viernes, mayo 24, 2024
More

    Cuatro tendencias que confirman que estamos regresando al 2010

    Pareciera que el tiempo se acelera y las tendencias también, ahora, miramos a la década pasada con una nostalgia característica.

    Llevo diciéndolo un tiempo, estamos viviendo un déjà vu en la moda. Y es que con la llegada de tendencias como “Quiet Luxury” en 2023 y ahora la “Office Siren” una nueva oleada de minimalismo y referencias vuelven a aparecer en el radar con un recuerdo muy específico. En el análisis sobre minimalismo y economía hablaba de los efectos del contexto socioeconómico en como nos vestimos. Los millennials adoptaron una estética “profesional” ante la crisis económica y laboral. La Gen Z respondió a la pandemia con una explosión maximalista con influencias de los años 2000.

    Ahora, parece que el reloj avanzó unos años más y comenzamos a ver las primeras señales de que los 2010 ya se sienten lo suficientemente lejanos para que sea referencia de nuevo. La época de “Girls” y los hípsters está marcando las tendencias que seguirás. Aquí, ejemplos de algunas de ellas.

    Los peplums, un recuerdo de feminidad

    Probablemente si saliste de fiesta (o a una piñata) entre 2012 y 2015 tuviste un top con peplum en un material similar al neopreno. Este elemento de diseño se remonta al renacimiento en una primera versión. El peplum encuentra su popularidad a finales de la Segunda Guerra Mundial como una reacción contra las siluetas rectas y discretas que tenían que usar las mujeres. En los años 80 diseñadores como Thierry Mugler y Claude Montana lo retomaron como parte de una reexaminación de estilos clásicos.

    Sin embargo, los peplums que ahora veremos no son como los que usaste hace una década, sino que vienen con una estructura más rígida, que permite enfatizar la cintura de forma más dramática. Lo vemos en diseñadores como Robert Wun y Christopher John Rogers que presentan peplums con una construcción compleja.

    Pero el que más recordamos es el vestido de Louis Vuitton que Emma Stone usó en la más reciente entrega de los premios Óscar, donde ganó a Mejor Actriz por su interpretación en Poor Things.

    El efecto globo nos hará volar

    Jacquemus nos sorprendió con proporciones esféricas y mangas cuando se presentó en el palacio de Versalles. Su inspiración fue la Princesa Diana de Gáles pero Simon no estaba tan alejado de lo que se volvería tendencia.

    El efecto globo está apareciendo en tops (con peplum) y faldas en múltiples colecciones. La falda globo es la respuesta de 2024 a los años 80 y a la falda skater que era un esencial en el guardarropa femenino hace solo unos años. Esta silueta se destaca por el movimiento que genera y su volumen, dándole un poco de dinamismo visual a cualquier outfit.

    Working 9 to 5, what a way to make a living!

    La oficina también se vuelve objeto de inspiración en las pasarelas. Ya sea en Prada con los cubículos con proyecciones de la naturaleza o en Boss con su imaginación de cómo sería el espacio de trabajo futuro. Lo sartorial retoma el protagonismo de ahora en adelante, con una silueta sumamente que va de lo ajustado a lo relajado.

    Esta es una reinterpretación del “Business Casual” que fue tan prevalente a principios de la década pasada. Pero viene acompañada de cierto gusto nostálgico por los años 90 como vemos en las pasarelas de Helmut Lang o en las fotografías de Altuzarra.

    ¿Y qué dicen las tendencias de zapatos?

    No se quedan atrás, una de las obsesiones más inesperadas de la temporada son las ballerinas de mesh, ya sean de Khaite o de Alaïa, este tipo de calzado es la contraparte a los sneakers que cada vez se vuelven más voluminosos. También los zapatos de vestir, como loafers o boat shoes se vuelven una opción sofisticada incluso para un contexto cotidiano.

    Es irónico ver como se re-editan algunas ideas que ahora consideramos cringe, ¿quién hubiera pensado que el peplum volvería a ser tendencia? Sin embargo, lo interesante es como todo se va refrescando en un ciclo continuo de referencias. Aunque probablemente no volvamos a recrear los leggins de galaxia o blazers ajustados en tonos pastel, ¿Será que los collares statement también hagan un comeback en el futuro próximo?

    Te puede interesar:

    Minimalismo y Economía: Espejismos del Futuro

    Día Internacional del libro: 5 libros de moda que necesitas en tu estante

    Zendaya, Challengers y el tenis: Una nueva obsesión a la vista

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos