miércoles, abril 17, 2024
More

    PFW FW24: El grandeur de Rick Owens sigue creciendo

    A lo mejor será Rick Owens quien diseñó los trajes espaciales para el turismo de lujo espacial. 

    En la mansión Place du Palais Bourbon disfrutamos la última pasarela de Rick Owens. Como lo hizo durante la temporada masculina de enero, Owens cambió la grandilocuencia (su palabra) de sus espectáculos en el Palacio de Tokio por una versión más íntima.

    La visión singular y amplia de Owens sigue siendo monumental, a lo mejor el espacio es más íntimo pero su fashion está gozando un «grandeur» más que nunca. 

    En la pasarela vimos hombros como alas de murciélago tan altos que rozaban con los lóbulos de las orejas. El textil acolchado se vio en los chalecos que envolvían los torsos como si fueran caparazones protectores, y las botas de cuero y plumas que imitaban a las de goma inflables que vieron en su pasarela masculina.

    Era una especie de Matrix Interespacial, ya que estos looks evocaban trajes espaciales, como si sus modelos acabaran de regresar de dar un paseo por el espacio. A lo mejor será Rick Owens quien diseñó los trajes espaciales para el turismo de lujo espacial

    Rick Owens FW24 en Paris Fashion Week

    Seguimos con la pasarela, vimos un vestido rosa intenso usado por Hannah Rose Dalton de Matières Fécales que simulaba tener alas en la espalda. Como vestidos tipo suéter que estilizan el cuerpo desde el escote hasta los zapatos de plataforma, con un ojo de buey en la espalda y vestidos drapeados al bies extremadamente elegantes complementados con capas de piel de oveja que se hacía referencia a los años 30 en un neo-diseño del mismo. 

    Owens es uno de los últimos diseñadores independientes en pie de París por lo que puede hacer lo que quiera. Esta fue una colección en la que sus instintos góticos se enfrentaron a su inclinación por las siluetas de diosas, con una fantasía  agudizada en aires victoriosos.

    Los abrigos de mohair peludos con muestras de piel de oveja que agregaron definición a los hombros que estaban inspirados en versiones de mantas militares que hizo en sus primeros días como diseñador en Hollywood.

    La colección apetece vestirla toda, es extraña, es inusual pero es deseable y quieres ser parte de su repertorio de clientas. Las fascinantes siluetas, las botas de los pantalones acolchadas, el unicolor en merinos y los volúmenes de capas y cuellos presentan a una mujer cool, que no muestra ni un centímetro de escote o piel pero es sumamente sexy y fuerte.  

    Te puede interesar:

    PFW FW24: Balmain como un buen vino

    PFW FW24: En Off-White, una alegría inagotable frente a las circunstancias

    PFW FW24: Chloé vuelve a sus raíces del Boho Chic

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos