martes, febrero 27, 2024
More
    1x1 Pixel Ad Ad

    Elyfer Torres: Amar es un acto revolucionario

    La actriz ha demostrado que para cumplir los sueños, no hay limitantes aunque se no haya hecho creer así…

    Créditos:
    Fotografía: Zoé Gómez.
    Realización: Sergio Valenzuela.
    MUAH: Luis Velveet.
    Producción: Afra Cuellar.

    En los últimos años, Elyfer Torres ha enviado un gran mensaje a través de su trabajo y acciones, por lo cual se ha consolidado en el mundo de la actuación, pero también en la sociedad, siendo inspiración para las generaciones del presente y también del futuro.

    La misión de ella fue clara desde un principio, cuando era niña, convertirse en actriz era su sueño, sin importar todos los obstáculos que intervinieran en el camino. Así lo recuerda en íntima conversación con Marie Claire: «Cuando somos niños no tenemos conciencia de muchas cosas y realidades, esa mentalidad es un privilegio que los niños tienen».

    «Cuando crecemos se va perdiendo, lo que pasaba en mi cabeza es que para mí, ser actriz sí era una posibilidad, para mí no existían los limitantes de ‘tú no puedes o estos espacios no te pertenecen'», en ese momento, lo único que ella quería era disfrutar lo que más le gustaba y darse la oportunidad de conectar.

    Y es que, afirma: «Sí existe esa conexión contigo, es muy interesante como ser humano, a la edad que sea saber que hay más, creo que he sido una persona muy curiosa, la curiosidad es lo que me impulsó a seguir avanzando para ver lo qué pasaba».

    La más grande motivación

    Lo que ha hecho diferente a Elyfer Torres del resto es que la rebeldía emerge de su sangre, así recuerda el camino de sus dos padres, quienes tuvieron que luchar parea ser esas personas a las que tanto admira, para ella: «No tener que hacer lo que los demás están haciendo», es parte de su espíritu, junto con la convicción que la lleva a hacer cosas grandes.

    Vestido: Sfera.

    Hoy, puede decir abiertamente: «Si no actuara no sé qué haría, me volvería una persona muy infeliz», y aunque el camino no ha sido fácil, tener algo por lo que luchar la ha acompañado en el viaje. «Agradezco mucho tener a los papás que tengo, el hermano que tengo, haber tenido la realidad que tuve, haber crecido donde crecí, hoy me da la fortaleza de luchar por algo más importante y seguir avanzando por las cosas que creo», expresa.

    En la conversación, la actriz mexicana recordó la frase que un día, uno de sus mejores amigos en la industria musical le dijo: «Tú y yo tenemos algo que es muy difícil de encontrar, HAMBRE«, partiendo de ello, afirma: «Hay que obedecerla, hay que llenarla, sea cual sea el motivo por la que esté ahí».

    Siempre mostrándose orgullosa de su mamá y volteando a ver todo lo que ha logrado en este tiempo, afirma: «Con lo que tengo, tengo que hacer lo que puedo». En ese punto es en el que se encuentra el mensaje que ha transmitido a través de sus acciones con la misión de trascender más allá de la pantalla. «El hambre no va de quiero más dinero, va de encender mi alma», apunta.

    Un propósito que surge del corazón

    «Crear con un propósito te cambia la vida», ella lo ha demostrado en cada uno de sus pasos. Su protagónico en «Betty en NY», solo ha sido uno de tantos; para ella, sus amigos y la gente que la rodea también es fundamental en su vida: «Yo sí quiero llegar a estos espacios, y cuando esté ahí, subir a todos mis amigos».

    Entre sus sueños, nos confesó que está el hacer una serie y que todos sus amigos formen parte del cast, tener a mujeres al frente de la dirección y hacer un equipo increíble, con gente talentosa y que admira, pues como bien dice ella: «Si me rodeo de gente que sueña en grande, van a alimentar mi alma y corazón».

    Algo que también define a Elyfer Torres es el hecho de tomar riesgos: «Yo he tomado varios, he dicho ‘no’ a varios proyectos donde no está mi corazón», y es que eso, para ella, es de gran importancia, al recordar la responsabilidad que tiene con sus fans y con el público en general.

    «Me siguen niñas de 12-13 años, y quiero que escuchen, lean y sepan lo que para mí es importante de verdad, cosas que a mí me tomó mucho tiempo entender, las pueden leer y entender en tres minutos, si es así, mi trabajo ya está hecho».

    Vestido: Sfera.

    Agrega: «Tener la responsabilidad de que otra persona que está creciendo, lo haga de la mejor forma posible y yo no ser el medio de opresión que le diga que no puede, yo no me quiero convertir en eso, quiero que se vean en mí y sepan que también pueden lograrlo».

    Junto con un mensaje para las mujeres en general: «Que sepan que hay más que la belleza o caber en un estereotipo». Para ella no hay límites, pues: «Mientras más grande sueño, siento que tengo más capacidad para cumplir, necesito ser mejor para mí, creer en lo que estoy haciendo. Si hago algo en lo que no creo, me estoy traicionando».

    Así es como completa: «Si haces algo sin corazón, se siente, no comunicas nada, hay personas para cada cosa, para cada proyecto».

    El amor como acto de rebeldía

    Constantemente durante toda la entrevista, Elyfer Torres recordó y citó a diversos amigos, a quienes concibe como familia, personas que han estado por y para ella, motivándola y creando a la vez, un circulo de magia. «Sin ellos no tendría la misma mentalidad, ya ma habría caído hace meses y años».

    De tal manera es como recuerda entre risas: «Mucho tiempo quise ser cool, y esa es la estupidez más grande a la que pude aspirar a ser en algún punto de mi vida, porque la gente cool es la que no aspira a ser cool, es la que es fiel a sí mismo. No aspires a ser cool, busca tu autenticidad porque ahí está la clave».

    Hoy con diversos proyectos por delante y algunos otros que la han consagrado en la industria, menciona: «El trabajo del actor es de los más bellos del mundo porque tiene que ver con saber de todo», lo cual ha descubierto al hacerse responsable de sus sueños y lo que ello implica, sin dejar de prepararse y de descubrir miles de posibilidades.

    Para Elyfer Torres permitirse sentir también es fundamental, hasta el punto de amar como un acto revolucionario que puede cambiar vidas. «Permitirnos ternura y amar es un acto radical contra el sistema, amar y ser amado, buscar colectividad y espacios donde hay conexión de verdad es revolucionario, nadie tiene porqué quitárnoslo».

    Falda: Mariandrée Gaitán. 
    Chamarra: Alersundi.
    Joyería: Liria Jewels. 

    Es justo eso lo que la define como mujer, actriz y figura pública con una misión. «Ser adulto se trata de volver a ser niño, la vida no va de aprender, va de desaprender, yo pienso en mi niña y digo ‘ella podía todo’. Quiero que las personas que nos lean, tengan esa capacidad de decir ‘tengo alas, tengo que desempolvarlas’«.

    Para así llegar al valor de representación, pensar en local y encontrar el poder y potencial que tiene, como ella bien lo señala la falta de eso es la raíz de la violencia en la que vivimos. Su papel en el medio ha sido crucial para esta sociedad, al tanto, menciona: «Si tengo una plataforma, la tengo que usar porque soy consciente de defender lo que tengo hoy y que quiero que otros lo tengan».

    Con una ternura radical y suavidad sana, así es Elyfer Torres, a través de su propósito manda un mensaje importante en la sociedad que puede llegar a romper barreras y transcender en el tiempo.

    Te puede interesar:

    Carmen Arrufat: Más allá de Sara en «Élite»

    Belén Soto y su experiencia como una «Mujer Power»

    Claudia Ramírez: Entre «Confesiones» y una trayectoria llena de aprendizajes

    1x1 Pixel Ad Ad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos