jueves, febrero 22, 2024
More
    1x1 Pixel Ad Ad

    Dremel y MSCHF lanzan su nuevo producto: Gobstomper

    Una fusión entre la cultura pop y las herramientas, innovadora manera de inspirar la creatividad…

    En la búsqueda de la originalidad, las marcas se esfuerzan por presentar productos que no solo sean ediciones limitadas, sino que también incluyan al consumidor en el proceso de diseño. Una tarea que MSCHF y Dremel han logrado.

    Diseño del Dremel x MSCHF Gobstomper

    El atractivo principal de este nuevo lanzamiento es la personalización: una zapatilla que viene con un kit de trabajo para explorar tu lado más creativo. Inspirado en los dulces Gobstopper presenta capas de colores que se revelan con el uso y desgaste.

    La paleta de tonos se centra en negro y blanco, con toques en azul real ubicados en el talón y la entresuela. Con la compra se entregan herramientas que incluye el Dremel 4000 para trazar en el tenis.

    Están disponibles desde el 28 de noviembre y se pueden adquirir en msch.com por un precio de 350 dólares.

    ¿Qué es MSCHF?

    Es un colectivo artístico que nació en 2016 a partir de la idea de Gabriel Whaley, un ex empleado de BuzzFeed que combinó sus habilidades para crear un espacio enfocado en la expresión del arte. Su acrónimo «MSCHF» significa «Mischief», que traducido al español significa travesura.

    Conocidos internacionalmente por sus creaciones que más allá de incursionar en la industria de la moda han estado presentes en medios visuales y tecnológicos. Son expertos en elaborar proyectos virales que pueden incomodar a las personas.

    ¿Cuál es el objetivo de MSCHF?

    Sus trabajos no son repetitivos y se presentan como ediciones limitadas; su intención es generar una reacción. No producen para cumplir con las tendencias o demandas del mercado; utilizan su ingenio para cuestionar y enviar mensajes a la sociedad, incluso tomando posturas políticas.

    Las creaciones más famosas de MSCHF

    En 2019, empezó a circular por redes una edición que tomaba el molde AIR MAX 97 para crear los «Jesus Shoes» que decían contener agua bendita y un crucifijo, se vendían por un aproximado de 3,000 dólares.

    Una colaboración con el cantante Lil Nas X resultó en una demanda a la empresa por parte de Nike ya que usaron sus diseños en la salida de los tenis «Satan Shoes», que contenían sangre humana, un colgante en forma de pentagrama y un versículo bíblico.

    Las Big Red Boots dieron la vuelta al mundo; estas icónicas botas se inspiraron en el famoso calzado de Astro Boy, un personaje de manga, y rápidamente empezaron a ser llevadas por algunas celebridades.

    Dentro de la amplia variedad de empresas dedicadas a elaborar artículos de moda o entretenimiento, resaltan aquellas que toman lo convencional y lo convierten en controversia.

    Te puede interesar:

    MSCHF lanza unas nuevas botas con Crocs al estilo «Astro Boy»

    Louis Vuitton tiene la bolsa más pequeña del mundo

    Big Red Boots: Todo lo que sabemos de las (virales) botas de Astro Boy

    1x1 Pixel Ad Ad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos