miércoles, abril 17, 2024
More

    Rihanna en Dior y 5 datos sobre su último desfile de alta costura

    En el primer día de la Semana de la Alta Costura, Rihanna y Björk hacen apariciones sorpresa en Dior

    En el Museo Rodin, María Grazia Chiuri presentó su nueva colección de Alta Costura para Dior con celebridades e invitados internacionales entre el público, algunas de ellas apariciones inesperadas. Descubre 5 datos clave de la colección.

    Una front row destellante

    Rihanna fue una de las invitadas especiales, vistiendo un conjunto de la colección Otoño-Invierno 2023 que combinó con un audaz beauty look con labios delineados de negro. La cantante asiste a eventos de forma más esporádica por lo que sorprendió con su presencia. La última vez que estuvo en un desfile de Dior fue durante su primer embarazo en 2022. Otras invitadas especiales fueron Natalia Vodianova, Natalie Portman, Felicity Jones en un look de Crucero 2024 con un cinturón en colaboración con el taller mexicano Plata Villa y Anya Taylor Joy, estrella de la campaña del renovado Rouge Dior.

    Una oda al entramado

    El set estuvo a cargo de la artista italiana Isabella Ducrot con una instalación de 23 vestidos monumentales inspirados en los vestidos de sultanes otomanos. Estos fueron bordados por la Escuela de Artesanía Chanakya en India, un colaborador frecuente de la casa francesa.

    Poesía y ritmo en Dior

    El soundtrack por Michel Gaubert incluyó canciones de diferentes artistas mujeres como Fabiana Palladino, Julia Holter y la banda Austra. La actriz y modelo Violeta Sánchez narra el poema To Weave is Human escrito para Ducrot por Patrizia Cavalli. La canción más sorpresiva fue Oral, la colaboración entre Björk y Rosalía.

    Textiles como una forma de contemplación

    El terreno de la alta costura es donde se subliman los sueños. En esta ocasión Maria Grazia volteó hacia el textil como un punto focal. Las primeras salidas reinterpretan la gabardina de algodón en diferentes siluetas y drapeados. El muaré, sin embargo, es el protagonista de la colección. Esta tela se elabora en Lyon a través de técnicas de tejido presurizado a mano. Su efecto gráfico denota la cualidad artesanal de este material, evidencia de su valor precioso.

    El espíritu de Christian Dior en la modernidad

    Chiuri voltea de forma contínua al archivo como prueba de su atemporalidad. Para esta temporada las referencias son la silueta La Cigale de 1952, particularmente por el uso del muaré y los estilos del siglo XVIII. El vestido Mexique de 1951 es reinterpretado en esta colección.

    Te puede interesar:

    Haute Couture SS24: Dior como un «Aura» de textiles perfomativos

    Rosalia y Björk estrenan «Oral», una colaboración con fines benéficos

    Dior Men FW24: La danza entre realidad y fantasía

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos