la creación del ballet juvenil de la institución.

    Esta colección se inspiró en los códigos clásicos de Chanel, con una sastrería estilizada, adornos suntuosos y una preponderancia del negro.

    Las opciones de noche incluyeron un trío de vaporosos vestidos de bailarina negros adornados con bordados de cristal; un elegante abrigo negro tachonado con cintas doradas en 3D y capas de tafetán en marfil, fucsia o negro que se abrían elegantemente mostrando sigilosamente las piernas.

    Había un aire de los años 80 en looks como un entero rosa pálido con volantes y el amplio vestido de novia color marfil. Vimos un look del glamour formal en las modelos, cuyo cabello estaba peinado hacia atrás en coletas bajas aseguradas con enormes lazos negros de muaré.

    Pero también se sintió un aire relajado en looks como camisetas y vestidos, chaquetas de tweed de chenilla y pantalones de jersey inspirados en los trajes de la fundadora Gabrielle «Coco» Chanel para «Le Train Bleu» en 1924.

    El equipo del estudio se permitió un poco de experimentación, cortesía de un jersey lacado que se utilizó con distintos grados de éxito, destacándose en un amplio vestido lencero beige con un corpiño cristalizado adornado con plumas de avestruz blancas.

    En general, fue un esfuerzo colectivo quería confirmar que la marca es más fuerte que cualquier diseñador individual. Lo que importa es Chanel.

    La marca no dio ninguna señal de la colaboración de Viard para esta colección. Especulando los tiempos necesarios para confeccionar un atuendo de alta costura (400-1000 horas) asumimos que alguna influencia creativa de la diseñadora resta en la colección, sin embargo el equipo de Chanel toma el triunfo de esta aunque nadie salió a tomar la reverencia luego del show.

    Te puede interesar:

    Haute Couture FW24: Dior se envuelve en el espíritu atlético

    Daniel Roseberry honra el poder transformativo de Schiaparelli en la Alta Costura Otoño-Invierno 2024

    Iris Van Herpen presenta la colección Alta Costura Otoño-Invierno 2024

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos